Atlas & Maps

Geografía e Historia de Ática – Grecia

0

Ática es una provincia de Grecia, situada en el centro del país. Limita con el mar Egeo y con las regiones griegas de Stereá Eláda, al norte, y Peloponeso, al oeste.

Medio físico

Administrativamente pertenecen a esta región las islas del golfo Sarónico: Agistri, Dokos, Égina, Hidra, Poros, Salamina y Spetses. Así como la isla de Cítera, que antes pertenecía al grupo jónico.

La llanura de Atenas está rodeada por tres montes: el Himeto, el Pentélico y el Parnitha. El monte Himeto o Imitós, de 1.026 m. El monte Pentélico, de 1.109 m. es el que sirvió de cantera de mármol para los principales monumentos de Atenas. En sus proximidades existe una gruta con estalactitas. El monte Parnitha o Parnes es la cima más elevada del Ática, con 1.413 m. y está cubierta por un inmenso pinar (Pinus halepensis) y por el abeto griego (Abies cephalonica).

El cabo Sounio es una de las diez reservas protegidas por el gobierno griego en un intento de proteger su fauna y flora autóctona. Fue creado en 1974 en un área alargada de 3.500 has. a tan solo 50 km. de Atenas. Su interés histórico, geológico y paleontológico se explica por los restos de minas y antiguos talleres, así como asentamientos del Paleolítico y Neolítico, como en la cueva Kitsos (2 km. al norte de Agios Konstantinos). Donde se han encontrado restos paleobotánicos y paleontológicos y fósiles de especies botánicas que, en la actualidad, no se encuentran en la región: pino negro (Pinus nigra), boj (Buxus semperrirens), fresnos (Fraxinus) y crylus. Y otras que ya no se encuentran en toda Grecia: Pinus maritima, alcornoque (Quercus suber). También se han encontrado huesos de gallina, lo que demuestra que su presencia en suelo griego es muy antigua. Actualmente, la mayor parte del parque aparece cubierta de bosques de pinos y arbustos mediterráneos. Entre la abundante vegetación herbácea destaca la presencia de una especie endémica: la centaurea laureotica. Por su parte, la fauna es muy limitada, se pueden encontrar al zorro, chacal, liebre, erizo y otros pequeños mamíferos y serpientes. Hasta finales del siglo XIX había abundantes jabalíes, que se han extinguido. Entre las aves, destaca el halcón, la lechuza, el cuervo, etc.

El parque nacional de Parnitha se fundó en el año 1961 y tiene una superficie de 3.800 has. Su altitud comienza a los 400 m. (en su extremo sur, en Metochi) y alcanza las cotas más altas en las cimas de Karabola (1.413m.), Ornio (1.350 m.), Xerovouni (1.120 m.), Lagos (1.150 m.) y Aeras (1.160 m.). Principalmente está cubierto por bosques de abetos, aunque, también se encuentran, por debajo de los 800 m. de altitud, bosques de pinos y vegetación de arbustos típicos mediterráneos; además, en las cercanías de los ríos y riachuelos hay plátanos, sauces, olmos, y otras especies. En cuanto a fauna, existe una riqueza en variedades, pero representada por pocos ejemplares; hay, pues, ciervos, gamos, corzos, mofetas, armiños, ardillas, chacales, zorros, perdices, halcones, lechuzas, pájaros carpinteros, cuervos, mirlos, verderones, jilgueros, etc. Merece destacar que hace poco tiempo se instaló una pareja de águilas reales.

El monte Himeto, además de tener pinos y cipreses, en la actualidad se halla en vías de repoblación forestal. Las islas del golfo Sarónico están, a su vez, cubiertas por pinos. Spetses destaca por sus cipreses, pinos y adelfas, y Cítera por sus eucaliptos.

De las islas del golfo Sarónico, merece la pena destacar Moni, pequeño escollo calcáreo declarado reserva natural por su rica flora y la presencia de una cabra montés, la Capra aegagrus.

El clima de Atenas es frío de diciembre a febrero, caluroso entre junio y septiembre y seco de febrero a mayo y de junio a septiembre. Sus temperaturas medias oscilan entre los 7º C de enero y los 27º C de julio.

 Geografía e Historia de Ática<br />” border=”0″ src=”http://www.heritage-history.com/maps/shepherd/shep016a.jpg” style=”float: left; height: 100%; margin: 0px 10px 10px 0px; width: 100%;” /></a></span></div>
<div style=
Economía y población

La isla de Égina es famosa por su producción de pistachos y nueces. Koropi, Markopoulo, Peania y Spata son productoras de un vino llamado Retsina, de color ámbar, y aromatizado con la resina del pino carrasco (Pinus halepensis). Cítera produce miel y, según parece, es allí donde hace tres mil años fueron inventadas las colmenas.

En el siglo XVIII apareció una clase comercial emprendedora que realizaba transacciones tanto en tierras griegas como fuera de ellas. En concreto los capitanes de barco griegos, con base en las tres islas “náuticas” de Hidra, Spetses y Psará, se dedicaban a asentar las bases de lo que se convirtió, en el siglo XX, en la mayor marina mercante del mundo. En estas islas se construyeron grandes mansiones que aún hoy pueden encontrarse bordeando sus puertos. Se exportaban materias primas procedentes del Imperio otomano a la Europa occidental y se importaban productos manufacturados y mercancías coloniales. Paralelo a este desarrollo fue el nacimiento de una burguesía comercial que dominaba el comercio con los Balcanes. De hecho, el griego se convirtió en el idioma del comercio balcánico, estableciéndose comunidades de comerciantes griegos en los Balcanes, Europa Central, Rusia meridional y por todo el Mediterráneo.

El Canal de Corinto se empezó a excavar en 1882 y se terminó en 1893 lo que supuso una reducción del 50% de distancia en la ruta marítima entre El Pireo e Italia. Tiene una longitud de 6,5 km, una profundidad de 8 m. y una anchura media de 24 m. Es recorrido anualmente por diez mil embarcaciones. Su creación fue una de las obras públicas más importantes realizadas en el siglo XIX y fue realizada gracias a Harilao Trikupis, quien consideraba que la mejora de las comunicaciones era condición indispensable para el crecimiento económico. Asimismo, se concentró en la red de ferrocarriles y amplió la única vía existente que unía El Pireo con Atenas.

En 1924, Grecia incorporó más de un millón de refugiados procedentes de Turquía, la antigua URSS, Bulgaria y otros países vecinos. Esto supuso el comienzo de un nuevo período de esfuerzo para fortalecer el desarrollo económico. Asimismo, supuso un desarrollo de las principales ciudades como Atenas que pasó de 26.237 habitantes en 1840, a 452.919 en 1928. A raíz de este aumento demográfico la ciudad experimentó una evolución en el sector de comunicaciones: aparecieron, pues, licencias para alrededor de mil autobuses y tranvías eléctricos. La llegada de refugiados supuso un problema añadido por la carencia de agua en la ciudad de Atenas. Ya en septiembre de 1923, se habían iniciado las ofertas para la construcción de un lago artificial cerca de la histórica llanura de Maratón que debía proporcionar a Atenas y El Pireo un adecuado abastecimiento de agua. Las obras hidráulicas se inauguraron el 25 de octubre de 1929, aunque hasta el 31 de junio de 1931 no se inauguraría el abastecimiento. Fue realizada por la compañía norteamericana de Ulen & Company of Lebanon, de Indiana. Y, finalmente, en 1929, las casas de Atenas recibieron agua corriente por primera vez y la construcción de nuevas viviendas se vio enormemente favorecida. Se crearon nuevos barrios ricos como Kifisiá, Paleo Fáliro, Glifada (colonia de abogados) o la ciudad-jardín de Psichicó. No obstante, en este proceso no se tuvo en cuenta un plan de desarrollo urbano, por lo que en la actualidad existen graves problemas de esta índole.

Las factorías más importantes son las textiles y las de transformación de productos agrícolas que se concentraron en torno a Atenas. En 1914 la producción de fertilizantes cerca de El Pireo se quintuplicó, pasando de 49.200 t. en 1927, a 102.002 en 1928, y aunque importaba una sexta parte de su consumo (sobre todo de los fosfatos producidos en Turquía), también exportaba a otros países vecinos. En 1929 había ya 135 empresas fabricantes de alfombras, que por lo general daban trabajos a mujeres procedentes de los asentamientos de refugiados de Nea Ionia y Nea Cokinia, en Atenas.

En cuanto a la electricidad, en 1925, Grecia contaba con la Compañía Eléctrica de Neo Fáliro, junto a El Pireo. Pero en octubre de ese mismo año, el gobierno griego firmó un contrato por sesenta años con un grupo anglo-heleno conocido como Sociedad General Helénica (formado por la Power and Traction Finance Company, Ltd. y el Grupo Griego de Estudios y Empresas) para el abastecimiento de luz, fuerza y transporte eléctricos en Atenas y El Pireo.

En Lavrio ya desde antes del año 3.000 a.C se explotaban una minas de plomo argentífero, en cuyo enclave existe actualmente un proyecto de parque arqueológico donde se realizarán excavaciones e investigaciones. En 1861 el interés por su reexplotación influyó en la creación de la ciudad, años después; tras ello, en 1873, se estableció la Compañía Minera de Grecia y en 1876 la Compañía Minera de Francia. Estas compañías representaron la primera industria pesada de Grecia y la mayor de los Balcanes de esa época. Junto al desarrollo industrial, Lavrio fue testigo de un desarrollo de telecomunicaciones y la primera ciudad en recibir la electricidad (1887). Además supuso la primera operación fue el registro de las acciones de las empresas de Lavrio, y al no existir la Bolsa Griega, las transacciones se realizaban en una cafetería llamada Orea Ellas. Asimismo, la primera conexión por tren fue entre Lavrio y Atenas. Y no hay que olvidar el movimiento sindicalista de los trabajadores de la zona. Dado su estado de desarrollo, atrajo todo tipo de inmigrantes, tanto nacionales, como extranjeros: italianos, españoles, etc.

El principal puerto del país es El Pireo. Además de puerto comercial, conecta con las islas del Golfo Sarónico y con las del resto de Grecia. Asimismo el puerto de Rafina conecta con las islas de Évia y Andros. El Aeropuerto de Atenas está en la localidad de Spata y fue inaugurado en mayo del 2001. Por su parte, el metro goza de instalaciones modernas con dos líneas que cubren exclusivamente el centro de Atenas y que fueron inauguradas en marzo de 2000. La red ferroviaria une Atenas con el Peloponeso y con el norte de Grecia. Falta añadir la peculiaridad de que en la isla de Hidra está prohibida la circulación de cualquier vehículo de motor. De igual modo, que en la de Spetses tan solo pueden circular ciclomotores.

 Geografía e Historia de Ática

Historia

El territorio que ocupa la ciudad de Atenas comenzó a ser habitado por el hombre en los primeros siglos del III milenio a.C. En concreto, la Acrópolis estuvo habitada desde finales de la era neolítica (2800 a.C.-2500 a.C.), como demuestran los restos de cerámica hallados en la zona, y durante mucho tiempo fue utilizada como refugio de los habitantes de sus alrededores. La isla de Spetses fue habitada ya en la Edad del Bronce (2500-2000 a.C.), tal y como atestiguan los restos de una muralla defensiva, así como las figuras y vasijas de barro encontradas en Agia Marina. En 1900 a.C. se alcanzó el mayor bienestar de la isla de Creta lo que se reflejó en el florecimiento de la navegación y el comercio, y en la fundación de colonias en Melos y Kéthira. A partir del siglo XV a.C. Atenas fue una importante ciudad y, como lugar donde residían los jonios, rechazó las invasiones de los dorios del siglo XII a.C. En sus primeros días estaba gobernada bajo una monarquía, pero el rey Codro (1160-1132 a.C.) instauró un gobierno aristocrático, formado por nueve arcontes.

Durante el siglo VI a.C. la isla de Égina disponía de una gran flota comercial que le aseguraba un importante poder naval, por lo que jugó un importante papel en las guerras contra los persas. En esa época también era famosa por su cerámica. En el 594 a.C. la constitución promulgada por el legislador Solón transformó la ciudad de Atenas en una timocracia, o en manos de los ciudadanos que alcanzaban un nivel de riqueza. En el 490 a.C. Maratón fue escenario de la batalla entre la flota persa de Darío I y los atenienses. El 22 de septiembre de 480 a.C. tuvo lugar la batalla de Salamina entre los griegos y los persas (Segunda Guerra Médica), por la que se acabó con el dominio de los persas en el mar Egeo y libró a Grecia de la invasión asiática.

En el año 477 a.C. Delos, que ya era el centro religioso del mar Egeo, se convirtió en la capital política, al ser elegida como sede de la Liga de Delos, alianza de las ciudades griegas bajo la dirección de Atenas contra los persas. En un principio, formaban parte de esta liga: Atenas, Samos, Quíos, Delos, Rodas, Lesbos y Platea. La inclusión de Megara en la Liga en el 461 a.C. procuró a Atenas una salida al golfo de Corinto. Tras la victoria ateniense en la batalla de Enofita sobre la Liga Beocia, en el 457 a.C., la Fócida y otras ciudades se unieron a esta Liga de Delos. En el 454 a.C. se trasladó el tesoro de la Liga a Atenas y se determinó que un sexto del tributo anual de los aliados fuera cedido a la diosa Atenea. La Liga se disgregó en el 404 a.C. con la conquista espartana de Atenas.

Los romanos, tras sus victorias, asignaron parte de las tierras beocias a la región del Ática, lo que supuso el inicio de la decadencia de la zona, al extremo de que durante el período imperial romano se encontraba prácticamente deshabitada. Un problema con el que se enfrentaron los romanos en aguas griegas fue la piratería. El ataque romano más importante contra la piratería lo protagonizó Pompeyo (106-48 a.C.) quien mandó su flota a la Galia, Liguria, África, Córcega, Cerdeña, el Peloponeso, Ática y Macedonia. Los piratas quedaron encerrados en el Mediterráneo oriental, donde terminó de derrotarles en Licia y Cilicia.

Tras la muerte del emperador Teodosio (395 d.C.) el Imperio romano quedó dividido en Imperio de Oriente y Occidente, quedando el territorio de la Hélade en el de Oriente. En el transcurso del siglo VIII se produjo una importante reforma política y religiosa llevada a cabo por el emperador León III el Isáurico que supuso el comienzo del movimiento iconoclasta. En los siglos posteriores al año 1000 las islas y el continente fueron escenario de invasiones normandas, procedentes de la Italia meridional. Entre 1202 y 1204, tuvo lugar la Cuarta cruzada durante la cual una expedición guiada por miembros de la nobleza occidental, sostenida logística y económicamente por Venecia, y dirigida contra Constantinopla, consiguió liberar Grecia y las islas del dominio bizantino y, en su lugar, aparecieron numerosos principados y señoríos más o menos autónomos, dependientes de príncipes de origen francés, o del dominio veneciano. En 1204 Atenas se integró en el reino latino de Tesalónica y fue entregada como feudo al franco Otón de la Roche, a quien se otorgó el título de duque de Atenas y Tebas. En 1262 la isla de Hidra, que estaba bajo poder franco, pasó a llamarse Sydra y adoptó el nombre actual tras su ocupación veneciana. En 1311, el ducado de Atenas y Tebas pasó a manos del catalán Roger de Flor y después al rey de Aragón. Época durante la cual pasó a denominarse Atenas Neopatria. En 1387 consiguió su independencia con ayuda del florentino Rainiero Acciaioli. En 1456 Atenas fue ocupada por los turcos, por lo que entró en decadencia. En 1527 Barbarroja saqueó Paleocora, capital de la isla de Cítera; así como la isla de Égina en la que acabó con todos los hombres y vendió a más de seis mil mujeres y niños en el mercado de esclavos. En 1718 Égina pasó a manos turcas. Desde el 21 de marzo de 1800 Cítera, junto al resto de las islas del mar jónico formaron una República de Siete Islas o Heptaneso (compuesta también por: Corfú, Cefaloniá, Zante, Lefkada, Ítaca y Paxos) tributaria de Turquía, gobernada por el Senado que elegía un presidente del Senado o Príncipe cada dos años. En 1821 las islas de Poros, Spetses, Hidra, Égina y Salamina participaron activamente en la Guerra de la Independencia Griega.Tras la liberación, el primer gobierno del recién formado estado griego se instaló en Égina entre 1826 y 1828, donde la Marina Griega estableció sus astilleros.

En 1834 Atenas sustituyó a Nafplio como capital con la intención de orientar culturalmente el nuevo Estado hacia el pasado clásico. En torno al 1830 Atenas tan solo contaba con una población de cuatro mil habitantes, y ya a mediados de siglo, alcanzó los treinta mil. Entre mayo de 1854 y febrero de 1857 Francia y Gran Bretaña ocuparon el puerto de Atenas (El Pireo) con objeto de obligar a Grecia a la neutralidad en la guerra de Crimea (1853-1856); pues estaba a favor de la causa rusa, defensora de los súbditos ortodoxos. En 1881 la base naval de la Marina Griega se estableció en la isla de Salamina.

En 1910 Eleutherios Venizelos pasó a ocupar el cargo de primer ministro y en junio de 1915 reconstituyó el Parlamento. En 1916 las diferencias entre el rey Constantino y Venizelos provocaron el desembarco en El Pireo y Atenas de soldados franceses y británicos, con el objetivo de asegurar la neutralidad de las zonas controladas por el gobierno monárquico, colaborar en el suministro de material bélico y asegurar el control de la red ferroviaria que iba al norte. En junio de 1917 se exigió al rey Constantino I que abandonara el país, a quien sustituiría, no su primogénito, sino el segundo de sus hijos, Alejandro. En agosto de 1920 se firmó el Tratado de Sèvres, el cual ratificaba las bases del acuerdo de paz con el Imperio otomano. La parte que afectaba a Grecia era que Esmirna y su vecindad iba a continuar bajo administración griega durante otros cinco años; pero este tratado nunca fue ratificado por los turcos. Dos meses más tarde de la firma de Sèvres, el rey Alejandro murió y, tras unas elecciones, Constantino I, volvió a Grecia. Tras la derrota del ejército griego en Asia Menor, en 1922, el rey Constantino fue derrocado por el golpe militar dirigido por el coronel Nikolaos Plastiras y le sucedió su primogénito, Jorge II. En 1924 una insurrección militar derrocó al rey e instauró la república, durante la que volvió a gobernar Venizelos. En 1935, un golpe militar devolvió el trono al monarca y el gobierno pasó a manos de Metaxas. En 1939 la ocupación militar de Albania supuso la ruptura entre Grecia e Italia. Durante la Segunda Guerra Mundial el territorio helénico sufrió la ocupación de las fuerzas italo-alemanas (octubre 1940 -1944); tras lo cual, se produjo una guerra civil que se prolongó hasta 1950. En 1947, y gracias al apoyo anglo americano, fue entronizado Pablo I, a quien sucedió su hijo Constantino II que, al poco de subir al trono, fue derrocado por el Golpe de los Coroneles (1967), lo que supondría el fin definitivo de la monarquía griega. Tras casi una década de dictadura, en 1974, Karamanlis se convirtió en jefe de Gobierno, favoreciendo la restauración democrática y la refundación del Estado, plasmada en la Constitución de 1975. Nació así la República Helénica, que en 1981 entró a formar parte del proceso de unión europea mediante su entrada en la Comunidad Económica Europea.

Arte y cultura

Las leyendas sitúan en la isla de Poros la patria de Teseo. Asimismo, una leyenda sobre el nacimiento de Afrodita nos sitúa en la isla de Cítera, también llamada Tserigo por los venecianos.

El poeta trágico Eurípides (485-406 a.C.) es originario de la isla de Salamina. En la isla de Égina residió Nikos Kazantzákis (1885-1957), donde se desarrolla su famosa novela Alexis Zorba.

Las construcciones más antiguas de la Acrópolis se remontan al siglo XIV a.C., época en la que la colina se rodeó con murallas. Aunque, según parece, el primer santuario se construyó en el siglo XI a. C. En ese mismo lugar se construiría en el 700 a.C. un nuevo templo consagrado a la diosa Atenea. Fue en ese momento cuando la Acrópolis dejó de ser residencia para convertirse en un lugar sagrado dedicado a las divinidades, especialmente a Atenea. En la isla de Égina existe el templo dórico de Afaya, del siglo V a.C., dedicado a una ninfa cretense. En el cabo Sunio, a 70 km de Atenas, existe un templo dedicado a Poseidón, dios del mar. El estadio Kalimármaro Panatenaico, situado en el centro de Atenas, acogió los Juegos Olímpicos de 1896. En conmemoración de la victoria ateniense de la batalla de Maratón (490 a.C.), se halla hoy en día el sóros o túmulo que los arqueólogos alemanes han identificado como la tumba de los 192 muertos de las filas atenienses. Desde esta tumba cada año se inicia la Carrera de Maratón de Atenas.

Durante los primeros años del siglo XIX, en los inicios del movimiento nacionalista, fue cuando se inició el debate sobre la forma del lenguaje más apropiado para la nueva Grecia. Algunos defendían el retorno al griego hablado en la Ática del siglo V a.C., la lengua culta o katharévousa, que era la lengua empleada por los escritores y la iglesia bizantina; y otros, afirmaban que la forma contemporánea del lenguaje, kiní dimotikì, que era la utilizada por los escritores populares y parte de la prensa, debía ser la base del discurso culto. Finalmente, prevaleció la forma contemporánea que, incluso, adquirió la categoría de lengua oficial.

A raíz del establecimiento de la capital del Estado en Atenas, ésta se beneficiará de una serie de mejoras urbanísticas, así como la construcción de edificios públicos como la Academia, la Universidad y la Biblioteca Nacional. Estos son conocidos como la “trilogía” y son una muestra de la importancia del estilo neoclasicista en la arquitectura oficial, que subraya su orientación cultural hacia el patrimonio de la antigua Grecia. Fueron proyectos de los arquitectos Theopilos y Christian Hansen, de origen danés.

La Universidad de Atenas, que recibe el nombre de Universidad Capodistriaca y Nacional de Atenas, fue fundada el 3 de mayo de 1837 y fue la primera universidad, no sólo del recién establecido Estado Griego, sino también de los Balcanes y Mediterráneo Oriental. Junto a ella existen otras Universidades como: la Universidad Nacional Técnica y la Universidad de Económicas y Administración, entre otras.

El Museo Goulandris de Historia Natural reúne una colección de fauna, botánica y mineralogía, con un herbario de unas 200.000 plantas de la cuenca mediterránea. Fue fundado en 1965 con la intención de promover el interés por las ciencias naturales y para proteger numerosas especies en peligro de extinción. Asimismo, el laboratorio del museo realiza una labor de investigación científica en las áreas de ecología, botánica, zoología, geología, paleontología y biotecnología.

Cada verano, desde junio a septiembre se celebra el Festival Cultural Griego, durante el cual tienen lugar numerosas actividades culturales. Algunas de ellas tienen lugar en el teatro de Herodes construido en el siglo II y localizado al pie de la Acrópolis, que cada verano acoge el conciertos y otras representaciones. En la isla de Hidra, cada mes de junio se celebra la fiesta de Miaoulia: en ella se quema una bandera de la flota otomana en recuerdo al almirante Miaoulis.

Fuente: Britannica, heritage-history

So, what do you think ?