Atlas & Maps

Biografía de Pavón, Batalla de (1861)

0

 Batalla que enfrentó el 17 de septiembre de 1861 en Pavón (Entre Ríos, Argentina) al ejército confederado de Santiago Derqui y de Justo José de Urquiza, Director Supremo y Gobernador de Entre Ríos, respectivamente, con el ejército de Bartolomé Mitre, Gobernador de Buenos Aires.

Apenas fue elegido gobernador de Buenos Aires en mayo de 1860, Mitre inició su enfrentamiento con el Director Supremo Derqui, quien gobernaba desde la provincia de Paraná. Al rechazar Buenos Aires los acuerdos de 1859 y 1860 que implicaban su incorporación a un gobierno nacional, Derqui firmó una ley nacional el 3 de julio de 1861, declarando sedicioso al gobierno de Mitre. La Confederación y Buenos Aires comenzaron a prepararse para una guerra que ya habían sostenido en Cepeda en 1859, y que supuso la derrota de la segunda. El presidente Derqui se dirigió a Córdoba y organizó una milicia de 6.000 hombres que dirigió hacia Santa Fe; por su parte Urquiza, cuyos desacuerdos con Derqui eran públicos, se concentró en la organización de las columnas en Entre Ríos y Corrientes. El mando supremo del ejército confederado fue asumido por Urquiza. En total, el ejército confederado llegó a contar con 16.000 hombres, de los que 11.000 eran jinetes y 5.000 infantes, además de contar con 42 cañones.

Por otro lado, también Mitre en Buenos Aires apuró el refuerzo de su ejército que al final quedó constituido con 16.000 efectivos (9.000 infantes y 6.000 jinetes) y 35 cañones. Pese a su evidente inferioridad en escuadrones de caballería y artillería, el ejército de Mitre estaba mejor disciplinado que el de Urquiza en cuanto a la infantería. Confiando en esta ventaja, Mitre decidió lanzar la ofensiva, invadiendo el territorio de Santa Fe. Mientras tanto, Urquiza había cruzado el río Paraná a mediados de agosto con el grueso de su ejército, llegando el 26 del mismo mes al arroyo Pavón donde acampó, no sin antes colocar una avanzada en Arroyo del Medio. Por su parte, el ejército de Buenos Aires arribó a este último poblado el 8 de septiembre, y ocho días después decidió cruzarlo, situando su formación en frente del campamento de Urquiza.

Al aproximarse sobre las tropas confederadas, Mitre adopta una formación de frente amplio, con el grueso de la infantería en primera línea, aunque dejando cinco batallones en segunda línea. El temor a la carga de la famosa y efectiva caballería de Entre Ríos, obligó a Mitre a colocar la reserva y una división de caballería en la retaguardia para proteger a la infantería. Se trataba de cubrir las espaldas de su primera línea, para que éstas actuaran sólo atendiendo al enemigo en su frente. En el ejército confederado la confianza en la victoria estuvo centrada en la actuación de la caballería. Urquiza distribuyó sus 10.000 jinetes en ambas alas y se preocupó menos de la organización de su línea de artillería e infantería. Cuando la batalla comenzó en la mañana con una orden de Mitre para que la infantería iniciara la ofensiva, Urquiza respondió lanzando a la caballería a deshacer los flancos de su adversario, para posteriormente caer sobre la retaguardia. Como era de esperar, la caballería porteña fue neutralizada por los escuadrones confederados, y se vio obligada a retroceder. Sin embargo, la infantería porteña, a pesar de perder los flancos, prosiguió su avance al saberse protegida por la reserva. Urquiza advirtió tardíamente su error de dejar desprotegidas a su infantería y caballería, que al permanecer inmóviles quedaron a merced del imparable ataque de la infantería mitrista. Rota la línea de los confederados y caída toda la artillería en manos del ejército de Buenos Aires, Urquiza decidió abandonar el campo de batalla con toda la caballería de Entre Ríos casi intacta. La huida de los confederados resultó facilitada por la decisión del ejército mitrista de no emprender la persecución al haberse desorganizado casi toda la caballería. El triunfo de Pavón sonrió esta vez a las fuerzas de Buenos Aires.

Para las tropas de Buenos Aires el saldo de la batalla les deparó 1.200 confederados prisioneros, 37 piezas de artillería, 3.000 fusiles y 5.000 caballos. Pero el más importante significado militar de esta contienda fue la destitución del Director Derqui y la desarticulación del viejo proyecto confederador. Buenos Aires, a través de Mitre, asumió el protagonismo principal en la futura unificación de la nación argentina. Por su parte, Urquiza se retiró a Entre Ríos y resolvió no entorpecer la unificación argentina.

Bibliografía

James R. Scobie. La lucha por la consolidación de la nacionalidad argentina, 1852-62. (Buenos Aires: Hachette, 1964).
Carlos Alberto Floria. Pavón y la crisis de la confederación. (Buenos Aires: s.n. 1966).
BEST, Félix. Historia de las guerras argentinas. (Buenos Aires: Ediciones Peuser, 1960).

PAVÓN, BATALLA DE (1861)

Fuente: Britannica

So, what do you think ?