Atlas & Maps

Definición de Pronombre

0

 (Del lat. pronomen,-inis); sust. m.

1. Categoría gramatical cuyas dos funciones básicas son la de señalar elementos del discurso o de la realidad y la de reemplazar a un nombre ya conocido: el pronombre es uno de los constituyentes que componen la flexión nominal, y por lo tanto puede declinarse según género, número y caso.

 [Lingüística] Los primeros estudios gramaticales del pronombre se deben a Aristóteles, quien fundió esta categoría con la de artículo bajo la denominación común de ©rqron ‘articulación, miembro’. Posteriormente, fue considerado como categoría gramatical independiente, con el nombre de ¦ntwnumˆa, que los latinos interpretaron como pronomen, es decir, ‘lo que reemplaza al nombre, lo que hace sus veces’. Aristarco fue el primero en señalar que el pronombre admitía una flexión de persona.

Bajo el nombre convencional de pronombres se agrupan una serie de palabras que, a grandes rasgos, presentan las siguientes características comunes: a) forman un conjunto de sistemas morfológicos cerrados; b) la mayor parte de ellas reciben morfemas de género y número, al igual que los nombres (algunas conocen además el género neutro); c) en determinados usos pueden neutralizar la oposición de género en singular; d) funcionan en el discurso de forma similar a los nombres, adjetivos y adverbios; e) semánticamente, su significado no es pleno hasta que no se las relaciona con el contexto lingüístico o extralingüístico en que son utilizadas.

El particular modo de significar de los pronombres permite su agrupación en tres sistemas gramaticales:

1) Pronombres con valor deíctico: sitúan el objeto aludido en relación a un triple campo de referencia, situado en el entorno del hablante, el del oyente y el de la persona que no es ni hablante ni oyente. La existencia en la lengua de estos tres campos permite que un conjunto de palabras, que actúan como indicio en relación con cada uno de ellos y las realidades situadas dentro de sus límites, cobren un significado muy determinado y concreto. Se trata de los llamados pronombres locativos, espaciales (aquí, ahí, allí…) y temporales (ahora, entonces, mañana…), que señalan el campo de referencia, de forma real o metafórica, pronombres personales (yo, tú, él, mi, me, conmigo…), que nombran a los participantes en el discurso, pronombres posesivos (mío, tuyo, suyo…), que nombran lo perteneciente a alguno de estos últimos, y pronombres demostrativos (éste, ése, aquél…), que sitúan lo aludido en relación a los tres campos de referencia. Tradicionalmente, los pronombres locativos se han venido considerando como adverbios de lugar o de tiempo, aunque dentro del presente sistema de triple referencia es más correcto considerarlos elementos deícticos (igual que suyo sustituye, por ejemplo, a de Juan, allí sustituye a en aquel lugar).

2) Pronombres con valor determinativo: especifican o determinan el tipo de referente. Son los pronombres cuantitativos, que determinan lo aludido por su cantidad de forma imprecisa, los pronombres numerales, que hacen referencia a una cantidad precisa, y los pronombres cualitativos (tal, así, mismo…), que señalan distintas cualidades de identidad, modo, etc. A su vez, los cuantitativos se dividen en pronombres gradativos (mucho, poco, demasiado…), que expresan la gradación de cantidad, número o intensidad con que se toma una cierta realidad, pronombres existenciales, indefinidos o indeterminados (alguien, ninguno, nada…), que aluden vagamente a objetos inexistentes, desconocidos o innombrables, y pronombres intensivos (más, menos, tanto…), que intensifican o ponderan una realidad anteriormente aludida; los numerales se clasifican en pronombres cardinales (uno, dos, tres…), que nombran la serie natural de los números enteros, pronombres ordinales (primero, segundo, tercero…), referidos al orden interno de esta misma serie, pronombres múltiplos (doble, triple, séxtuple…), que expresan el resultado de la multiplicación por los números naturales de una determinada realidad), pronombres partitivos (medio, tercio, cuarto…), que expresan las partes de una unidad, y pronombres distributivos (sendos, ambos y cada), que presuponen una especialización de cada uno de los componentes de un conjunto o una correlación entre cada uno de ellos y otros nombres. Muchos de los pronombres anteriores pueden desempeñar igualmente la función de adverbios.

3) Pronombres con valor relativo: se refieren a algo ya expresado o que se desea enfatizar. Son los pronombres relativos propiamente dichos —también llamados enunciativos o anafóricos (que, el que, cual, el cual, quien, cuyo, cuando, cuanto)—, que introducen cláusulas subordinadas a elementos que actúan de antecedentes o consecuentes referenciales en la oración principal, reproduciendo las nociones de persona, lugar, tiempo, modo, etc. expresadas por éstos; los pronombres interrogativos (qué, cuál, quién, cuándo, cuánto), que introducen en el discurso las mismas nociones que los anteriores, aunque en este caso como desconocidas; y los pronombres exclamativos (qué, cuán, cuánto, cómo), que destacan o enfatizan el referente. Como puede observarse, los pronombres relativos presentan la misma forma que los interrogativos y los exclamativos, con la diferencia de que los primeros son átonos y los segundos tónicos (razón por la que se escriben con acento). Hacen referencia a antecedentes que han aparecido anteriormente en el discurso —de forma implícita o explícita—, con la excepción de cuyo, que, por su valor posesivo, señala a un consecuente que va a continuación (ej.: mi amigo, cuyo padre trabaja en el extranjero, aprobó el examen). Debe evitarse el llamado “quesuísmo” o sustitución incorrecta por el grupo “que su”, tan frecuente en la lengua hablada (ej.: mi amigo, que su padre trabaja en el extranjero, aprobó el examen). Los pronombres relativos de generalización (el que, quien) son aquéllos que no poseen un antecedente implícito, sino que se refieren a una persona indefinida (ej.: quien esté libre de culpa, que tire la primera piedra).

Temas relacionados

Gramática española. (Véase el capítulo correspondiente al pronombre).
Demostrativos.
Posesivos.
Género.
Número.
Caso.
Morfología.

SVS

PRONOMBRE

Fuente: Britannica

So, what do you think ?