Atlas & Maps

Geografía e Historia de Cabo Rojo [Puerto Rico] [Geography and History of]

0

 Municipio de Puerto Rico situado en el extremo suroeste de la isla, a 9 km de San Germán y a 15 de Mayagüez. Su territorio ocupa una superficie de 144,5 km2, y limita al N con Hormigueros y Mayagüez, al E con San Germán y con Lajas, al O con el Canal de la Mona, y S, con el mar Caribe. Comprende los barrios de Bajura, Guanajibo, Llanos Costa, Llanos Tuna, Monte Grande, Miradero, Pedernales y Pueblo. Cuenta con una población de 10.900 habitantes (2002), cuyo gentilicio es el de caborrojeño.

Historia

Los restos arqueológicos encontrados en diversos lugares del municipio (Corozo, el Faro, Punta Ostiones, etc.) permiten afirmar que Cabo Rojo estuvo habitado, primero, por ignerís, y posteriormente por taínos.

En 1493, cuando Cristóbal Colón bordeó la isla por el suroeste hasta el área de los Morrillos, bautizó a la zona con el nombre de Cabos Rojos, pues desde su nave contempló un paisaje de color rojizo debido a los minerales propios de esta tierra.

Según Salvador Brau, hacia el año 1515 existía un núcleo de población en Los Morrillos; y diez años después el actual municipio despuntaba gracias a la explotación de sus salinas.

En los primeros años del siglo XVIII comenzaron a tramitarse las gestiones necesarias para segregarse de San Germán y constituirse en municipio independiente. Finalmente, en diciembre de 1771 fue fundado municipio por Nicolás Ramírez de Arellano, y poco después se iniciaron las obras de construcción de la iglesia y de la casa del Rey.

A partir de esos momentos, el desarrollo del nuevo municipio fue continuo. Así, de los 1.215 habitantes que tenía en el año 1776 pasó a 10.235, en 1828; y de las once casas existentes aquel mismo año pasó a tener 90 y 130 bohíos, en 1828. En 1869, Cabo Rojo sufrió las consecuencias de un fuerte terremoto. Al terminar el siglo registraba una población de 16.154 habitantes, es decir, era el municipio número trece por su número de vecinos.

Por su estratégica situación geográfica fue blanco continuo de los ataques de franceses e ingleses, motivo que obligó a los españoles a levantar los fuertes de La Mela y Reina Margarita, hoy día desaparecidos.

Uno de los acontecimientos históricos que tuvo más repercusión en la vida de Cabo Rojo —al menos de forma indirecta— fue el “Grito de Lares”, ya que el líder intelectual de este movimiento, Ramón E. Betances, fue uno de sus más queridos hijos.

Ya en el siglo XX, concretamente en la década de los cuarenta, Cabo Rojo era una pequeña ciudad con 28.606 habitantes. No obstante, este crecimiento demográfico sufrió un importante estancamiento y posterior descenso hacia el 1960, como consecuencia de la marcha masiva de la población, tanto hacia la capital como hacia el norte del país. No obstante, la recuperación demográfica fue perfectamente notoria en la década de los noventa.

Cabo Rojo es conocido con los sobrenombres de “El Pueblo del Cofresí” y “Los mata con hacha”.

Patrimonio Artístico

Iglesia católica de San Miguel Arcángel, construcción inaugurada en el año 1783, tras diez años de obras. De todo el conjunto merece especial atención la fachada principal, al más puro estilo colonial.

El Obelisco es uno de los más altos de las Antillas y está dedicado a los fundadores de Cabo Rojo, en especial, a las ciento veinticinco familias y su líder, Nicolás Ramírez, que firmaron la petición para el gobernador.

Monumento a Salvador Brau Asencio, ilustre hijo de Cabo Rojo, obra del escultor Federico Marés.

Tumba-monumento a Ramón Emeterio Betances y Alacán, situada en la plaza central de la villa. En ella descansan los restos mortales de Ramón Emeterio Betances y Alacán desde el año 1920, una vez que fueron trasladados desde París, donde murió en 1898.

Museo de los Próceres, inaugurado en el año 1996. Alberga el Museo Histórico Bibliográfico de Cabo Rojo y cuenta con biblioteca, taller de arte, sala de lectura, galería para exposiciones temporales, etc.

Monumento a Roberto Cofresí, situada en la entrada del balneario de Boquerón. Es obra del escultor Leo Buscaglia, realizada en el año 1991. Es el único monumento dedicado a un pirata existente en toda Latinoamérica.

Faro de los Morrilos, en el extremo SO, en Punta Cabo Rojo. Fue construido en 1882.

Flora y Fauna

El entorno natural de Cabo Rojo conserva aún una belleza excepcional, con parajes de interés ecológico, tales como la Reserva de Punta Guaniquilla, un árido promontorio rodeado de palmas, manglares, matorrales, cactus y un área pantanosa, que es hábitat de chirirías, patos chorizos y gallinazos, además de un importante invernadero para aves de paso que llegan del Ártico; y la laguna de Boquerón, muy cerca del balneario de Boquerón, en cuyos manglares viven más de cien especies de aves.

Economía

El auténtico motor de la economía local es el turismo, cuyo notable desarrollo ha favorecido la aparición de excelentes centros turísticos por todo el municipio (Joyuda, Guaniquilla, Boquerón, El Combate, etc.), todos ellos perfectamente dotados (hoteles, balnearios, infraestructuras, etc.). Hoy día, Cabo Rojo parecer ser la ciudad por excelencia del turismo interno. De hecho, en un fin de semana de verano puede llegar a registrar una población flotante de hasta cien mil personas. Los mayores atractivos turísticos se encuentran principalmente en la franja costera, con su espléndido clima y fantásticas playas.

Algunos de los lugares más visitados son Joyuda, donde destacan la playa Punta Arenas, junto a la laguna Joyuda, y el pequeño islote Cayo Ratones; la playa de Buyé, una de las mejores y más concurridas de Cabo Rojo; la playa de La Mela, en Punta La Mela; el balneario de Boquerón, en la bahía del mismo nombre, que acoge una de las playas más exóticas de la isla y el pueblecito del mismo nombre con sus casas de madera y fachadas de vivos colores, donde se respira el más puro ambiente caribeño; y El Combate, una zona de playas que se extiende desde Punta Melones hasta Mojacasabo.

Otros pilares básicos de su economía son las actividades pesqueras e industriales. Tradicionalmente, Cabo Rojo ha sido uno de los pueblos pesqueros más importantes de Puerto Rico, y en la actualidad mantiene su posición de liderazgo, con una producción anual superior a las cien mil libras de capturas (langostas, carruchos, samas, chillos, capitanes, pulpos, etc.). Los centros pesqueros más destacados son Joyuda, El Combate, Pole Ojea y, sobre todo, Puerto Real, el más importante de Puerto Rico.

En cuanto a la industria, hay que señalar que existen 27 fábricas que ocupan a unas 1.500 personas. Una de las actividades industriales tradicionales es la producción de sombreros de paja, que tiene más de un siglo de antigüedad.

La agricultura se dedica al cultivo de plátanos, melones de agua y caña de azúcar —es uno de los pocos municipios donde aún se cultiva—, que se muele en los ingenios la Rochelaise y la Eureka.
La ganadería cuenta con una buena cabaña vacuna, caballar, porcina y caprina. Tiempo atrás Cabo Rojo fue famoso por la producción de bueyes de trabajo de gran calidad y fuerza, muy cotizados en el mercado. En el año 1978 se mantenían operativas un total de 15 vaquerías.

Personajes Célebres

Cabo Rojo es cuna de personalidades ilustres como son:

Ramón Emeterio Betances y Alacán (1827-1898), médico, auténtico símbolo nacional por la defensa que hizo del abolicionismo y por su lucha por la independencia de Puerto Rico, Cuba y Santo Domingo.

Roberto Cofresí y Ramírez de Arellano (1791-1825), pirata legendario, que murió ejecutado tras ser juzgado en un consejo de guerra por atacar a las embarcaciones extranjeras desde la isla de la Mona.

Salvador Brau Asencio (1842-1912), historiador, poeta, periodista y ensayista, nombrado historiador oficial de Puerto Rico en 1903.

Otros personajes importantes son: Emilio del Toro, Juan Enrique Colberg, Rebecca Colberg, Elisa Colberg, Severo Colberg, Salvador Carbonel, Salvador Maestre y Mora, y José Ignacio Ávila (1817-?), famoso y temido cuatrero apodado “El Águila”.

Fiestas y Folclore

Los caborrojeños celebran sus fiestas patronales en honor a San Miguel Arcángel en el mes de septiembre. Pero, además, a lo largo de todo el año tienen lugar numerosos festivales, algunos de los más conocidos son el Festival del Pescao, en marzo, el Festival de los Años Cuarenta y el del Chigüero, los dos en abril; el Festival del Ostión y el Tejido de Sombreros, ambos en mayo; el Festival del Melón y el Retorno a la Arena, en julio; y el Festival de la Paleta y el de Le Lo Lai, en diciembre. Por último cabe destacar también la Fiesta de Betances, en abril, y el Cruce Bahía Boquerón, en julio.

Gastronomía

Platos típicos de su cocina son el arroz, las habichuelas y el pescado frito; además del melón de agua, la fruta tradicionalmente más apreciada.

Curiosidades

En la cueva de Cofresí, situada entre Puerto Real y Boquerón, se refugiaba el pirata Roberto Cofresí que, según las leyendas, era muy querido en la región por robar a los ricos para dárselo a los pobres.

Otro acontecimiento siempre presente en la memoria popular fue el ocurrido en el lugar conocido como El Combate. A mediados del siglo XVIII, un pueblo cercano atacó a Cabo Rojo con el propósito de hacerse con las salinas que tanta riqueza estaban proporcionando al municipio. Los caborrojeños se defendieron con machetes y hachas hasta vencer a sus vecinos y, desde entonces, a la playa donde tuvo lugar el enfrentamiento se le conoce con el nombre de “El Combate”, y a los habitantes como “Los mata con hacha”, por las armas que les proporcionaron la victoria.

Cabo Rojo [Puerto Rico]

Fuente: Britannica

So, what do you think ?