Atlas & Maps

Geografía e Historia de Calcuta o Kolkata [India] [Geography and History of]

0

 Ciudad del NE de la India, capital del estado de Bengala occidental, situada en el delta del río Ganges y desde el 1 de enero de 2001 es denominada oficialmente con el nombre de Kolkata. Posee 4.500.000 habitantes, aunque contando con su aglomeración urbana éstos se elevan a 12.000.000 (1991). Se trata de uno de los más importantes centros comerciales y financieros de la India, con industria textil, química y metalúrgica, tiene un puerto de gran actividad. Es el primer centro mundial de elaboración de yute. Kolkata también es conocida como ‘la ciudad de la alegría’.

Además, es conocida como la “Capital Cultural” de la India. Funciona realmente como centro cultural y educativo y atrae a una cosmopolita población de habla bengalí, inglesa, hindí y urdú. Existen tres universidades en la ciudad: la de Calcuta, la universidad Jadavpur y la Rabindra Bharati. La ciudad sigue siendo un enigma para muchos hindúes y para los extranjeros. Continúa siendo un rompecabezas para los que llegan por primera vez y sigue creciendo en forma nostálgica en la mente de los que alguna vez vivieron en ella.

Medio físico

Kolkata, del bengalí Kalikata, es la ciudad más importante de Bengala occidental y en la actualidad sigue siendo la zona urbana más extensa del país. Se halla localizada a unos 6.5 m de altura sobre el nivel del mar, en la orilla oriental del río Hooghly, un afluente del Ganges, de unos 154 km de largo, hasta su desembocadura; su puerto fluvial constituye el más importante núcleo urbano de toda la India Oriental.

Aunque Kolkata se encuentra localizada en un punto favorable para el comercio, su clima, demasiado húmedo, caliente no es el ideal para vivir; hacia la zona oriental del río las tierras se convierten en pantanosas e impracticables. Una topografía parecida en la orilla occidental ha dado como resultado el que la ciudad quede confinada a un área de entre 5 y 8 km de ancho en cada orilla, pese a que se han hecho proyectos para extender los límites de las tierras aprovechables hacia el E, el S y el O del núcleo de la ciudad.

El clima de Calcuta es subtropical, con influencia de los monzones durante los meses estivales. Las temperaturas máximas alcanzan cerca de 42º C y las mínimas están en torno a los 7º C. La media anual de lluvias se sitúa en torno a los 1.625 mm, y la mayoría de ellas llega en el período del monzón, entre los meses de junio y septiembre, que son por lo tanto los meses más húmedos; posteriormente, en los meses comprendidos entre octubre y noviembre las lluvias casi desaparecen. La temporada de invierno abarca desde noviembre a finales de febrero y se caracteriza por inviernos secos y suaves; son muy frecuentes las nieblas durante las mañanas y noches.

Morfología urbana

La urbe abarca un total de 100 km2, aunque con su zona metropolitana tiene una extensión superficial total de hasta 1.380 km2. La ciudad se desarrolló durante el colonialismo británico con modales de gran capital europea. Pese a estar ubicada en una de las regiones más pobres y superpobladas de la India, Kolkata ha crecido y se ha convertido en una ciudad de grandes contrastes y contradicciones. Ha tenido que asimilar fuertes influencias europeas y sobreponerse a las limitaciones de su legado colonial para encontrar su propia identidad. En este proceso la ciudad ha creado una amalgama entre oriente y occidente, que halla su forma de expresión en la vida y obra de una élite bengalí del siglo XIX y en su figura más sobresaliente, el poeta místico Rabindranath Tagore . Se trata de la mayor y más vibrante de las ciudades indias, y está repleta de inconmensurables problemas económicos, sociales y políticos. Sus ciudadanos exhiben una magnífica joie de vivre que es la demostración de un arte y culturas de gran vitalidad intelectual y sabiduría política, que sobrepasa con mucho al resto del país. Ninguna otra ciudad india puede manejar los diversos tipos de multitudes que existen en ésta, tanto en sus ferias de libros o exposiciones de arte, como en sus conciertos u otras actividades. Hay un constante manejo vivo de polémica en sus muros, que ha conducido a la ciudad a ser llamada ‘la ciudad de los posters’. Pese a su gran vitalidad, muchos de sus habitantes viven en las peores condiciones humanas, muy alejados del ambiente cultural. La energía de la ciudad, sin embargo, penetra incluso en los peores suburbios, ya que un gran número de habitantes ayuda y apoya los esfuerzos por mejorar las condiciones de los menos favorecidos.

Parece que la situación de la ciudad era antiguamente más o menos la misma, y se conservó en parte a causa de su fácilmente defendible posición, y en parte por su favorable situación para el comercio. Su máxima elevación es de unos 9 m sobre el nivel del mar. Al este del río las tierras son pantanosas, y normalmente se convierten en marismas. La recuperación de la franja NE de la ciudad, en la zona de las salinas, demostró que era posible la expansión espacial de la misma; posteriormente se han realizado proyectos para la recuperación de tierras situadas hacia el este, sur y oeste del centro. Los principales barrios de la actual Kolkata son Howrah, situado en la orilla O, Baranagar hacia el N, Dum Dum Sur hacia el NE, la municipalidad suburbana del Sur (Behala) hacia el S, y Garden Reach hacia el SO. El complejo urbano se halla fuertemente enlazado por lazos socieconómicos muy parecidos.

Los dos aspectos más destacados de la morfología urbana de la ciudad son su orientación norte-sur y su forma rectangular. A excepción de las zonas del centro, donde antiguamente vivieron extranjeros procedentes de Europa, la ciudad ha crecido de manera espontánea. Este desarrollo fortuito es más evidente en las zonas situadas en torno al núcleo central de la antigua ciudad de Calcuta y en el barrio de Howrah. El grueso de las actividades administrativas y comerciales de la ciudad está concentrado en el distrito Barabazar; se trata de una pequeña zona situada al norte del Maidan (que significa ‘campo’), gran parque donde se sitúan el Fuerte William y muchas de las instalaciones culturales y recreativas. Esta situación ha favorecido el desarrollo del patrón de vida de sus trabajadores, que se tienen que trasladar diariamente, moviéndose desde grandes distancias, para llegar a su trabajo, lo que en consecuencia ha ocasionado una sobrecarga de los medios de transporte, así como de todas las instalaciones municipales. El medio de transporte básico es el autobús y el tranvía, que siempre resultan insuficientes. El tranvía está regulado por el gobierno, y los autobuses tienen líneas privadas y del gobierno. Además, en 1984 se inauguró el Metro de Kolkata, de diseño ruso; la línea circula bajo las principales calles y avenidas de la ciudad; la construcción comenzó en 1973 y en 1986 e abrió una sección en la zona centro de la ciudad por primera vez.

La planificación de las calles y carreteras de Calcuta refleja el desarrollo histórico de la ciudad. Sus carreteras están en mal estado y siempre abarrotadas. Las primitivas calles originales son muy estrechas y sólo existe una autopista, la Kazi Nazrul Islam Avenue, que avanza desde el núcleo urbano hasta Dum Dum. Las carreteras principales antiguas, que están situadas en el viejo sector europeo, están diseñadas por el mismo patrón, aunque las carreteras del resto de la ciudad han ido surgiendo de cualquier manera y tienen también un carácter fortuito. Ésto se debe, en parte, a la dificultad de construir los suficientes puentes para atravesar el río, y por esta razón la mayoría de calles y carreteras están orientadas de norte a sur. El curso del río y los canales que no tienen puentes todavía han sido factores importantes en la influencia de la planificación de las calles. El puente Howrah es el principal vínculo de unión entre el centro urbano y el exterior; lleva ocho carriles, dos de ellos sólo para camiones, y es uno de los más concurridos y con mayor tráfico del mundo. En la década de 1970 se construyó un segundo puente, situado entre Howrah y Kolkata. La Carretera de Camiones Pesados es una de las rutas más antiguas de la India. Se extiende desde Howrah a Cachemira (o Kashmir) y es la principal ruta de conexión entre Kolkata y el dominio más septentrional de la India. Otras carreteras nacionales comunican Kolkata con la costa occidental de la India, la parte N de Bengala Oeste y la frontera con Bangladesh. Además hay dos estaciones terminales de ferrocarril, la de Howrah, en la orilla oriental, y la de Sealdah, en la orilla occidental, que nutren de vías férreas a los cuatro puntos cardinales. La terminal aérea principal de Kolkata está en Dum Dum (aeropuerto internacional de Netaji Subhas Chandra), con vuelos nacionales e internacionales. El puerto de la ciudad soporta una décima parte de los cargamentos de la India y alrededor de una de cada doce de sus exportaciones se realizan a través del mismo.

Se especula bastante respecto al permanente atasco de tráfico de la ciudad, ocurrido en parte por los problemas de espacio a causa de la presencia del río y en parte por los problemas derivados del volumen de trabajo desarrollado; el transporte, almacenamiento, la venta al por mayor y al detalle, el empaquetado, etc., requeridos para las exportaciones e importaciones están concentrados en Calcuta y Howrah. El puerto de la ciudad perdió su hegemonía como primer puerto carguero de la India en los años 60, pero, junto con el puerto de Haldia (situado a unos 65 m río abajo), todavía continúa manejando un gran porcentaje del intercambio extranjero de mercancías.

Más de las 2/3 partes de las personas que viven en el Distrito Metropolitano de Kolkata lo hacen al amparo de las instituciones. Alrededor de las tres cuartas partes de los edificios se utilizan para vivienda, pero hay cientos de chabolas, barracas y casuchas de todo tipo, en las que vive aproximadamente un tercio de la población total de la ciudad. Los barrios de chabolas están oficialmente definidos como “una colección de cabañas que se alzan en un trozo de tierra de al menos un sexto de acre (la decimoquinta parte de una hectárea)”, aunque también existen chabolas en terrenos de menos de un sexto de acre. La mayoría de ellas son diminutas, mal ventiladas, de una sola habitación y generalmente superpobladas. No tienen prácticamente instalaciones sanitarias y muy poco espacio libre. El gobierno patrocina un programa de mejora de las chabolas.

En la Kolkata contemporánea, su silueta se halla quebrada en algunas zonas por rascacielos y elevados bloques de diversos usos. La morfología urbana ha cambiado rápidamente. La zona de Chowringhee, situada en el centro de la ciudad y formada antiguamente por una colección de palacetes, se ha transformado en oficinas, hoteles y tiendas. En la zona N del centro los edificios son principalmente de dos o tres plantas de altura. En las zonas meridionales del centro, sin embargo, son más habituales los edificios de apartamentos variopintos, de todos los estilos. En la arquitectura de la ciudad domina la influencia occidental. El Raj Bhavan, o residencia del presidente de la nación, es una imitación del Kedleston Hall de Derbyshire; los Juzgados recuerdan el Cloth Hall de Ypres, Bélgica; el Ayuntamiento está realizado en estilo griego con un pórtico dórico helénico; la catedral de San Pablo está diseñada con un estilo indo-gótico; el edificio Writers es de estilo gótico, con una estatua en lo alto. El Museo Indio es de estilo italiano; y el edificio General de Correos tiene una cúpula majestuosa y columnas corintias. La bellísima columna o pilar del Sahid Minar tiene 165 pies de altura; su base es egipcia, la columna siria, y la cúpula de estilo turco. El Victoria Memorial representa un intento de combinar la influencia clásica occidental con la arquitectura Mughal; la Mezquita Nakhoda está esculpida en la Tumba de Akbar en Sikandra; el Planetario Birla está basado en la reliquia budista de Sanchi. El Consejo Legislativo de Bengala Oeste es un edificio construido según estilo moderno de arquitectura. El Instituto de Cultura de la Misión Ramakrishna es el ejemplo más importante de las construcciones posteriores a la independencia y es imitación del estilo de un antiguo palacio hindú del noroeste de la India.

La densidad de población de la ciudad es extremadamente alta, con cerca de 33.000 hab/km2, según datos de 1991. Esta superpoblación ha alcanzado proporciones realmente insoportables en muchos sectores de la ciudad. Kolkata ha experimentado un elevado nivel de crecimiento de población durante más de un siglo, debido a acontecimientos como la separación de Bengala en 1947 y la guerra en Bangladesh a principios de los 70, que precipitaron el influjo masivo de población hacia la ciudad. En los suburbios del norte y sur han surgido y se han multiplicado muchas colonias de refugiados. Además, gran número de inmigrantes procedentes de otros estados, la mayoría de las cercanos Bihar y Orissa y del Uttar Pradesh oriental, acudió a esta ciudad en busca de empleo. Más de cuatro quintas partes de la población es hindú. Los musulmanes y cristianos constituyen las minorías más importantes, aunque también hay sikhs, budistas y otros.

Economía

La posición de la actual Kolkata como uno de los centros económicos más importantes de la India está basada fundamentalmente en sus industrias, así como en sus actividades comerciales y en su papel como puerto principal. Esta ciudad es la mayor productora de yute del mundo cuya industria fue establecida en la década de 1870, y en la actualidad las fábricas se extienden de N a S desde el centro de la ciudad sobre ambas orillas del río Hooghly. La ingeniería constituye la otra gran industria de la urbe. También son importantes las industrias de procesado y cosido de calzado, manufactura de textiles y fabricación de materiales de hierro y acero, así como la impresión, publicación y distribución de periódicos. Tanto las minas de carbón como las plantaciones de té e instalaciones industriales concernientes a Bengala Occidental y los estados vecinos, están financiadas y administradas desde Kolkata. Son importantes los productos de consumo y textiles, y también hay industrias químicas.

Las principales exportaciones que se realizan a través del puerto son de acero en bruto, hierro rosa, carbón, maquinaria, yute, azúcar, té, petróleo, manganeso y mica. Esta ciudad es el centro financiero principal del dominio oriental de la India, y en ella se asientan la mayoría de las sedes de bancos extranjeros, así como varias cámaras de comercio, como la Cámara de Comercio e Industria de Bengala, la Cámara de Comercio e Industria Nacional de Bengala o la Cámara de Comercio India. La banca extranjera tiene una base de operaciones significativa en la ciudad, pese a que ha declinado la importancia de la ciudad como centro internacional. El mercado de la bolsa juega un importante papel en el mercado financiero nacional.

El desempleo, sin embargo, es un problema en constante crecimiento desde los años 50, nace de la falta de educación y preparación de la población. La industria ha ido decayendo desde la independencia de la India, ocurrida en 1947. Los principales factores que han contribuido a este declive son la pérdida de la parte occidental de Bengala y la falta de una diversificación industrial en la ciudad.

El hecho de que la economía de la ciudad sea primordialmente mercantil queda reflejado fielmente en que alrededor de 2/5 partes de los trabajadores activos totales están empleadas en el comercio y la industria. Otras ocupaciones importantes incluyen el sector público de servicios en departamentos del gobierno, en instituciones financieras e instituciones médicas y educativas. El sector privado de servicios incluye el mercado de la bolsa, los servicios educativos y médicos, abogados, bancos de crédito y seguros, cámaras de comercio y otros servicios de utilidad.

Historia

De acuerdo con algunas fuentes, Kalikata deriva de la palabra bengalí Kalikshetra, que significa ‘Tierra de (la diosa) Kali’. Otras fuentes indican que el nombre deriva de la localización de su asentamiento original en la orilla de un canal (khal). Una tercera opinión sugiere que procede de las palabras bengalíes ‘tiempo’ (kali) y ‘cáscara quemada’ (kata), ya que la zona era notable por el tratamiento de la cáscara de lima. Otra opinión sostiene que el nombre deriva del término bengalí kilkila, que significa ‘zona plana’ y que se menciona en la literatura antigua. Puede que el nombre provenga del hecho de que el asentamiento era hogar de la tribu de los Kol conocida como Kolka Hota.

El período temprano

El nombre de Kalikata está testimoniado desde tiempos del emperador Akbar, que reinó entre 1556 y 1605, así como por el poeta bengalí Bipradas. La historia de Calcuta como asentamiento inglés data del establecimiento de un puesto comercial por parte de Job Charnock, agente de la Compañía de Indias Orientales Británica, en 1690 (en Sutanuti). Charnock había tenido disputas con oficiales del imperio Mughal por el puerto del río de Hooghly; obligado a abandonarlo, hizo varios intentos fracasados por establecerse en otros lugares río abajo. Cuando los oficiales de Mughal le permitieron volver, con tal de no perder el comercio con la compañía inglesa, Charnock eligió Calcuta como centro para sus operaciones. Parece ser que eligió el lugar cuidadosamente, un sitio protegido por el río Hooghly hacia el O, una ensenada al N y salinas hacia el E. Sus rivales holandeses, franceses y otros colonialistas europeos se instalaron río arriba en la orilla occidental, de manera que el acceso desde el mar no lo tenía amenazado, ya que se efectuaba desde el puerto de Hooghly. En este punto, el río era además más ancho y profundo, la única desventaja era que las marismas y pantanos del este hacían la zona bastante insalubre. Es más, antes de la llegada de los ingleses, dos antiguos pueblos junto con Sutanati, Kalikata y Gobindapore, conformaron la originaria ciudad de Calcuta; dichos pueblos habían sido elegidos como lugar de asentamiento por los mercaderes indios que habían emigrado del puerto de Satgaon, corriente arriba. La presencia de estos mercaderes pueden haber sido uno de los factores determinantes para la elección del puerto por parte de Charnock.

Hacia 1696, cuando estalló la rebelión en los alrededores del distrito de Burdwan, la administración provincial de Mughal se amistó con el incipiente asentamiento de colonos. Los funcionarios de la compañía que pidieron permiso para fortificar sus puestos de comercio o fábrica, para poder defenderse, lo obtuvieron. Los rebeldes fueron fácilmente aplastados por el gobierno de Mughal pero las estructuras defensivas de los colonos, hechas de barro y ladrillos, permanecieron en pie y en 1700 empezaron a ser conocidas como Fuerte William. En 1698 los británicos consiguieron cartas en las que quedaba patente que ellos eran beneficiarios del privilegio de comprar los derechos zamindari en los tres pueblos (el derecho sobre las ganancias de la recolecta, de hecho la posesión total).

En 1717, Farrukh-siyar, emperador Mughal, otorgó a la Compañía de Indias Orientales en la India libertad de comercio a cambio de un pago anual de 3.000 rupias; este acuerdo dio un importante impulso al crecimiento de Calcuta. Llegó un gran número de mercaderes indios para instalarse en la ciudad y los funcionarios de la compañía, bajo la bandera de la misma, empezaron a regentar un comercio privado libre de impuestos. Cuando los Marathas del SO comenzaron a realizar incursiones contra los Mughals (o mogoles) en los distritos occidentales de Bengala en 1742, los británicos obtuvieron permiso de Ali Vardi Khan, nawab (‘gobernador’) de Bengala, para atrincherarse por el norte y sur de la ciudad cavando un foso en la zona de tierra firme. Este foso empezó a ser conocido como la zanja Maratha. A pesar de que no se terminó por la zona sur del asentamiento, marcó el vecindario oriental de la ciudad. En 1756 el sucesor del Nawab, Siraj-ud-Dawlah, capturó el fuerte y saqueó la ciudad. Calcuta fue nuevamente conquistada en enero de 1757 por Robert Clive, uno de los fundadores del poder británico en la India, y por el almirante británico Charles Watson. Tras una breve resistencia, el Nawab fue derrotado en Plassey, en junio de 1757, tras lo cual el gobierno británico se aseguró en Bengala. Gobindapore surgió de entre sus bosques y se construyó el nuevo Fuerte William en su actual localización, contemplando el Hooghly en Calcuta, donde se convirtió en símbolo del poder militar británico.

Calcuta se convirtió en la capital de la India británica en 1772, cuando el primer gobernador general, Warren Hastings, transfirió todas las sedes oficiales importantes a la ciudad, procedentes de Murshidabad, la capital provincial Mughal. En 1773 Bombay (actualmente Mumbai) y Madras (actualmente Chennai) quedaron subordinadas al gobierno de Fuerte William. Empezó a ejercer jurisdicción en la ciudad una corte suprema británica para la administración de justicia hasta la zanja Maratha (ahora las carreteras de Acharya Prafulla Chandra y Jagadish Chandra Bose). En 1706 la población de Calcuta estaba en torno a los 10.000 ó 12.000 habitantes. Se incrementó hasta casi alcanzar los 120.000 hacia 1752 y hasta los 180.000 en 1821. La Ciudad Blanca (inglesa) se construyó en tierras que habían surgido del drenaje de pantanos. Había tantos palacios en el sector británico que la ciudad se empezó a conocer como la “ciudad de los palacios”. Fuera de la ciudad británica los nuevos ricos se construyeron diversas mansiones aunque también surgieron chabolas. Los nombres de los distintos barrios de la ciudad como Kumartuli y Sankaripara todavía indican las distintas castas que residieron dentro de la emergente metrópolis. Empezaron a coexistir dos zonas distintas en ella, la británica y la hindú. En esa época Calcuta fue descrita como una ciudad pestilente, con pocas carreteras buenas.

En 1814 se constituyó un Comité de Lotería para financiar las mejoras públicas a través de las ganancias de lotería, y entre 1814 y 1836 se tomaron medidas efectivas para realizar mejoras en las condiciones de la ciudad. La corporación fue establecida en 1841; sin embargo, los ciclones acontecidos en 1864, 1867 y 1870, devastaron las zonas más pobres y deprimidas. A través de sucesivas plataformas, el poder británico se extendió por el subcontinente, y todo el ámbito septentrional de la India se convirtió en zona de influencia del puerto de Calcuta. La abolición de los impuestos de aduana en 1835 dio como resultado la apertura del mercado; se comenzó a construir ferrocarriles en 1854, lo que impulsó más todavía el desarrollo de la industria y el comercio. En esa misma época se terminó la Gran Carretera que unía Calcuta con Peshawar, en Pakistán. Las compañías inglesas mercantiles, la banca y los seguros florecieron. El sector indio de Calcuta también se convirtió en un núcleo importante de comercio y estaba regentado por gente de todas partes de la India y algunas del resto de Asia. Calcuta se convirtió en el centro intelectual del subcontinente.

Calcuta en el siglo XX

El siglo XX marcó el comienzo de las desgracias para Calcuta. Lord Curzon, vicerrey de la India, dividió Bengala en 1905 y convirtió a Dacca (Dhaka) en capital del E de Bengala y Assam. Una agitación llevó a la cancelación de esta división, pero en 1912 la capital de la India británica fue trasladada definitivamente de Calcuta a Delhi, donde el gobierno pudo disfrutar de una relativa calma. La partición de Bengala en 1947 fue finalmente borrada. Como la población de Calcuta había crecido enormemente, los problemas sociales se agravaron a medida que crecían las peticiones de un gobierno local para la India.

Estallaron disturbios comunales en 1926, y cuando el Mahatma Gandhi llamó a la no sumisión a las leyes injustas, los disturbios volvieron a recrudecerse en 1930. Durante la Segunda Guerra Mundial los bombardeos aéreos japoneses causaron daños sobre los muelles de Calcuta con fuertes pérdidas materiales y humanas. Los disturbios comunales más serios tuvieron lugar en 1946, cuando la partición de la India británica era inminente y las tensiones entre los musulmanes y los hindúes habían alcanzado su punto álgido. En 1947 la división de Bengala entre la India y Pakistán constituyó un fuerte revés para Calcuta, que se transformó sólo en capital de Bengala Occidental, perdiendo el comercio de parte de su antiguo territorio del continente. Al mismo tiempo, millones de refugiados de Pakistán Este (la actual Bangladesh) invadieron Calcuta, lo que agravó los problemas sociales e incrementó la superpoblación, que había alcanzado serias proporciones. El estancamiento económico de mediados de los 60 aumentó más todavía la inestabilidad de la vida social y política de la ciudad y desintegró las esperanzas de convertirla en capital. El control de muchas de las empresas pasó a manos del gobierno estatal. Particularmente hacia los años 80, se pusieron en marcha programas de trabajos públicos a gran escala y se centralizó la planificación regional, lo que contribuyó a la mejora de las condiciones económicas y sociales de la urbe. La última transformación se produjo el 1 de enero de 2001 cuando la ciudad se renombró con la denominación actual de Kolkata.

Patrimonio artístico y monumental

Durante más de 300 años, las tierras cultivadas se habían ido acercando demasiado, sobreviviendo a muchas generaciones de revueltas culturales, políticas y sociales. Desde los tiempos de Raja Ram Mohan Roy, Vidya Sagar y Rani Rashmoni hasta los días de Satyajit Ray y la Madre Teresa, desde Rabindranath Tagore a Netaji Subhash Bose, Calcuta ha sido uno de los contribuyentes más significativos de la cultura india, su tradición y herencia.

Algunos de los lugares más significativos son sus mercados y centros comerciales, como el Mercado Nuevo, Mercado Air Conditioned, Complejo Comercial Vardaan, Mercado Fancy, Supermercado de Mark, Mercado Kankurgachhi Handloom, Nuevo Mercado Ballygunge, Mercado Shyambazar, Mercado Chandni, Mercado Bagri, Mercado de la calle College, Mercado Gariahat, Mercado Lake, etc.

Entre los puntos de interés cultural destacan:

- El Museo Indio de Calcuta: es el más antiguo de la India y uno de los más grandes del continente asiático. Destacan sus exposiciones sobre ciencias naturales, arte y arqueología. Fue fundado en 1814 y se abrió al público en 1878.

- La Biblioteca Nacional, que alberga valiosas colecciones de libros.

- El Maidan: es una de las primordiales zonas recreativas y de ocio de la ciudad. Se trata de un parque que abarca una extensión de unos 5 km2 a lo largo del río, y donde tiene lugar la mayoría de los eventos deportivos. Esta enorme explanaba tuvo, en sus orígenes, unos objetivos fundamentalmente estratégicos puesto que la construyeron los británicos para poder tener una buena visibilidad ante fusileros y artilleros tras la reconstrucción del Fort William, a mediados del siglo XVIII.

- El Hindu College: es el primer colegio inglés, que se llamó también Presidency College, y que fue fundado en 1817.

- La Universidad de Calcuta: fue fundada en 1857 y tiene más de 150 facultades.

- La Universidad Rabindra Bharati: está especializada en Humanidades y Bellas Artes (danza, teatro y música).

También cuentan con gran interés el Instituto Indio de Estadística, la Asociación India para el Cultivo de la Ciencia, el Instituto Bose de ciencias naturales, el Instituto de Higiene y Salud Pública Indio (forma parte de la Universidad de Calcuta), la Sociedad Asiática, la Sociedad Literaria Bengalí (Bangiya Sahitya Parishad), el Instituto de Cultura Ramakrishna Mission, la Academia de Bellas Artes, la Academia de Arte y Cultura Birla y, finalmente, la Sociedad Maha Bodhi.

Además, la Gran Calcuta posee más de 30 museos que abarcan un amplio abanico de campos; destacan el Museo Indio: fundado en 1814, es el más antiguo de la India y el museo más grande de su clase en todo el país. Las secciones de arqueología y numismática contienen las colecciones más valiosas del museo; el Victoria Memorial: sus exposiciones relatan las relaciones entre los ingleses y la India; el Museo Asutosh de Arte Indio: está en la Universidad de Calcuta y tiene exposiciones del arte folclórico de Bengala entre sus colecciones; y, finalmente, la Biblioteca Nacional, que posee la mayor colección de libros de la India y contiene una magnífica colección de libros raros y manuscritos.

Kolkata es, además, un centro de música y danza tradicional y contemporánea. En 1937 Tagore inauguró la primera Conferencia de Música Bengalí de Calcuta. A partir de entonces tienen lugar gran número de conferencias de músicos clásicos indios todos los años. La ciudad es cuna de importantes bailarines clásicos y allí es donde se encuentra Uday Shankar, que experimenta formas de adaptación de las técnicas teatrales occidentales a las formas clásicas de la danza tradicional. Este maestro fundó una escuela de danza, música y teatro que funciona en la ciudad desde 1965. El teatro profesional comenzó su andadura en Calcuta en los años 1870 con la fundación del Teatro Nacional. Otras formas modernas dramáticas surgieron con escritores de teatro pioneros como Girish Chandra Ghosh y Dirabandhu Mitra. La ciudad sigue siendo un importante centro de teatro profesional y amateur, así como experimental. También ha sido un centro pionero en producción de películas en la India, aunque siempre por detrás de Mumbai, conocida como Bollywood. Algunos directores de vanguardia como Satyajit Ray y Mrinal Sen han alcanzado reconocimiento internacional. Hay muchas salas de cine en la ciudad, que suelen mostrar películas en hindi, inglés y bengalí.

La Corporación Municipal de la ciudad mantiene más de 200 parques, plazas y espacios abiertos. Sin embargo hay muy poco espacio al aire libre en la superpoblada ciudad. El Maidan es el más conocido; junto a éste se encuentran: el Ranji Stadium: es el campo de cricket más antiguo del mundo, situado en los Jardines Eden; el Estadio Netaji: utilizado para eventos a cubierto y el Estadio Salt Lake: fue construido al este de la ciudad y tiene capacidad para albergar 100.000 espectadores sentados. También sobresalen el Jardín Zoológico, que se extiende unas 20 hectáreas y el Jardín Botánico Indio: localizado en la orilla oeste de los ríos. Su herbario contiene unas 40.000 especies de plantas.

Festivales

La mayor parte de las celebraciones de Kolkota se realizan para conmemorar a la diosa madre, es decir, a Shakti a pesar de que como consecuencia de su evolución histórica cuenta con una importante amalgama de tradiciones.

La deidad local de Kolkola es la diosa negra Kali, una de las múltiples manifestaciones de Durga, la consorte de Shiva. Entre los diversos festivales destaca el de Durga Puja, celebrado entre los meses de septiembre y octubre con una duración aproximada de dos semanas. El acontecimiento principal es la procesión de diversas imágenes relacionadas con Durga y Lakshmi, la diosa de la riqueza. Es el equivalente bengalí de la Navidad y finaliza con la sumersión de las imágenes en el río. Este festival también es conocido en otros dominios como Dusserhra. Luego aparece el Joydeb Mela, celebrado durante los primeros días de enero para venerar a Joybed, el autor del Gita Govinda; el Saraswati Puja, celebrado entre los meses de enero y febrero con el objetivo de honrar a la diosa del saber; el Shivratri, que se celebra a finales de febrero para conmemorar a Shiva y el Rath Yatra, que se trata del ‘festival del carro’ que anuncia la llegada del monzón y con él, las lluvias; se conmemora, además, a Jagganath, el Señor del Mundo.

Temas relacionados

India: Cine.
India: Historia.
India: Literatura.

Bibliografía

BANERJEE, S.- Spatial Pattern of Population Density in Calcutta, 1981.
HAROLD LUBELL: Urban Development and Employment: The Prospects for Calcutta (1974).
HEINZ MODE (ed.): Calcutta (1973).
LAHIRI, T.B.- Calcutta.
KESHAB CHOUDHURI: Calcutta: Story of Its Government (1973).
MISRA (ed.).- Million Cities of India (1978), pp. 43-72.
NAGESHWAR PRASAD, SWAPNA BANERJEE, y G.K. DUTT (eds.), Modern Geographical Concepts. (1985), pp. 111-118.
NIRMAL KUMAR BOSE.- Calcutta, 1964: A Social Survey (1968).
SUSHIL KUMAR MUKHERJEE: The Story of the Calcutta Theaters, 1753-1980 (1982).

Cecilia Guiter.

Calcuta o Kolkata [India]

Fuente: Britannica

So, what do you think ?