Atlas & Maps

Biografía de Blanco White, José María (1775-1841)

0

 Escritor español. José María Blanco y Crespo, llamado Blanco White, nació en Sevilla el 11 de junio de 1775 y falleció en Liverpool (Inglaterra) el 20 de mayo de 1841. Era hijo del vicecónsul inglés Guillermo Blanco (White), que se instaló en aquella ciudad durante el reinado de Fernando VI; su madre era María Gertrudis Crespo y Neve. Estudió la carrera eclesiástica y se ordenó sacerdote, a pesar de profundas dudas sobre su vocación, el 21 de diciembre de 1799; fue canónigo magistral en Cádiz y Sevilla. Formó parte de la Academia de Letras Humanas (1793-1802). Conoció a Manuel María del Mármol, quien se convirtió de hecho en su tutor cultural, y mantuvo relación con Manuel María de Arjona, Félix José Reinoso y Alberto Lista, quienes eran la verdadera alma de la Academia de Letras Humanas.

Tras una crisis espiritual, que sufrió entre 1802 y 1803, marchó a Madrid, en donde obtuvo una colocación no retribuida en la Comisión de Literatos del Instituto Pestalozziano (1807-1808), fundado por Godoy; sin embargo, quedó exento de la obligación de residir en Sevilla mediante una Real Orden. En Madrid frecuentó la tertulia de Quintana. Luchó contra los franceses durante la ocupación y colaboró en El Semanario Patriótico. En 1808, escribió una Oda a la instalación de la Junta Central de España (Madrid, Gómez Fuentenebro, 1808), y desde Sevilla colaboró con Antillón en el Semanario patriótico.

En 1809, nació su hijo Fernando, habido con Magdalena Esquaya, que moriría en 1816, pero Blanco no se enteró de su existencia hasta 1812, cuando ya se encontraba en Inglaterra. El 29 de enero de 1810 se trasladó a Cádiz y un mes después, el 23 de febrero, se embarcó rumbo a Inglaterra, desalentado por su espíritu liberal y sus discrepancias con la Junta Central; en su nueva patria, reinició el estudio del inglés, que era su segunda lengua, y el del griego y cultura helénica. Fue profesor en la Universidad de Oxford.

En Londres publicó El Español, 1810, en el que se mostró crítico respecto de las autoridades españolas y comprensivo de la revolución que se anunciaba en América (aunque su posición era la de una defensa de la autonomía, no la de la independencia absoluta). Su traducción del latín al castellano de la “Inscripción para el sepulcro del Duque de Alburquerque”, escrita por John H. Frere, fue reproducida por el Conciso, nº 6, 6 mayo 1811, con comentarios muy adversos. Sus opiniones políticas fueron pasando de un inicial jacobinismo a un liberalismo más que moderado, y el 4 de octubre de 1812 ingresaba públicamente en la Iglesia anglicana. Dos años después se hacía ministro de su nueva Iglesia. Aun tuvo una nueva crisis religiosa en 1819, aunque la fue resolviendo sin graves alteraciones.

La revolución de 1820 le llevó a ocuparse otra vez de España, por encargo de Thomas Campbell, director de The New Monthly Magazine. Las Letters from Spain fueron apareciendo en 1821, para ser finalmente recogidas en volumen en 1822. En este mismo año apareció en Londres Vargas. A Tale of Spain, que hoy se le atribuye casi con seguridad. Tradujo obras españolas al inglés y colaboró en la Enciclopedia Británica y en la Quarterly Review, y en 1825 publicó Practical and internal Evidence against Catholicism, libro teológico y no político. En 1823, por encargo de Ackermann, aparecieron las Variedades o Mensajero de Londres. Con el pseudónimo de José Muñoz de Sotomayor tradujo de William Paley las Evidencias del Cristianismo (Londres 1825).

En 1826, obtuvo un Master of Arts por Oxford. Allí se trasladó Blanco para llevar, en adelante, una vida de predicador. Por influencia de nuevos amigos, en 1829 sacó The London Review (sólo dos números). En 1832 se fue a vivir a Dublín, en donde estuvo hasta principios de 1835. Fue a vivir a Liverpool. Abandonó el anglicanismo, y escribió sus Observations on Heresy and Orthdoxy. Siguió escribiendo en inglés y en español, pues nunca abandonó su primera -ni su segunda- lengua. Todavía en 1839 imagina una novela titulada Diario secreto de un inquisidor español o Aberraciones religiosas, y se señalan otros proyectos suyos en el ámbito novelesco. La gran importancia de la figura y obra de Blanco White queda hoy clara gracias a los trabajos de Vicente Lloréns.

A. GIL NOVALES

Blanco White, José María (1775-1841)

Fuente: Britannica

So, what do you think ?