Atlas & Maps

Definición de Antropología médica

0

 Rama de la Antropología que estudia las creencias y prácticas relacionadas con los conceptos de salud, enfermedad y curación en relación con la cultura de las diferentes sociedades humanas.

Desde el nacimiento de la Antropología como ciencia positiva a mediados del siglo XIX, muchos especialistas han constatado que las creencias y prácticas de todas las sociedades humanas en relación con la salud y con las enfermedades humanas tienen implicaciones y vinculaciones profundas dentro del sistema ideológico, religioso, ritual y festivo de cada pueblo. La explicación, el diagnóstico y la curación de las enfermedades se realizan de modos específicos en el seno de cada grupo sociocultural, y de modos que se advierten vinculados entre sí cuando se comparan los que son propios de unos grupos y de otros. La Antropología puede, en consecuencia, documentar, describir, comparar e interpretar las actitudes que frente a estos conceptos mantiene cada comunidad sociocultural, extraer conclusiones generales e insertarlas en un marco universal de interpretación sociocultural.

Objetivos de estudio de la antropología médica.

Entre los campos y objetivos de análisis de esta ciencia pueden citarse:

-Las prácticas médicas de los pueblos llamados “primitivos” y sus relaciones con la magia, la superstición y la brujería.

-La medicina tradicional de los pueblos contemporáneos, primitivos o avanzados (etnomedicina).

-La relación entre los conceptos de salud, enfermedad y curación, y las creencias y prácticas medicinales, con la conformación de la cultura y de la personalidad individual y colectiva de los grupos humanos.

-La relación entre la enfermedad, física o psíquica, los procesos de cambio sociocultural (aculturación, deculturación, transculturación, etc.), y la planificación de los sistemas sanitarios.

La relación entre los conceptos de salud, enfermedad y curación, y la identidad psíquica individual y colectiva.

-Las actitudes culturales e históricas frente a las epidemias.

-La relación y la actitud de la población frente a la sanidad y los sistemas sanitarios.

Historia de la antropología médica.

Durante el siglo XIX, la mayoría de los antropólogos culturalistas atendieron a los conceptos de salud, enfermedad y curación como básicos dentro del análisis de la cultura humana, y especialmente de la de los pueblos primitivos y tradicionales contemporáneos. El importante libro de W. G. Black Folk-Medicine (Medicina folclórica, 1883) fue uno de los más acabados ejemplos de este interés, si bien su perspectiva básicamente descriptiva se halla más cerca del terreno de la etnomedicina que de la antropología médica. Fue en 1910 cuando Abraham Flexner, en su trascendental Medical Education in the United States and Canada (La educación médica en los Estados Unidos y en Canadá, 1910) y en su posterior Medical Education in Europe (La educación médica en Europa, 1912), quien puso los cimientos de una auténtica ciencia antropológica médica que, en sus orígenes, tuvo un importante componente sociológico. Anteriormente, la psiquiatría había elaborado algunas bases para este desarrollo, a partir sobre todo de los intentos del alemán Emil Kraepelin (1856-1926) de elaborar una psicopatología comparada.

A partir de 1924 se renovó el interés antropológico por la magia y la brujería, y, en consecuencia también, por las prácticas médicas primitivas y tradicionales. La obra más importante de aquel período fue la de William H. Rivers, Medicine, Magic and Religion (Medicina, magia y religión, 1924), donde se construyó una sólida teoría de relaciones entre la visión del mundo y las técnicas y creencias mágico-medicinales de cada pueblo.

Estas teorías influyeron profundamente en la escuela antropológica norteamericana llamada de “Cultura y personalidad”, que atendió frecuentemente, aunque casi nunca como motivo central de su investigación, a las dimensiones psicológica y simbólica de los conceptos de enfermedad y curación.

Otras obras importantes de aquel período fueron las de Bernhard J. Stern, Social Factors in Medical Progress (Factores sociales en el desarrollo médico, 1927) y Society and Medical Progress (Sociedad y desarrollo médico, 1941), que tenían una perspectiva más sociológica. Impacto fundamental tuvieron también los estudios de Forrest E. Clements, Primitive Concepts of Disease (Las concepciones primitivas de la enfermedad, 1932), y de Edgar Sydenstricker, Health and Environment (Salud y entorno, 1933). Nuevas perspectivas fueron abiertas, igualmente, por la llamada “Escuela de Chicago”, que tomó una renovadora orientación en la década de 1930, al atender sobre todo a los problemas psiquiátricos derivados de los procesos de transculturación, urbanización e industrialización. Una de sus aportaciones más relevantes fue la de Robert E. L. Faris y H. Warren Dunham, Mental Disorders in Urban Areas: An Ecological Study of Schizophrenia and Other Psychoses (Los trastornos mentales en las áreas urbanas: un estudio ecológico de la esquizofrenia y de otras psicosis, 1939).

En aquellos años y en los inmediatamente posteriores se desarrolló la obra fundamental de Henry E. Sigerist, auténtico promotor de la introducción del análisis antropológico en la Historia de la Medicina. Entre sus obras destacan las tituladas Socialized Medicine in the Soviet Union (La medicina socializada en la Unión Soviética) (1937) y Medicine and Health in the Soviet Union (Medicina y salud en la Unión Soviética) (1947). Inmensa influencia tendría el primer tomo de su A History of Medicine (Historia de la medicina), titulado Primitive and Archaic Medicine (La medicina primitiva y arcaica) (1951). El segundo volumen, póstumo, se publicó en 1961 con el título de Early Greek, Hindu, and Persian Medicine (La antigua medicina griega, hindú y persa).

A partir de 1942 se desarrollaron importantes proyectos y estudios internacionales de salud (impulsados por organizaciones como la FAO, la PAHO, diversas fundaciones, etc.) en los que, junto a la dimensión clínico-patológica-epidemiológica, estuvieron muy presentes las consideraciones antropológicas. En torno a la década de 1950 volvieron a confluir los métodos y enfoques médico-antropológicos con los de otras ciencias sociales, como demuestran, por ejemplo, obras tan importantes como las de Leo W. Simmons y Harold G. Wolf, Social Science in Medicine (Las ciencias sociales en la medicina) (1954), Lyle Saunders, Cultural Difference and Medical Care: The Case of the Spanish-Speaking People of the Southwest (Diferencia cultural y atenciones médicas: el caso de las poblaciones hispanohablantes del suroeste) (1954), o las importantísimas de Erwin H. Ackerknecht, entre las que destacan la History and Geography of the Most Important Diseases (Historia y geografía de las enfermedades más importantes) (1965) y Medicine and Ethnology (Medicina y etnología) (1971).

Como se ha podido apreciar, el desarrollo de la ciencia médica antropológica ha estado localizado preferentemente en el área norteamericana. Fue en Estados Unidos donde se crearon, a partir de 1916, las Facultades de Salud Pública que dieron un gran impulso a estos estudios. Fueron, además, fundaciones norteamericanas, especialmente la Fundación Russell Sage de Nueva York, las que financiaron muchos proyectos de salud pública dentro y fuera de los Estados Unidos. Aunque la mayoría de ellos fracasaron por la imposibilidad de traslado automático de las tecnologías y usos médicos occidentales a las sociedades no desarrolladas, dejaron una marca indeleble en el desarrollo de esta disciplina.

A partir de la década de 1960 se produjo, también en Estados Unidos, el surgimiento de una orientación completamente renovadora de la antropología médica: la de las actitudes y técnicas no invasoras y colaboradoras frente a los pacientes individuales o frente al público en general. La no imposición desde arriba de proyectos y programas, y la elaboración conjunta y la responsabilización del paciente, e incluso el surgimiento de la noción de “automedicina”, han transformado sustancialmente el panorama de la antropología médica de las últimas décadas.

Por otro lado, los modernos análisis de antropología médica se han extendido y se están aplicando, en las últimas décadas, en muchos otros países y situaciones, especialmente en los países en vías de desarrollo en que el impacto de los procesos acelerados de cambio sociocultural conlleva también un incremento de los trastornos físicos y psíquicos y una rápida evolución de las actitudes socioculturales frente a las enfermedades y su curación. Obras representativas de estas nuevas tendencias médico-antropológicas pueden ser la Antropología médica: sus desarrollos teóricos en México (1994) y Programas de salud en la situación intercultural (1994), de Gonzalo Aguirre Beltrán.

La antropología médico-filosófica.

Constituye una disciplina relacionada tanto con la antropología médica como con la filosofía y la historia de la ciencia. Atiende a la dimensión filosófica y moral de los conceptos de enfermedad y de los métodos de curación en el seno de cada sociedad. Esta disciplina surgió en Alemania durante el período romántico, y tuvo desde sus inicios una orientación marcadamente historicista-filosófica que culminó con la obra monumental Ueber medizinische Anthropologie (Sobre antropología médica) (1927) de Viktor Von Weizsäcker (1886-1957). En España, esta corriente de la antropología médica ha sido cultivada especialmente por Pedro Laín Entralgo (1908) y por su escuela.

Bibliografía

LAÍN ENTRALGO, Pedro, Medicina e historia (Madrid, 1941).
—–Antropología médica para clínicos (Barcelona, 1984).
Science, Medicine and History: Essays on the Evolution of Scientific Thought and Medical Practice written in honour of Charles Singer (Londres, 1953).
FOSTER, G. M., y B. ANDERSON, Medical Anthropology (Nueva York, 1978).
KLEINMAN, A., Patients and healers in the context of culture (Berkeley, 1980).
KENNY, Michel, y Jesús M. de MIGUEL, eds., La antropología médica en España (Barcelona, 1980).
REVERTE COMA, J. M., Antropología médica I (Madrid, 1981).
Primeres Jornades d’Antropología de la Medicina. Comunicacions, 3 vols. (Tarragona, 1982).
ACKERKNECHT, E. H., Medicina y antropología social: estudios varios, ed. ampliada de L. García Ballester (Madrid, 1985).
KEE, H. C., Medicine, Miracle and Magic in New Testament Times (Cambridge, 1986).
OBIOLS, J., “Antropología médica”, Diccionario temático de antropología, ed. Á. Aguirre Baztán (Barcelona, 1988) pp. 59-63.
Culture, experience and pluralism: essays on African ideas of illness and healing, eds. A. JACOBSON-WIDDING, y D. WESTERLUND (Uppsala, 1989).
COMELLES, J. M., y Á. MARTÍNEZ HERNÁEZ, Enfermedad, cultura y sociedad: un ensayo sobre las relaciones entre la antropología social y la medicina (Madrid, 1993).
AGUIRRE BELTRÁN, G., Antropología médica: sus desarrollos teóricos en México (México, 1994).
—– Programas de salud en la situación intercultural (México, 1994).

Temas Relacionados.

Antropología.
Medicina.
Filosofía.
Etnomedicina.
Magia.
Antropología Política.

José Manuel Pedrosa.

Antropología médica

Fuente: Britannica

So, what do you think ?