Atlas & Maps

Definición de Baure

0

 Grupo étnico boliviano cuya lengua, el bauré, pertenece al grupo Bolivia-Paraná de la familia lingüística Arawak. Sus miembros se ubican en el departamento de Beni, concretamente en los municipios de Baures, Huacaraje y Magdalena. Según estimaciones demográficas de 1997, los baures sumaban un total de 3.886 individuos, lo que constituye un núcleo poblacional importante y asegura la reproducción del grupo.

Historia

Antes de la llegada de los misioneros jesuitas a la zona, la región estaba ocupada por distintas parcialidades, como las de los gimboconos, paceboconos, escrinos, tirajabonos, nipocenos, coriceboconos, itapimuyiros, taramuinos, chaqueonos, muchogenos, choromonos, cabiripoyanos, choryinobenos, abejanos, arayamanos, amoricibonos, parasabanos, paramoconos, abeabanos y lacobonos. Dichas parcialidades estaban muy dispersas, y ocupaban las elevaciones de la pampa con el fin de protegerse de las inundaciones periódicas. El área de ocupación abarcaba la región comprendida entre los ríos San Martín, Blanco, las nacientes de los ríos San Simón y San Joaquín.

El sistema agrícola desarrollado en la región, con la construcción de lomas artificiales y camellones, fue abandonado, al parecer, antes de la llegada de los jesuitas, “quienes encontraron una ocupación espacial que tenía como centro las islas de bosque, donde existían zanjas en forma de circuitos que protegían los poblados de animales y ataques sorpresivos” (Paz, 1997).

Los padres Eguiluz (1692) y Barace (1696) fueron los primeros misioneros jesuitas en dar noticias de los baures. En 1702 murió Barace, pero en 1720 se fundaba la misión de Magdalena como centro de la reducción de los indígenas de las parcialidades. El conjunto de la población de habla baure fue llamado con ese mismo nombre, baure, mientras que la misión de El Carmen concentró poblaciones de varios orígenes étnicos. En ambos casos, se impuso el “orden misional”, pero en un terreno multiétnico.

Las misiones fueron pues: Concepción de Baure, San Joaquín, Carmen de Mojos, San Simón, San Nicolás y San Martín. Los baures fueron considerados por algunos cronistas jesuitas como los más “cultos y desarrollados” entre las naciones indígenas de la región.

Durante la segunda mitad del siglo XIX, el panorama fue más complejo, pues con el boom de la explotación del caucho en la región llegaron muchos cruceños y extranjeros. Con tantos componentes, la composición étnica de la población se volvió cada vez más compleja, y de esta manera se debilitó la identidad indígena. En este contexto, se desarrolló también una intensa relación comercial entre el pueblo de Baure y la región del lténez, y la ciudad de Guayaramerín, a donde se llevaba chocolate y productos agrícolas a cambio de productos manufacturados en Brasil.

Organización social

Las comunidades baures son multiétnicas en la medida en que están conformadas tanto por indígenas como por campesinos, emparentados entre sí, cuyas actividades y formas de ocupación del espacio son similares. Además, se observan estrechos lazos de parentesco entre los habitantes de una y otra comunidad y el pueblo de Baures, que se manifiestan en el desarrollo de las actividades económicas agrícolas, en la recolección de cacao y eventualmente en la caza.

Los cabildos indígenas, vestigio de la época colonial, tienen vigencia aún y constituyen la unidad básica de organización de las comunidades. La agrupación de los cabildos comunales conforma la llamada Subcentral Indígena de Baure, creada en 1993, que agrupa a las comunidades del área de influencia del pueblo de Baure; las comunidades de la zona del Carmen, sin embargo, no cuentan con organización alguna.

Actividades económicas

La región se caracteriza por la confluencia de una gran variedad de ecosistemas, desde las inmensas sabanas, hasta los bosques de galería, pasando por las islas de pampa y los pantanales o curichales. Cuentan con un importante potencial de árboles de cacao silvestres, ubicados en bosques cuyo acceso no es restringido, y con árboles de madera fina (mara, roble, cedro, ochoó, etc.). La fauna ha sido diezmada por el comercio de pieles y cueros que se realizó entre los años 1970 y 1980, sobre todo los caimanes, lagartos, lobitos de río, tigres, parabas y taitetús.

La base de la economía baure la constituyen la agricultura, con productos como el maíz, la yuca, el frijol y el arroz, y la recolección de cacao. El cacao y la harina de yuca (llamada chivé) se comercializan en el ámbito local. Además, como actividades de subsistencia, practican la caza, la pesca, y la recolección de madera, de hojas de palma y de plantas medicinales. Existe una ganadería incipiente, con ganado como capital familiar.

Algunos baures se dedican también a la artesanía del tejido, y fabrican hamacas de algodón, sombreros, sopladores de fibras vegetales…

En la serranía de San Simón, al noreste del área ocupada por los baures, se han establecido asentamientos de cooperativistas mineros, pequeñas y medianas empresas privadas para la explotación del oro que, lamentablemente, no han tomado medidas para mitigar el impacto ambiental de dicha explotación (uso del mercurio).

Los baures no cuentan con tierras comunales para la agricultura, sino que trabajan parcelas individuales en algunos casos. Las comunidades que cuentan con acceso a tierras están frecuentemente rodeadas por terceros, generalmente empresas ganaderas, madereras o agrícolas, que han generado conflictos con las comunidades al prohibir el ingreso de los indígenas a sus áreas tradicionales, ubicadas en sus propiedades particulares, o usurpando el bosque comunal, o bien dejando que su ganado invada los chacos de los indígenas.

Situación actual

El idioma baure se halla en franco proceso de desaparición, pues apenas cuenta con hablantes. Sin embargo, se han iniciado actividades relacionadas con la recuperación del alfabeto baure. Igualmente, las prácticas tradicionales de este grupo se encuentran en desuso.

La capacidad de la infraestructura construida en el ramo de educación cubre las demandas del servicio en los principales centros urbanos, pero la cobertura en el área rural sigue siendo deficiente. Las comunidades comunican entre sí mediante equipos de radio transmisión. Existe una carretera de Trinidad al Carmen y otros ramales se encuentran en construcción. Por otro lado, se utiliza el río Blanco para la navegación.

Baure

Fuente: Britannica

So, what do you think ?