Atlas & Maps

Definición de Camión

0

 (Del fr. camion); sust. m.

1. Vehículo de motor de cuatro o más ruedas destinado al transporte de mercancías que tiene un peso máximo autorizado superior a las tres toneladas y media: yo, para ser feliz, quiero un camión… (de la canción del mismo nombre de Loquillo y los Trogloditas).
2. [En algunas zonas] Véase autobús.

Modismos
Camión cisterna. El destinado a transportar líquidos.
Camión de sonido. [Cinematografía] Cabina sonora montada sobre un automóvil que se utiliza para el rodaje de películas sonoras en exteriores o en estudio, si éste carece de cabina fija.
Camión remolque. El compuesto por dos o más vehículos acoplados.
Estar como un camión. Ser muy atractivo sexualmente.

Sinónimos
Carruaje, carro, vehículo, camioneta, furgón, furgoneta, automóvil, tráiler.

 (1) [Ingeniería] Camión.

Vehículo automovil destinado al transporte de cargas pesadas, montado sobre neumáticos especiales. Un caso particular dentro de estos vehículos son los camiones cisterna, concebidos para el transporte de líquidos a granel.

Básicamente un camión es idéntico, en cuanto a sus componentes, a un automovil turismo, solo que estos están más reforzados en el caso de los camiones. Su transmisión y sus frenos son mucho más potentes, al tiempo que la dirección está especialmente diseñada para facilitar la conducción de estos vehículos de grandes dimensiones y peso. Por regla general, los camiones usan un motor diesel, debido a que el combustible empleado por estos motores es considerablemente más barato que el de los demás.

Componentes

Bastidor: construido de acero de alta resistencia, (por lo que tienen alto límite elástico), siendo el paragolpes un elemento que forma parte integral del bastidor, el cual da punto de apoyo a las botellas de suspensiones delanteras y a las ballestas o resortes. Los materiales utilizados para su fabricación son resistentes y ligeros a fin de no aumentar sin necesidad el peso del vehículo. Algunos modelos montan un bastidor formado por dos módulos articulados entre sí por un bulón que los une. En el dúmper o volquete el módulo delantero porta la cabina, el motor y el eje delantero, mientras que el trasero porta la caja de carga y el eje trasero, a diferencia de éste, el bastidor del tractovagón, el módulo de la parte tractora, soporta el motor y la transmisión.

Motor: la característica del mismo es que la parte delantera es más baja que la trasera con el objetivo de bajar lo máximo el centro de gravedad de la máquina facilitando el acceso al motor. La refrigeración es por agua, pudiendo encontrar en algunos modelos post-enfriado por el procedimiento del turboalimentamiento. El tipo de arranque es el eléctrico, aunque dependiendo del tamaño del vehículo también llevan servotransmisión o transmisión directa. Se utilizan diferenciales antideslizantes o repartidores de par a fin de evitar que las ruedas patinen y mejorar el agarre de los neumáticos.

Reductores finales

Transmisión de mando hidráulico

Caja de cambios de mando hidráulico: pudiendo ser de contraeje o planetaria, una de sus ventajas es poder efectuar cambios de velocidad y sentido sin tener que desacelerar el motor.

Transmisión hidrostática: este tipo de transmisión consigue que el vehículo pueda moverse en los dos sentidos con la misma velocidad y rendimiento disponiendo de potencia constante a todas las velocidades.

Transmisión eléctrica

Dirección: le proporciona al vehículo radios de giro muy pequeños aunque los vehículos sean de gran longitud. El sistema hidráulico de la dirección es independiente de los demás sistemas hidráulicos del vehículo a fin de conseguir un aumento en la seguridad de la unidad.

Frenos: de su eficiencia depende la seguridad del vehículo y también el número de ciclos que es capaz de realizar por unidad de tiempo, y por tanto influye de forma directa en su producción. Generalmente se emplean frenos de zapatas aunque con variaciones en su diseño. El freno de disco, a veces, se combina con las zapatas, empleándose en las ruedas traseras mientras que queda el de tambor en las delanteras. El pedal de freno acciona en su primera fase de recorrido el frenado dinámico, al pisar más fuerte el pedal entran en funcionamiento los frenos auxiliares. Los frenos de estacionamiento son muy diversos, dependiendo de la transmisión utilizada. Este freno puede estar en el eje de transmisión o actuando sobre los propios frenos de servicio cuando el conductor acciona el mando que le permite bloquear las ruedas. Cuando montan transmisión eléctrica van situados en los propios motores de tracción o mediante los frenos auxiliares. Es frecuente encontrar doble circuito de frenos como sistema de seguridad, en caso de pérdida de presión en el circuito, un freno de emergencia actúa sobre los frenos de servicio o estacionamiento.

Retardador: En los vehículos que montan caja de cambios de mando hidráulico, va incorporado en la misma. En los de transmisión eléctrica, el efecto de retención se consigue por los propios motores eléctricos de tracción, que se convierten en generadores, haciendo un frenado dinámico. En los de transmisión hidrostática el trabajo de retención se consigue por los propios motores hidráulicos de tracción, disminuyendo el caudal que a ellos llega.

Caja de carga: las cajas empleadas en unidades de acarreo presentan una serie de características que las distinguen de las empleadas en otros tipos de vehículos autodescargables de transporte. Existen varias formas de cajas siendo las características generales el frente plano en general, inclinado hacia delante en su parte superior, el fondo es plano y horizontal con una pequeña superficie levantada en su parte superior que impide la pérdida del material, en su sección transversal suele ser plano, aunque en algunos casos tiene forma de V abierta, con el vértice más bajo, el fin de esta forma es bajar lo máximo posible el centro de gravedad del vehículo permitiendo a su vez el empleo de neumáticos de mayores dimensiones. Existen cajas con laterales verticales y otras los tienen inclinados hacia el exterior, cuyo objeto es aumentar el área de carga, bajar el centro de gravedad del vehículo y facilitar la operación de su llenado. Van provistas de visera a fin de proteger la cabina al realizar la carga, cuando se trate de vehículos empleados en movimientos de tierra y en minería; cuando se trate de otro trabajo las cajas suelen ir desprovistas de la misma. El material utilizado en su fabricación es acero con alta resistencia a la abrasión e impacto. Todos los elementos de la caja están soldados entre sí, llevando refuerzos con el fin de hacerlas indeformables y darles resistencias, además sirven en los vehículos grandes para dirigir a través de ellos los gases de escape, con lo que se consigue calentar la caja y evitar que los materiales húmedos se queden adheridos a las paredes de la misma durante la descarga. Van provistas además de un pronunciado ángulo de descarga con el fin de vaciarlas totalmente y con rapidez. Cuando el material a transportar sea de poco peso específico, podemos suplementar los laterales para aumentar su capacidad.

Sistema de elevación de la caja: La caja está sujeta al bastidor por la parte inferior trasera de la misma mediante bulones que sirven de eje de giro para el vuelco. La elevación se hace mediante cilindros hidráulicos, normalmente dos, aunque algunas unidades llevan solamente uno y los vehículos de gran tamaño disponen de cuatro. Para realizar la descarga de la caja debe tener mucha inclinación, los cilindros de elevación son telescópicos de 2 ó 3 etapas, en algún caso llegan a cuatro, aunque también hay unidades que montan cilindros telescópicos en su mecanismo de elevación. Este tipo de cilindros son siempre de doble efecto ya que sólo es necesario retraer la caja durante la primera etapa de su recorrido, cuando está completamente elevada, ya que luego baja por su propio peso. El sistema de elevación es siempre hidráulico, está formado por: una bomba de engranajes (o en algún caso de pistón), que se acopla a la toma de fuerza en los vehículos de transmisión directa, o al impulsor del convertidor en los de servotransmisión.

La cabina: En todos los vehículos está situada en la parte delantera. No llega a ocupar toda la anchura del vehículo, aunque en la mayoría de los casos hay sitio en su interior para que puedan acomodarse dos operarios. Es el factor fundamental de un vehículo para obtener un buen rendimiento, tanto en la unidad como de la actividad que desarrolla el operario. Suelen ir equipadas con asientos completamente ajustables y tienen cojines gruesos para reducir la presión en los muslos y en la parte inferior de la espalda, regulación lumbar, material anatómico, amortiguador independiente, aire acondicionado, cristales tintados con el objeto de evitar posibles deslumbramientos y entrada en exceso de los rayos solares, parabrisas inclinado hacia atrás en su parte inferior para disminuir el deslumbramiento y evitar la acumulación de polvo, volante regulable en varias posiciones, cinturón de seguridad, superficies deslizantes, en el tablero de instrumentos está situado el sistema de control que informa al operario sobre el estado y funcionamiento de la máquina. Actualmente la mayoría de los vehículos montan cabinas realizadas en fibra de vidrio ya que son más ligeras, de mejor aislamiento térmico, acústico y de fácil reparación. Va montada sobre suspensión flotante para eliminar la transmisión de vibraciones. Se coloca lo más elevada posible con el objeto de tener la mayor visibilidad, situándola muy avanzada y con amplias superficies acristaladas. La mayoría de ellas van dotadas de escaleras para facilitar el acceso a las mismas, las escaleras se sitúan en la parte frontal del vehículo, a su vez, las escaleras van dotadas de barandillas para evitar posibles accidentes. Detrás de la cabina van instalados los componentes del sistema hidráulico y neumático con lo que se consigue buena accesibilidad a los distintos componentes en caso de avería o de tener que realizar el mantenimiento del vehículo.

Neumáticos: Son los elementos de apoyo y unión del vehículo con el suelo, mediante ellos obtenemos la tracción y el agarre del vehículo. Es uno de los elementos que hay que vigilar su mantenimiento y adecuada forma de trabajo ya que llegan a alcanzar un elevado precio. Generalmente montan 6 neumáticos iguales. Actualmente se monta una hoja metálica vertical oscilante, sujeta por su extremo superior a la caja, mientras que el inferior se mantiene situado entre los neumáticos gemelos traseros, con el objetivo de extraer las piedras que pudieran quedar encajadas entre ambos y dañarlos seriamente. En el caso de terrenos muy deslizantes se recurre al uso de cadenas que envuelven las ruedas motrices, las cadenas son de materiales de alta resistencia o aceros reforzados con aleaciones.

Tipos

Camiones de obra: son similares a los normales pesados, a diferencia de que todos sus mecanismos están muy reforzados a fin de poder resistir las bruscas sobrecargas impuestas por los caminos sobre los que tienen que circular y las elevadas cargas que soportan. Otra de las diferencias con el camión normal pesado es que disponen de un mecanismo diferencial bloqueable, el cual, le permite anular el efecto diferencial en las curvas consiguiendo con ello poder circular por malos terrenos. En general, todos los camiones utilizados en obra son basculantes, disponiendo algunos de ellos de un mecanismo que les permite realizar el vertido de materiales en cualquiera de los tres sentidos (posterior, lateral izquierdo y lateral derecho). Otra característica del camión de obra es que pueden llegar a subir pendientes hasta del 20% sobre pista seca y no resbaladiza. Suelen ser vehículos de tres ejes, llevando la tracción en el eje trasero que es doble. La caja basculante de estos vehículos lleva una especie de visera que permite proteger la cabina de posibles impactos que esta pueda recibir durante la fase de carga.

Camión dúmper: este vehículo tiene una serie de características principales que hacen posible su distinción de cualquier otro vehículo destinado a realizar el transporte de materiales, entre las que cabe destacar la robustez de su caja lo que hace que sea apta para recibir los impactos producidos durante las labores de carga del vehículo, ésta caja es mecanizada realizando la descarga mediante vuelco hacia atrás de la misma que va accionado por sistema hidráulico, el fondo de la caja en ningún caso es horizontal con el fin de evitar que el material se quede estancado permitiendo a su vez el almacenamiento de la carga sin necesidad de compuerta trasera. Disponen de un bastidor de gran fortaleza con capacidad de resistir sin deformaciones el paso por terrenos en malas condiciones de tránsito, los neumáticos utilizados son característicos de máquinas que van a estar sometidas a circunstancias de extrema dureza en el movimiento de tierras, el tamaño de los neumáticos no es igual, montan neumáticos mayores en el eje trasero siendo más pequeños los del delantero.

Los camiones dúmper se dividen en un conjunto de unidades según la carga útil que sean capaces de transportar. Las unidades con menor capacidad reciben el nombre de unidades de acarreo auxiliares de obra cuyas características son las siguientes: disponen de ruedas motrices sencillas y de mayor tamaño que las delanteras que son las direccionales, el conductor tiene la posibilidad de manejar el vehículo desde dos posiciones opuestas, mirando desde cada una de ellas a un frente permitiendo no tener que dar la vuelta al vehículo, lo que facilita enormemente su trabajo sobre todo en lugares estrechos. Van equipados con cabina en disposición adelantada y lo más alta posible a fin de facilitar la visibilidad al realizar el retorno al lugar de la carga en marcha atrás. Disponen de caja de velocidades mecánica. Tienen una capacidad de entre 3 y 10 toneladas, desempeñando su función principalmente en obras de construcción. El siguiente grupo de división son las unidades de tamaño medio, conocidas como unidades de acarreo para movimientos de tierras, las cuales disponen de caja de velocidades de mando hidráulico con convertidor y divisor de par. El eje trasero va equipado con ruedas gemelas, la cabina no es adelantada ni cubre la anchura del vehículo, disponiendo la misma del idéntico equipamiento interior que cualquier turismo. Esta unidad se distingue también por la suspensión que monta y los sistemas de frenado que incorporan el retardador que es un elemento de seguridad imprescindible en fuertes pendientes. Son las más utilizadas. Su campo de actuación fundamentalmente es: en canteras, en obras de movimiento de tierras de gran importancia y en explotaciones mineras en las que no se necesite mucha capacidad de transporte. Las unidades de acarreo de mayor tamaño son las llamadas unidades de acarreo para minería que son de iguales características que las unidades de acarreo para movimientos de tierras con la diferencia del tonelaje que son capaces de transportar. El objetivo de estas unidades es abaratar la tonelada de material transportado. Su área de trabajo queda limitada a obras de minería, sobre todo, las realizadas a cielo abierto.

Los camiones basculantes presentan una serie de ventajas y desventajas frente a los camiones dúmper. Entre las ventajas podemos destacar la facilidad de alquiler de los mismos, disponen de poca tara, lo cual le permite realizar el transporte de grandes cargas por carreteras generales y pueden alcanzar velocidades mayores en carretera. En contra de las ventajas que obtenemos hay una serie de desventajas como por ejemplo que debido al pequeño tamaño de las ruedas y a que el bastidor que montan es de una sola pieza no son vehículos aptos para el tránsito por terrenos que presenten malas condiciones de circulación En caso de producirsen averías a causa de fuertes cargas o pistas en mal estado, los costes de reparación producidos son muy elevados; presentan radios de giro mayores, lo cual implica la necesidad de mayor espacio para realizar los giros y peor maniobrabilidad. El basculado es de una rapidez inferior a la del dúmper y tiene peor adherencia como consecuencia de que el dúmper lleva colocada la carga sobre el eje trasero y esto produce un aumento notable en el peso adherente, dándole además mayor facilidad para ascender por grandes rampas sin patinar.

Semirremolques basculantes: son los conocidos con el nombre de bañeras, nombre que le viene dado por la longitud de su caja y su gran capacidad. Dispone de tracción en la cabeza tractora solamente, mientras que la mayor parte del peso de la carga está en la parte trasera, es decir, sobre los ejes del semirremolque (por lo que no es recomendable su circulación sobre caminos sin asfaltar) Este vehículo no es solidario con el camión y si se separa de él necesita un apoyo para que no vuelque. Fundamentalmente son utilizados para el transporte de áridos y aglomerado asfáltico por carretera. Presenta un inconveniente y es que las bañeras tardan mucho en bascular y en realizar las maniobras pudiendo solamente circular sobre firmes de carreteras.

Tractovagones o dúmperes articulados: son vehículos formados por la unión de un vagón y un vehículo tractor que es el encargado de moverlo. La unión de ambas partes se realiza mediante un enganche articulado que se apoya en el elemento tractor. Este enganche le proporciona radios de giro suficientemente pequeños para su movimiento en obra. El vehículo que funciona como tractor, generalmente es una mototraílla, bien de uno o de dos ejes, o puede ser una versión tractora especial de una de las unidades de acarreo para minería o de movimiento de tierras. Generalmente el vagón lleva un solo eje, pudiendo llevar dos, las ruedas pueden ser sencillas o gemelas en ambos casos. El vagón suele montar ruedas mayores que el tractor y de índice superior de lonas. El vehículo que actúa como tractor en esta unidad transporta mucho más tonelaje que cualquier otro elemento motriz ya que se trata de carga semirremolcada. El vaciado de la carga se puede realizar de varias formas, siendo lo más común la descarga por el fondo, es decir, mediante apertura de dos puertas que constituyen la parte inferior de la caja. Otros sistemas de vaciado son el lateral y la trasera que son los sistemas utilizados en las unidades de pequeña y mediana capacidad. El equipo de transmisión es mecánico en los más pequeños y eléctrico o hidrostático en los de mayor tamaño. Los ejes de tracción serán los del vehículo tractor, con la posibilidad de que algún vagón posea eje motriz trasero. Tiene la peculiaridad de que la caja es de poca altura pero del mismo tonelaje que una unidad de acarreo, lo cual nos permite y facilita acortar los ciclos de la máquina que efectúa el llenado.

Para determinar el tipo de vehículo a utilizar es necesario analizar el recorrido de acarreo (si hay que salir a carreteras generales o no, estado de los caminos, si hay baches,…), las pendientes (si son muy elevadas o no), las curvas (el radio de giro, el peralte), distancias, estado del terreno y climatología durante el período de duración de la obra, tipo de material a transportar, producción requerida y el equipo de carga disponible. Una vez analizadas todas estas características, determinar el tipo de vehículo sabiendo que será indispensable la utilización de dúmper cuando concurran una o más de estas condiciones: no tener que salir a carretera al realizar el transporte del lugar de origen al de destino o viceversa, se requiera máxima capacidad ascensional y sea necesaria su rápida colocación en pequeñas áreas disponiendo de poco espacio de maniobra. Para distancias inferiores a 1200 metros son utilizables con buenos rendimientos las mototraillas, a partir de esa distancia se requiere la utilización del dúmper. También deberá utilizarse el dúmper cuando se precise la máxima flexibilidad para transportar diversos materiales en condiciones variables de trabajo.

Aplicación

Carga: Normalmente la carga se realiza mediante palas mecánicas, eléctricas, dragas cargadores frontales, retroexcavadoras, etc. Para obtener el máximo rendimiento, es decir, emplear el menor tiempo posible en cargar la tolva o caja del dúmper, es necesario que el operario de la máquina cargadora y el conductor del dúmper colaboren lo máximo posible. Cuanto menor sea el tiempo de maniobras que realice el conductor del camión (dúmper) para colocarlo en posición correcta para ser cargado, menor será el tiempo empleado por el conductor de la máquina cargadora para cargarlo, evitando de esta forma tiempos de espera. Cuanto menor sea la distancia que tiene que recorrer el cucharón de la máquina cargadora entre la explotación o banco del que se extrae el material, y la tolva del dúmper, mayor será el número de ciclos que la máquina cargadora podrá efectuar en un tiempo determinado con lo que hará que el conductor del dúmper tenga que esperar menos tiempo. Un método muy utilizado para obtener el máximo rendimiento es colocar los dúmperes en semicírculo en el área de carga eliminando así la necesidad de retroceder. Los vehículos que estén esperando a ser cargados deben mantenerse a una distancia prudencial o de seguridad, por detrás del dúmper que está siendo cargado, de forma que pueda ver por donde se produce derrame de material con el objeto de saber cual es el mejor lugar para cargar cuando le llegue su turno. El inconveniente de este método es el tiempo de espera, que afecta de manera global al rendimiento de la producción. Para realizar la carga de forma rápida, precisa y segura, es conveniente ubicar el dúmper en un área nivelada con el objetivo de que el dúmper no se descompense y corra riesgo de volcar. Si estamos cargando materiales de características polvorientas es conveniente colocar el dúmper a favor del viento mejorando de esta forma las condiciones de visibilidad para la operación de carga. En este proceso hay que tomar algunas precauciones como son: evitar las rocas y otros materiales que hayan sido derramados por el cucharón de la pala para evitar dañar las llantas de las ruedas, los propios neumáticos y otros componentes del dúmper; no intentar mover el dúmper hacia la posición de carga, mientras el cucharón de la pala permanezca girando por encima de la cabeza.

Acarreo: durante el transporte de material hay que ir a una velocidad prudente, de acuerdo con las condiciones del terreno y las pendientes del mismo, cuando los caminos se encuentren resbaladizos, bien por las condiciones del terreno o como causa del material derramado, se debe activar cualquier control de tracción que el dúmper equipe, mientras esté frenando cuesta abajo, o pasando por intersecciones. Como norma general la velocidad empleada para ascender una pendiente es la misma que para bajarla.

Vaciado: esta operación depende del tipo de material que se transporte. Hay un tipo de material como escombreras que se vacía en vertederos o se apila en grandes montones. Esta operación es regulada por un controlador debido a la limitada visibilidad del conductor al circular marcha atrás. Materiales como minerales, calizas, áridos y similares se vacían en el interior de una tolva, en la que son clasificados por su tamaño o por otras propiedades antes de ser utilizados. Si el material es tierra o roca desde una cantera hacia un área de terraplenado como una carretera o un cuerpo de presa de materiales sueltos, la carga se vacía en conjunto con otras cargas y luego se extienden utilizando buldozer. La carga debe volcarse lo más cerca posible del lugar donde se efectuará la siguiente descarga. Antes de realizar la descarga hay que asegurarse de que las ruedas traseras estén niveladas, si una queda más alta que la otra, se crea un esfuerzo de torsión sobre los pasadores de bisagra de la tolva, de los cilindros y del chasis. Estos esfuerzos incluso podrían llegar a volcar el camión. Si se descarga en un barranco o vertedero se debe calcular la distancia a la que el dúmper puede acercarse con seguridad hasta el borde, bajo todo tipo de condiciones climáticas. En caso de que exista alguna duda acerca del vaciado, éste debe realizarse a una distancia segura del borde de modo que luego pueda ser empujada por una excavadora. Otro tipo de descarga es la realizada por los dúmperes de descarga de fondo o tractovagones. La operación se realiza con el vehículo en movimiento, por lo que en estos vehículos se aumenta la productividad ya que el dúmper no tiene que parar para descargar.

Elevación de la tolva: antes de elevar la tolva hay que comprobar que el eje trasero está nivelado, en caso contrario al levantar la tolva y desplazarse, todo el peso de la carga recae sobre el eje trasero pudiendo llegar incluso a volcar el dúmper. La tolva, puede pararse en cualquier punto de su recorrido, colocando la palanca en la posición sostener; esto es útil para el caso de tener que extender la carga a lo largo de un camino.

Bajada de la tolva: Es el propio peso el que la hace descender al colocar la palanca en la posición adecuada (flotar), cuando el peso de la tolva no sea suficiente para hacerla descender, se hace manualmente mediante la palanca. Antes de empezar un nuevo recorrido, el conductor, se debe asegurar de que la tolva está completamente bajada.

Camión

Fuente: Britannica

So, what do you think ?