Atlas & Maps

Definición de Código de justicia militar

0

 Conjunto de leyes penales militares que rigen la administración de justicia en el ámbito estrictamente castrense.

Características de la normas penales y procesales del ámbito militar

La justicia militar, como la civil, está integrada fundamentalmente por el Derecho penal sustantivo (Código Penal Militar o Código de Justicia Militar) y adjetivo (Código Procesal Militar, Código de Procedimiento Militar, Código de la Jurisdicción Militar), según las distintas denominaciones de las leyes que rigen en las fuerzas armadas o el ejército.

El Derecho penal militar reviste características especiales, aunque sigue fiel a los principios e instituciones previstas en el Código Penal, de los cuales el legislador castrense sólo se aparta cuando la protección de los bienes que justifican su existencia lo exige. La peculiaridad de la jurisdicción militar y las leyes que la regulan deriva de la condición militar de determinadas personas, lugares o cosas, que hace variar no sólo cuantitativa sino también cualitativamente la gravedad de las infracciones, incluso hasta el extremo de que hechos que en el ámbito civil serían impunes llegan a constituir graves delitos. Así, desde el punto de vista del principio de especialidad, puede definirse el Código de Justicia Militar como un código complementario al Código Penal común, caracterizado por la tipificación de delitos esencialmente militares, que sólo pueden ser cometidos en tiempo de paz por miembros de las Fuerzas Armadas (con escasas excepciones), ampliándose el sujeto activo del delito en tiempo de guerra o estado de sitio a personas no militares, sin que ello desvirtúe la naturaleza castrense de tales infracciones, cuando van dirigidas contra el servicio o los intereses del Ejército.

En los distintos países, el Código de Justicia Militar se configura sobre la base ya comentada del código punitivo castrense, aunque existen ejemplos en los que a dicho contenido se añade el referido al Derecho organizativo de la institución militar y el disciplinario militar, que en realidad tiene una consideración meramente administrativa, e incluso en otros al Derecho de organización jurisdiccional militar, que en verdad se refiere al Derecho procesal en su vertiente castrense. Se trata en todos los casos de contenidos que no son propios del Código de Justicia Militar, cuya justificación se encuentra en el deseo de llevar a cabo una unificación de la legislación militar. En cuanto al contenido del Código de Justicia Militar en sentido estricto, hay que distinguir, igual que ocurre en el ámbito común o civil, dos partes: la general y la especial. La parte general recoge los conceptos e instituciones fundamentales del Derecho punitivo, define las penas y las circunstancias que modifican la responsabilidad penal militar, la autoría y la participación en los delitos, las reglas de aplicación de las sanciones o correcciones penales, etc. La parte especial establece la tipificación de los delitos particulares y las penas que a cada una de esas conductas corresponde.

Normativa de justicia militar en el Derecho español

En España, tras ardua polémica de los autores acerca de la sustantividad o no de la jurisdicción militar en relación con el Derecho penal común, y a pesar de que la codificación militar antecedió en casi un siglo a la penal común, encontramos su regulación en el Código Penal Militar, aprobado por Ley Orgánica 13/85 de 9 de diciembre. La jurisdicción militar viene regulada por la Ley 44/98 de 15 de diciembre de Planta y Organización Territorial de la Jurisdicción Militar, y el ámbito administrativo en la Ley Orgánica 12/85 de 27 de noviembre de Régimen disciplinario de las Fuerzas Armadas.

El Código Penal Militar de 1985 parte de la consideración de delito militar como infracción cometida por un militar, y excepcionalmente por persona ajena a las Instituciones armadas, contra el servicio o los intereses del Ejercito, estableciendo a continuación una definición auténtica (la dada por el legislador) del concepto militar. Se reconocen los principios de legalidad, culpabilidad, igualdad e irretroactividad de la norma penal no favorable al reo, determina la aplicación subsidiaria del Código penal común y establece delitos imprudentes en tipos concretos, diez años antes de que lo hiciera el Código penal no militar. Las circunstancias eximentes se regulan en forma semejante a las previsiones generales, si bien la obediencia debida no es eximente o atenuante si la orden entraña actos manifiestamente contrarios a las leyes o usos de guerra o constituyen delito, en particular contra la Constitución. Entre las penas destaca la previsión de la pena de muerte en tiempo de guerra, definiéndose tal estado en el artículo 14, si bien se reserva a casos de extrema gravedad. Las penas han de cumplirse en establecimientos penitenciarios militares, igual que las que deben cumplir los militares que hayan cometido un delito común.

Se declara la responsabilidad civil subsidiaria del Estado y en detalle se regulan los delitos contra la seguridad y defensa nacional (traición, espionaje militar, revelación de secretos o informaciones relativas a la seguridad nacional y defensa nacional, atentados contra medios o recursos de la Defensa, desobediencia a bandos militares en tiempo de guerra o estado de sitio, derrotismo), delitos contra las leyes y usos de la guerra, en los que se penan conductas que suponen un exceso injustificado en el uso de la violencia permitida por las convenciones internacionales reguladoras de la guerra (métodos que causen daños o sufrimientos superfluos o innecesarios, violación de convenios de suspensión de actividad bélica o armisticios, saqueos, no adopción de medidas de búsqueda y recogida de heridos, náufragos propios o ajenos, violencia contra personal sanitario y religioso, campos de prisioneros, etc.), delito de rebelión militar en tiempo de guerra, delitos contra la nación española y la institución militar (delitos contra centinela, fuerza armada o policía militar, atentado o desacato a autoridad militar y ultraje a la nación o sus símbolos o injuria a los ejércitos), delitos contra la disciplina (sedición militar, insubordinación y abuso de la autoridad), delitos contra los deberes del servicio (cobardía, deslealtad, deserción, incumplimiento del mando, quebrantamiento del servicio, denegación de auxilio, delitos contra el decoro militar, etc.), delitos contra los deberes del servicio relacionados con la navegación (sea contra nave o aeronave militar, el mando de ellas, el servicio en las mismas, etc.), delitos contra la administración de justicia militar (denuncia falsa, prevaricación, falso testimonio, cohecho, quebrantamiento de condena, etc.) y, por último, delitos contra la hacienda en el ámbito militar. En este caso, el objeto es penar conductas referidas a aprovisionamientos, equipos, créditos y efectos materiales destinados al servicio o de interés militar.

Temas relacionados

Derecho penal (en voz Derecho).
Derecho procesal (en voz Derecho).
Ejército.
Poder judicial.

Bibliografía

GARCÍA VALDÉS: “Derecho penitenciario militar: una aproximación histórica”, en Anuario de Derecho penal y ciencias penales. (Madrid: 1986).
HIGUERA GUIMERA: Curso de Derecho penal militar español, Volumen I, Parte General. (Barcelona: Bosch, 1990).

PLG.

Código de justicia militar

Fuente: Britannica

So, what do you think ?