Atlas & Maps

Definición de Colorimetría

0

 (De colorímetro); sust. f.

1. [Química] Procedimiento de análisis químico cuantitativo fundado en la intensidad o cambios del color de las disoluciones: el instrumento usado en la colorimetría es el colorímetro.
2. [Por extensión] Determinación manifiesta de la intensidad del color de una sustancia.

 (1)[Química] Colorimetría.

Se entiende por colorimetría tanto el método químico de análisis basado en el estudio de la intensidad de las coloraciones de las sustancias que se han de estudiar, como la comparación de la mayor o menor transparencia de líquidos coloreados. Para la comparación de líquidos coloreados se ha de partir de la ley por la que se admite que la transparencia del líquido es inversamente proporcional a la concentración. De esta manera, de la medida de la transparencia del líquido se deduce su concentración.

El primer método de medida de la concentración consiste en comparar la transparencia de una disolución, de la que se conoce su concentración, con la de otra, de concentración desconocida. Añadiendo o disminuyendo concentraciones conocidas a la primera de ellas se conseguirá que su transparencia sea idéntica a la de la disolución de concentración desconocida. De esta forma igualamos las concentraciones de ambas disoluciones, a partir de la transparencia de una sola de ellas. Cuando en las reacciones tengan lugar fenómenos químicos o de disolución en electrólitos, se habrá de tener en cuenta una serie de particularidades para que el estudio proporcione resultados de concentración correctos.

Sin embargo, en la actualidad, se utilizan los denominados colorímetros, en los que para la medida de concentraciones se realiza un estudio de las ondas de luz que atraviesan dos disoluciones, una de las cuales es de concentración conocida. En el dispositivo colorimétrico de Wolf, los líquidos que se han de comparar se encuentran en sendos tubos verticales, en los que, mediante una llave, se puede variar el nivel de líquido en ellos. Ambos tubos serán atravesados por sendos rayos de luz paralelos y procedentes de la misma fuente. Una vez que los rayos han atravesado las columnas de líquido, éstos se superponen, mediante la utilización de dos prismas de reflexión total, y viajan hasta el ocular donde son observados por el investigador. Admitiendo que la transparencia para una disolución es inversamente proporcional al espesor de columna atravesado, se podrá concluir que las concentraciones son inversamente proporcionales a las alturas de los líquidos. Siendo así, elevando o rebajando la altura de la columna de concentración conocida (con la utilización del correspondiente grifo), se alcanzará el instante en el que la luz procedente de cada columna resultará indistinguible para el observador. En ese caso, el cociente entre la altura del líquido y la concentración es igual en ambas columnas o tubos. Mediante la relación de todas las incógnitas conocidas (las alturas en cada una de las columnas y la concentración conocida de una de las disoluciones), se podrá resolver el valor de la disolución que se desea estudiar.

Los colorímetros utilizados tienen como base la establecida por el de Wolf, aunque presentan particularidades que los diferencian de éste. Así, por ejemplo, el de Dubosq y el de Donnan incorporan mecanismos algo más sofisticados para variar las alturas de líquido en las columnas. En el colorímetro de Krüss los haces de luz se recogen en el ocular utilizando dos prismas de Glan, en lugar de prismas de reflexión total.

Por otra parte, y refiriéndose al método químico de colorimetría, se debe recordar que de un lado es un método cualitativo basado en el estudio de la intensidad de las coloraciones de las sustancias, y también en los cambios de color de sustancias de composición conocida o elegidas como tipos. De otro lado, es un análisis cuantitativo en el que los ensayos colorimétricos se emplearán siempre y cuando la medida vaya a tener un valor relativo y de comparación. Este análisis suele ser de aplicación y resolución rápida. Para que el método dé resultados satisfactorios, estas comparaciones colorimétricas se realizarán únicamente con disoluciones que den lugar a coloraciones intensas y constantes. Cuando se emplee con disoluciones con coloraciones no constantes, se deberá asegurar la no formación de un precipitado y, aun así, resultará un inconveniente para la exactitud en las medidas.

El método más sencillo de colorimetría es aquel basado en la simple comparación del líquido que se estudia, con líquidos de color conocido. La composición del primero se parecerá a la de aquel líquido que posea la misma intensidad en el color, o el mismo grado de enturbiamiento. Si se quiere aumentar la fiabilidad de la medida, se deberá trabajar con unas tablas o códigos de colores mayores. Cuando lo que se desea es comparar el color de dos líquidos, es necesario que sean transparentes, lo que obligará a utilizar soluciones bastante diluidas. Sin embargo, si lo que se pretende es la consecución de unos resultados con exactitudes notables, se deberá recurrir al colorímetro.

Temas relacionados
Color.

CRS.

Colorimetría

Fuente: Britannica

So, what do you think ?