Atlas & Maps

Definición de Dilema

0

 (Del gr. dˆlhmma de dˆj ‘dos’ y lÅmma ‘premisa, ingreso, ventaja’ a través del lat. dilemma); sust. m.

1. [Filosofía] Argumento compuesto por dos proposiciones contrarias y disyuntivas de tal forma que negada o afirmada cualquiera de ellas, se demuestra lo que se quería probar: uno de los dilemas más famosos es el de Jorgensen.
2. [Por extensión] Situación de duda en la que hay que elegir entre dos hechos o dos cosas: tengo un dilema y no sé si comprarme la camisa azul o la verde.

Sinónimos
(1) Argumento cornuto; (2) alternativa, conflicto, disyunción, disyuntiva, oposición.

 (1 y 2) [Lógica]

En el lenguaje cotidiano, argumento que ofrece una elección entre dos o más alternativas, pero que le quita la razón al adversario cualquiera que sea su elección. También significa un tipo de situación que ofrece una elección entre dos o más soluciones, pero que todas ellas presentan inconvenientes. Por ejemplo: “Si se muda de vivienda, pierde sus amigos; si no se muda, no conseguirá trabajo”. En su acepción lógica, el término designa un tipo de razonamiento que, con base en una disyunción entre dos o más casos posibles cada uno de los cuales permite una cierta inferencia, lleva a una conclusión que es válida en cualquiera de los casos. Es, por lo tanto, una especie de silogismo hipotético disyuntivo.

Ejemplo típico de dilema es el siguiente: “Si estos libros dicen los mismo que el Corán, son innecesarios; luego hay que quemarlos. Si dicen algo diferente al Corán, entonces son infieles, y hay que quemarlos. Sea que dicen lo mismo que el Corán, sea que dicen algo diferente, estos libros han de ser quemados”.

Se dan dos formas principales de dilema: el dilema constructivo y el dilema destructivo. El dilema constructivo tiene el siguiente esquema: si es A o B, es C; pero es A o B, luego es C. Así se da en el siguiente ejemplo: “Si es inmortal o mortal, es animal; pero es inmortal o mortal; luego es animal”. El dilema destructivo tiene el siguiente esquema: si es C, es A o B, pero no es A ni B, luego no es C; como en el siguiente ejemplo: “Si es blanco, es animado o inanimado; pero no es animado ni inanimado, luego no es blanco”.

Cada una de estas dos formas puede ser simple y compuesta (o compleja). De manera que tenemos las siguientes formas, con sus correspondientes representaciones:

Dilema constructivo simple: [(p  q)  (r q)]  (p  r)  q.
Dilema constructivo compuesto : [(p  q)  (r s)]  (p  r)  (q  s).

Dilema destructivo simple: [(p q)  (p  s)]  (q  s) p
Dilema destructivo compuesto: [p  q)  (r s)]  (q v s)  (p  r).

Dado que los miembros de las disyunción constituida por la premisa mayor pueden ser más de dos, se puede llamar trilema, si tiene tres miembros; cuatrilema, si tiene cuatro, o polilema, si tiene un número indeterminado. El dilema fue también llamado syllogismus cornutus, debido a la imagen de un asalto que se establece desde dos lados, o sea, desde los dos miembros de la disyunción.

Dilema de Protágoras

Se trata de un dilema muy célebre en la historia de la filosofía. Su planteamiento es el siguiente:

Se dice que Protágoras, el celebre maestro de los sofistas, enseñaba al joven Evathlos la elocuencia con el fin de orientarle para el futuro ejercicio de la práctica forense, a la que el joven quería dedicarse. Para el pago de los honorarios convinieron en que Evathlos le pagaría al maestro cuando ganara el primer pleito. El joven no actuaba como abogado, y parece se olvidó de la deuda que tenía contraída con Protágoras. Éste, cansado de esperar, demandó al ingrato alumno para que le pagara sus honorarios. Presentes ambos ante el juez, Protágoras le dijo a Evathlos:” Si tú demuestras que no tienes deuda conmigo, ganarás tu primer pleito y según nuestro convenio, me pagarás lo prometido. Pero… si no puedes demostrarlo, en este caso, querido amigo, te condenarán los jueces, para que me pagues lo adeudado”. Evathlos, sin embargo, que parece había aprendido bien la lección de su maestro, le devolvió el argumento diciendo: “¡Si los jueces me absuelven, sería injusto pagar ya que reconocen que no soy tu deudor! Pero si me condenan, perderé mi primer pleito, y sería una injusticia pagarte, porque sería contrario a nuestro convenio”.

Temas relacionados

Lógica.

DILEMA

Fuente: Britannica

So, what do you think ?