Atlas & Maps

Definición de Endodermo

0

 (De endo- ‘interior’ y el gr. džrma ‘piel’); sust. m.

1. Capa u hoja más interna de las tres en que se disponen las células del blastodermo después de haberse efectuado la segmentación.
2. [Botánica] Capa más profunda de la corteza de los órganos vegetales.

Sinónimos
Entoblasto, endoblasto.

Antónimos
Ectoblasto, ectodermo, epiblasto.

 (1)[Embriología] Endodermo.

Estrato celular interno de la gástrula, constituido por la parte del blastodermo invaginado, en el desarrollo embrionario.

La función del endodermo embrionario es construir los tapizados de los numerosos tubos del interior del cuerpo. El primero de estos tubos, que se extiende a lo largo del cuerpo, es el tubo digestivo. Las gemaciones de este tubo forman el hígado, la vesícula biliar, y el páncreas. El segundo tubo, es el tubo respiratorio, que se bifurca para formar los dos pulmones. Tanto el tubo digestivo como el respiratorio, comparten una cámara común en la región interior del embrión, denominada faringe. Protuberancias epiteliales de la faringe darán lugar a las amígdalas, el tiroides, el timo y las glándulas paratiroideas.

Los tubos respiratorio y digestivo provienen del tubo digestivo primitivo. Al invaginarse el endodermo hacia el centro del embrión, se forman las regiones anterior y posterior del tubo digestivo. Al principio, el extremo oral se encuentra bloqueado por una región del ectodermo denominada placa oral o estomodeo. Esta placa acabará rompiéndose, originando así la abertura oral del tubo digestivo. Esta abertura estará tapizada de células ectodérmicas. El ectodermo de la placa oral está en contacto con el ectodermo del encéfalo. Estas dos regiones ectodérmicas interactúan, formando el techo de la región oral, la bolsa de Rathke, que a la larga se convertirá en la parte glandular de la hipófisis.

La porción endodérmica de los tubos digestivo y respiratorio comienza en la faringe. En este lugar, el embrión de los mamíferos produce cuatro bolsas faríngeas. Los surcos entre estas bolsas se denominan hendiduras branquiales, ya que recuerdan a las estructuras que se encuentran en los embriones de los peces. Las bolsas faríngeas de los mamíferos, en vez de transformarse en branquias como en los peces, se convierten en cavidades auditivas del oído medio y en las trompas de eustaquio. El segundo par de bolsas, da lugar a la pared de las amígdalas. El timo proviene del tercer par de bolsas faríngeas, así como uno de los pares de las bolsas paratiroideas, derivando el otro par de bolsas paratiroideas del cuarto par de bolsas faríngeas. El timo es una glándula encargada de dirigir la diferenciación de linfocitos durante los estadios posteriores de desarrollo.

Además de estas bolsas, también se forma un pequeño divertículo entre el segundo par de bolsas faríngeas, en el suelo de la faringe. Esta bolsa, formada por endodermo y mesénquima, gemará de la faringe y migrará hacia abajo del cuello, formando la glándula del tiroides.

El tubo digestivo y sus derivados

Por detrás de la faringe, el tubo digestivo se constriñe para formar el esófago, al que le siguen, por orden, el estómago, el intestino delgado y el intestino grueso. Las células endodérmicas generan solamente el tapizado del tubo digestivo y sus glándulas, ya que las células del mesénquima se encargan de rodear a este tubo para proporcionar los músculos necesarios para la peristalsis.

El estómago se desarrolla como una región dilatada cercana a la faringe. En posición caudal, se desarrollan el intestino delgado y grueso. En el extremo caudal del intestino, se forma una depresión en la que el endodermo se pone en contacto con el ectodermo suprayacente. En este lugar, se desarrolla una delgada membrana cloacal, que separa los dos tejidos. Esta membrana se rompe más tarde, dando lugar a la formación del ano.

Hígado, páncreas y vesícula biliar

El endodermo forma también el tapizado de tres órganos accesorios que se desarrollan inmediatamente por detrás del estómago: el hígado, el páncreas y la vesícula biliar.

El divertículo hepático es el tubo del endodermo que se expande desde el tubo digestivo anterior, entre el mesénquima que le rodea. El mesénquima induce al endodermo a que prolifere, se ramifique y forme el epitelio glandular del hígado. Una porción del divertículo hepático, la región más cercana al tubo digestivo, continua funcionando como el conducto de drenaje del hígado, y un divertículo de este conducto produce la vesícula biliar.

El páncreas se desarrolla a partir de la fusión de los ventrículos dorsal y ventral. Ambos primordios aparecen a partir del endodermo inmediatamente caudal al estómago; a medida que crecen se van aproximando y a la larga se fusionan. En el hombre, solamente pervive el conducto ventral para llevar los enzimas digestivos al interior del intestino. En otras especies, como por ejemplo el perro, tanto el conducto dorsal como el ventral desembocan en el intestino.

El tubo respiratorio

Los pulmones pueden considerarse también como derivados del tubo digestivo primitivo, aunque no cumpla ninguna función digestiva. En el centro del suelo de la faringe, entre el cuarto par de bolsas faríngeas, el surco laringotraqueal se extiende ventralmente. Este surco se bifurca entonces en dos ramas principales. El endodermo laringotraqueal se convierte en el tapizado de la tráquea, los dos bronquios y los saco aéreos (alvéolos) de los pulmones.

Los pulmones son una novedad evolutiva, y es uno de los últimos órganos de los mamíferos en diferenciarse completamente. Los pulmones han de ser capaces de introducir oxígeno en la primera inspiración. Para conseguir esto, las células alveolares segregan un surfactante en el líquido que baña a los pulmones. Este surfactante, que está compuesto de fosfolípidos, como la esfingomielina y la lecitina, se segrega muy tarde en la gestación, y generalmente alcanza niveles útiles alrededor de la 34 semana de gestación. Estos compuestos, hacen que las células alveolares se toquen entre sí sin pegarse unas a otras. Así pues, los niños que crecen prematuramente tienen a menudo dificultades para respirar y tienen que meterse en incubadoras hasta que sus células productoras de surfactante maduren.

(Véase, como tema relacionado, el artículo de Fecundación, gestación y parto).

J. Cervantes Sánchez

Endodermo

Fuente: Britannica

So, what do you think ?