Atlas & Maps

Definición de Etiopía

0

 República situada en África oriental, en el llamado cuerno de África, entre los 3°26′ y los 14°50′ de latitud norte y los 32°54 y 47°54′ de longitud este. Limita al norte con Eritrea; al sur con Kenia; al este con Yibuti y Somalia y al oeste con Sudán.

Resumen de datos

Datos básicos

Nombre original: Ityopia.
Nombre oficial del país: Etiopía.
Capital: Addis Abeba.
Principales ciudades: Dire Dawa, Gonder, Dese.
Extensión: 1.127.127 km2.
Población: 58.390.351 habitantes (1998).
Índice de Desarrollo Humano (IDH): 0,327 (ONU; 2000) (168º en el mundo).

Geografía

Superficie:
Superficie terrestre: 1.119.638 km2.
Superficie acuática: 7.444 km2.
Fronteras:
Total de frontera terrestre:5.311 km.
Países fronterizos: Djibouti (337 km), Eritrea (912 km), Kenia (830 km), Somalia (1.626 km). Sudán (1.696 km).
Desarrollo costero: 0 km.
Puntos extremos
Punto más alto: Ras Dashen Terara (4.620 m).
Punto más bajo: Denaki (-125 m).

Población

Natalidad: 44,69‰ (1998).
Mortalidad: 21,25‰ (1998).
Mortalidad infantil: 125,65‰ (1998).
Crecimiento anual: 2,21% (1998).
Esperanza de vida
Población total: 40,85 años.
Hombres: 39,76 años.
Mujeres: 41,97 años (1998).
Nivel de alfabetización: 35,5% (1995).
Gentilicio: etíope.
Religiones: ortodoxos (54,9%), musulmanes (32,3%), religiones tribales (7,5%), protestantes (4,2%).
Lengua: amárico (oficial), amabarí, agau, árabe, galla, tigriña, somalí.
Grupos étnicos: El grupo más numeroso es el de los etiópicos, y dentro de ellos se distinguen bastantes subgrupos, entre las que destacan los tigrés, los gurugheos y los amharas. También destacan los cuchíticos, que son otro tercio de la población, entre los que se encuentran los issas, los affars y los oromos o gallas; y por último, los nilóticos y sudaneses.

Economía

Producto Interior Bruto (PIB): 29.000 millones $ (1997).
Crecimiento real: 5% (1997).
Producto Interior Bruto (PIB) per cápita: 530 $ (1997).
Producto Interior Bruto (PIB) por sectores
Agricultura: 55%.
Industria: 12%.
Servicios: 33% (1995).
Inflación: 0%.
Fuerza laboral: ND.
Tasa de desempleo: ND.
Presupuesto
Ingresos: 1.000 millones $.
Gastos: 1.480 millones $ (1997).
Producción eléctrica: 1.430 millones kWh (1995).
Consumo eléctrico per cápita: 20 kWh (1995).
Exportaciones
Valor total: 418 millones $ (1996).
Principales artículos: café, productos de piel y oro (1995).
Principales socios: Alemania, 32%; Japón, 14%; Arabia Saudita, 8%, Italia, 8%; Djibouti, 7% (1994).
Importaciones
Valor total: 23.000 millones $ (1996).
Principales artículos: alimentos, animales vivos, petróleo y derivados, productos químicos, maquinaria, vehículos a motor y portaviones.
Principales socios: Arabia Saudita, 15%; Estados Unidos, 12,3%; Italia, 11%; Alemania, 8% (1994).
Deuda externa: 5.200 millones $ (1995).
Moneda: birr (5,59BR=1US$; 1994).

Transportes y Comunicaciones

Vías férreas: 681 km.
Carreteras
Total: 28.500 km.
Pavimentadas: 4.275 km.
No pavimentadas: 24.225 km (1996).
Puertos: ninguno, pero puede utilizar, gracias al acuerdo con Eritrea, los puertos de Assab y Massawa.
Flota mercante: 13 naves (1997).
Aeropuertos: 86.
Teléfonos: 100.000 (1983).
Televisores: 100.000 (1993).
Radios: 9,9 millones (1992).

Administración y Gobierno

Forma política: República presidencialista.
División administrativa: 25 regiones administrativas, 4 regiones autónomas.
Constitución: promulagada en diciembre de 1994.
Sufragio: universal; mayores de 18 años.
Poderes del Estado
Jefe del Estado: Presidente Negaso Gidada (desde el 22 de agosto de 1995).
Ejecutivo: Primer Ministro y gabinete (Consejo de Ministros).
Legislativo: Parlamento bicameral, formado por el Consejo de la Federación o cámara alta (117 escaños), y el Consejo de Representantes del Pueblo o cámara baja (548 escaños).
Judicial: Corte Suprema y tribunales inferiores.
Partidos políticos: Frente Revolucionario Democrático del Pueblo Etíope.
Organizaciones Internacionales a las que pertenece: ONU, OUA, FAO, G-24, G-77, BIRD, FIDA, UNCTAD, UNESCO, UNIDO.

Otros datos de interés

Hora oficial: GMT+3 horas (normal/verano).
Fiesta nacional: 6 de abril, Día de la Victoria.
Código ISO: ET / ETH / 231

Medio físico

El macizo etíope ocupa prácticamente la totalidad del territorio de la República; tan sólo en el sur aparece una fosa tectónica cubierta de lagos en la que disminuye la altitud, tras la cual vuelve a elevarse el macizo, que se extiende hacia el sudeste. Se trata de un relieve de origen volcánico formado en el terciario, que se caracteriza morfológicamente por la presencia de mesetas planas, entre las que se alternan los valles por donde trascurren los ríos. La máxima altitud del macizo es el Dasham, de 4.620 m.

El río más importante es el Abbai, también conocido como Nilo Azul, que nace en el mayor lago del país, el Tana, en el que también tiene su nacimiento el río Atbara. Les siguen en importancia el Awash, que recorre el país en dirección nordeste, el Omo, que discurre por el sudoeste, y los ríos del sur, el Juba y el Shebeli, que desembocan en el océano Índico tras atravesar Somalia.

El clima está condicionado por la altitud y por la exposición a las masas atmosféricas húmedas del sudoeste, lo que convierte al este y sudeste en la zona más seca del país, con temperaturas altas y precipitaciones inferiores a los 400 mm, que se reparten de forma irregular, con años absolutamente secos y otros más lluviosos, aunque siempre hay diez meses sin precipitaciones. De 1.000 a 1.500 m de altitud aumentan las precipitaciones hasta los 700 mm, aunque hay también grandes diferencias de un año a otro. Por encima de 1.500 m disminuye la temperatura anual a menos de 20° y aumenta la pluviosidad por encima de los 1.000 mm anuales, con irregularidad grande, aunque menor que en las zonas anteriormente mencionadas.

La vegetación dominante en el sudoeste húmedo es un denso bosque, con especies autóctonas como el cafeto silvestre y árboles de madera muy apreciada. Según va disminuyendo la humedad, aparece la sabana arbustiva, que desaparece en las zonas desérticas, donde la ausencia de vida vegetal es casi total.

Población

La tasa de natalidad es elevada, cercana al 45%, y aunque la mortalidad es también alta, no logra compensar aquélla, por lo que la población crece a gran ritmo (2,21% anual) y supera los 58 millones de habitantes, con una densidad de 43 h/km² que se reparte de forma desigual, con mucha mayor ocupación en el sudoeste y las zonas altas del macizo que en el este y las zonas más bajas. Los etíopes son un pueblo mayoritariamente rural, con un escaso 12% de población urbana, que habita en su mayoría en la capital, Addis Abeba, el más importante centro administrativo, económico y cultural del país. Otras ciudades destacadas son Nazret, Dire Dawa y Harar, la última de las cuales fue el principal centro islámico de Etiopía.

La variedad es la principal característica del país desde el punto de vista étnico. El grupo más numeroso es el de los etiópicos, que habita sobre todo al norte y en el centro del macizo y que supone un tercio de la población total. Dentro de ellos se distinguen bastantes subgrupos, entre las que destacan los tigrés, los gurugheos y sobre todo los amharas, que tradicionalmente han detentado el poder político. Más al sur aparecen los cuchíticos, que son otro tercio de la población, entre los que se encuentran los issas, los affars y los oromos o gallas, mientras que en la parte sudoccidental habitan los nilóticos y sudaneses.

El idioma oficial es el amharico, que se habla en el centro y el occidente del país. Le siguen en importancia los de otras etnias menos numerosas: el galla, el tigré, el somalí y muchas más hasta casi cien diferentes, con una gran presencia del inglés y el italiano. La religión mayoritaria es la cristiana copta, practicada sobre todo por los amhara, a la que sigue en importancia la musulmana, seguida principalmente por los pueblos cuchíticos del sudeste; el resto son animistas.

Economía

Etiopía es una de las naciones más pobres del mundo, con una economía de subsistencia que se centra en la agricultura y la ganadería. En las zonas más altas del macizo, donde abundan los pastos, se practica la ganadería extensiva, que permite la obtención de cueros y pieles, que son el segundo producto más importante en lo referente a la exportación. En zonas más bajas se cultiva la cebada, el trigo y el tef, que es un cereal originario de la zona, así como el mijo, el sorgo, el maíz y la batata. Hay también cultivos comerciales que fueron creados con capital extranjero en los que se emplean técnicas más modernas, y entre los que destaca el café, el principal producto etíope. También hay plantaciones de algodón, caña de azúcar, tabaco y hortalizas, aunque su importancia económica es mucho menor.

La industria es casi inexistente y se centra en la transformación de los productos agrarios y en pequeñas fábricas textiles, cementeras y de calzado, sobre todo en Addis Abeba. Los recursos mineros son también escasos y se limitan a pequeños yacimientos de oro, platino, manganeso, cobre y lignito.

El comercio exterior es claramente deficitario como consecuencia de la bajada de precios de los productos que exporta (el café primordialmente), y de la disminución de la producción a consecuencia de las guerras que han asolado el país. Etiopía se ve obligada a adquirir gran parte de los alimentos que consume, pues la producción interna no es capaz de satisfacer las necesidades de la población.
La moneda nacional es el birr.

Administración y gobierno

Etiopía se encuentra en los últimos tiempos en pleno proceso de cambio político e institucional. Hasta el golpe de Estado de 1991, que acabó con el régimen de Mengistu Haile, el país era una dictadura alineada con los países del bloque comunista, con un Jefe del Estado en el que se concentraba todo el poder y un partido único, el Partido de los Trabajadores, del cual salían los candidatos a los 835 escaños de la única cámara legislativa, la Asamblea Nacional. Tras el derrocamiento del dictador se nombró un Jefe del Estado en funciones y se preparó un calendario político que preveía la celebración de elecciones para la formación de una Asamblea Constituyente.

El Estado se organiza en 14 provincias y es miembro de la ONU y la OUA, cuya sede se encuentra en Addis Abeba.

Historia

Etiopía es una de las más antiguas naciones del continente africano, pues su existencia se remonta a casi dos mil años, al cabo de los cuales el país ha conservado una cultura propia gracias al hecho de estar ubicado en un macizo de gran altitud, lo que genera una situación de aislamiento. Su historia se remonta al reino de Aksum, existente desde el principio de nuestra era, cuyo núcleo estaba al norte del actual territorio etíope y que alcanzó gran esplendor gracias a su situación privilegiada en la ruta comercial que unía Egipto con la India. Los habitantes de este reino, de origen arábigo, se convirtieron al cristianismo en el siglo IV y comenzaron a colonizar las tierras sureñas del macizo tras la expansión del Islam, que supuso el aislamiento del reino de sus dos principales contactos, Egipto y Arabia. En este medio geográfico los etiópicos conservaron sus características culturales, subsistiendo la monarquía abisinia, que se expandió hacia el sur hasta que en 1935 fue anexionada por la Italia fascista de Mussolini. Tras la derrota de las potencias del Eje en la Segunda Guerra Mundial se reinstauró el poder del emperador Haile Selassie, que fue definitivamente derrocado por la revuelta militar de 1974, que culminó un período de gran agitación social a consecuencia de la guerra en Eritrea y la hambruna generalizada. El nuevo régimen republicano continuó con la política centralista del imperio, enfrentándose a los movimientos guerrilleros de los eritreos, los oromos y los tigrés, y a los somalíes en el sur, lo que degeneró en 1977 en una guerra con Somalia en la que Etiopía contó con el apoyo de Cuba y la Unión Soviética, mientras que Somalia recibió la ayuda del bloque occidental.

En 1978 llegó al poder Mengistu Haile Mariam, cuya política de modernización fue un fracaso debido a las devastadoras sequías y a la permanente guerra en Eritrea, a lo que se unió la desaparición de la ayuda económica de la Unión Soviética tras la caída del bloque comunista. Todo ello desembocó en el golpe guerrillero de 1991, que obligó a Mengistu Haile a exiliarse en Zimbabwe.

Tras el golpe de Estado Etiopía ha iniciado un proceso de reforma democrática, para lo cual se convocaron elecciones en 1994 al objeto de formar una Asamblea Constituyente que elaborase un nuevo texto fundamental. La transición se ve dificultada por las tensiones existentes entre el gobierno interino y la oposición, articulada en torno a las principales etnias nacionales y muy fragmentada, pues en ella se inscriben desde la Organización de todo el pueblo amhara, partidaria de mantener un Estado unitario y centralizado, al Frente de Liberación Oromo, que no se conforma con la reorganización federal acometida por el gobierno desde 1992 y exige la independencia de su territorio. La precaria situación social es otro factor de desestabilización, con riesgo de padecer hambrunas semejantes a las de los ochenta debido a las fuertes sequías. En el campo de las relaciones internacionales Etiopía ha normalizado sus relaciones con el bloque occidental y ha ejercido de mediador entre los Estados Unidos y las guerrillas somalíes.

Para más información véase Etiopía: Historia.

Arte y cultura

El más famoso conjunto arquitectónico del país es el de las edificaciones de Lalibela, talladas en la roca; se trata de un conjunto de once iglesias que reflejan la influencia bizantina y copta. Hay restos arquitectónicos del reino de Aksum, anteriores a la cristianización proveniente de Egipto, que muestran un estilo peculiar de construcción que pervivió durante mucho tiempo. La literatura también alcanzó un notable desarrollo en la Edad Media, con textos en Ge’ez (lengua originaria de las tribus yemenitas que dieron origen al reino de Aksum, y que aún hoy se conserva con carácter litúrgico) hasta el siglo XV y en amharico desde entonces, con una temática religiosa y cortesana preferentemente.

ETIOPÍA

Fuente: Britannica

So, what do you think ?