Atlas & Maps

Definición de Fauvismo o Fovismo

0

 [Pintura] Fauvismo.

Movimiento pictórico expresionista de principios del siglo XX surgido en París durante un breve período (1904-1907), en torno a los artistas Henri Matisse, André Derain y Maurice Vlamink. También fueron fauvistas Braque, Friesz, Rouault, Marquet, Dufy y Van Dongen. El nombre les fue impuesto por Louis Vauxcelles en la crítica que hizo del Salón de Otoño de 1905, a causa de los violentos métodos de pintura utilizados por estos artistas.

Expresionismo.

Como movimiento expresionista, apareció cronológicamente antes que el expresionismo alemán, con una base de protesta opuesto al positivismo, al naturalismo y al impresionismo. Sus principales influencias vienen de Gauguin y de las ideas de Zola, Nietzsche, Stirner y Huysmans.

El Fauvismo, liderado por Henri Matisse (1869-1954), surgió por oposición a la rígida metodología del Neoimpresionismo de Seurat y Signac, y al tono de felicidad y ligereza propio de los impresionistas; también se oponía al ornamentalismo del Art Nouveau y a la evasión espiritualista del Simbolismo.

Pronto se convirtió en el grupo más experimental de París al proclamar la libertad de expresión a través del uso de los colores puros, la exageración del dibujo y las perspectivas forzadas.

Aunque concebían la actividad artística como un impulso vital, el punto de partida fue la resolución de problemas puramente plásticos, como el uso del color en una función plástica y constructiva al mismo tiempo. El maestro del grupo fue Gustave Moreau, en cuya escuela estudiaron Matisse y Rouault, Marquet, Manguin, Camoin y Puy. Moureau no enseñaba ninguna doctrina sino que forzaba a sus alumnos a pintar con independencia y con la técnica que fuera más adecuada a su temperamento. De la obra de Gauguin aprendieron la libertad en el uso del color, que llevaron al extremo (los colores como cartuchos de dinamita, que diría Derain), así como la liberación del temperamento y el instinto personal. También admiraban la capacidad de síntesis y el sentido decorativo de la obra de Gauguin. Para los fauvistas el cuadro debía ser expresión y no composición y orden.

En 1904 Matisse pintó Lujo, Calma y Voluptuosidad, considerada como la obra síntesis del postimpresionismo, manipulado en un ejercicio personal, y virtualmente un manifiesto de lo que sería el fauvismo poco después. La utilización subjetiva del color y la simplificación del dibujo sorprendieron a todos cuando fue expuesto en el Salón de los Independientes en 1905. Derain se sintió inmediatamente influido y comenzó a pintar utilizando nada más que la línea y el color. Su desinterés por el acabado y sus colores chillones le granjearon el desprecio de la crítica cuando expuso sus paisajes, pintados en Colliure, en el Salón de Otoño de 1906. Allí también se expuso el Retrato de la Sra. Matisse de Matisse, que fue interpretado como una caricatura de la feminidad y como una excentricidad. La repulsa de la crítica convirtió a los fauvistas en el grupo más avanzado de París.

Matisse ya estaba pintando en una forma fauve incluso antes de 1900; sus influencias en esta época fueron Pissarro y sobre todo Cézanne; de este último supo que la estructura de un cuadro venía dada por las relaciones entre los colores que lo componen; sin embargo no aceptaba la teoría del puntillismo porque destruía la integridad del color. Siguiendo a Cézanne, quería utilizar los colores en su plenitud y manteniendo su pureza. Por otro lado mantenía que la pintura debía ser expresiva y no un mero reflejo de sensaciones pasajeras como había sido el impresionismo.

En 1908 publicó sus ideas en un artículo titulado Notas de un Pintor donde dijo: “…lo que persigo es la expresión..no puedo distinguir entre mis sentimientos y la manera de expresarlos..La composición es el arte de arreglar de forma decorativa los elementos de que dispone el pintor para expresar sus sentimientos…”.

Rechazaba, sin embargo, la inmediatez, pues la obra debía surgir de la mente del artista con carácter y contenido. En el caso de Matisse ese carácter era fundamentalmente sereno, en oposición a otras actitudes expresionistas. Es aquí donde se encuentra la diferencia entre el expresionismo francés y el alemán que presentaba las cosas de una forma mucho más cruda. Matisse quería hacer un arte, según sus propias palabras, “que fuera puro y sereno, que no presentara temas deprimentes y que sirviera a todo tipo de espectador como un descanso de la fatiga intelectual”. Matisse halló la serenidad en las cerámicas griegas y en los grabados japoneses. Practicó también la escultura partiendo de Rodin y tomando clases de Bourdelle.

Vlamink era un anarquista convencido y colaboró en torno a 1898 en los periódicos Libertaire y Anarchie; era menos metódico y paciente que sus compañeros y su espíritu compulsivo estaba en consonancia con Van Gogh por cuya obra sentía una profunda atracción. Ajeno a cualquier teoría, trataba de pintar como un primitivo, transmitiendo, según sus propias palabras, lo que veía de forma instintiva y sin método. Son características de su obra las líneas de impacto y los colores vibrantes. Con el tiempo abandonó los colores fauves y su paleta se hizo más sombría, sus paisajes más sórdidos y su carácter pesimista.

Todo el grupo se sintió influido por la escultura africana, muy especialmente Vlamink, que sostenía ser su descubridor en París.

Los fauvistas nunca formaron un grupo coherente y a pesar de sus éxitos conjuntos fueron evolucionando por caminos diversos. El grupo entró en crisis en 1907, con la aparición de Las Señoritas de Avignon de Picasso.

En Hispanoamérica, la influencia de los movimientos vanguardistas empieza a sentirse sólo a partir de los años veinte; el fauvismo concretamente fue decisivo en el desarrollo de los brasileños Anita Malfatti, Emiliano Cavalcanti y Vicente do Rego. Todos ellos acaban practicando un especie de mezcla entre expresionismo y cubismo.

Bibliografía

STANGOS, Nikos. Conceptos de Arte Moderno. (Madrid: Alianza Editorial, 1986).
DE MICHELI, Mario: Las Vanguardias Artísticas del siglo XX. (Madrid: Alianza Editorial, 1979).
READ, Herbert. A Concise History of Modern Painting. (Londres: Thames and Hudson, 1974).
ARGAN, Giulio Carlo. El Arte Moderno. (Valencia: Fernando Torres, 1976).

Rafía d

FAUVISMO O FOVISMO

Fuente: Britannica

So, what do you think ?