Atlas & Maps

Definición de Hallazgo

0

 {m.} Acción de hallar.
 Cosa hallada.

 [Derecho] Concepto

El que encuentra una cosa mueble, que no pueda considerarse como tesoro, tiene la obligación de restituirla a su antiguo poseedor; el hallazgo presupone la toma de posesión de la cosa a la voluntad del hallador, ya que si fuese de otra manera, no podría cumplir la obligación de restitución.

Así como las cosas abandonadas pueden legalmente ocuparse, en las cosas que se presumen pérdidas hay un deber de restitución. Es cierto que no siempre que una persona encuentra una cosa conoce la condición jurídica de la misma; por ello, se considera que hay ocupación respecto de las cosas que por sí mismas o por las circunstancias que rodean a su situación se presumen nullius o abandonadas. El hallazgo recae en cosas que no poseen también razonablemente estas características (por ejemplo, si encontramos un periódico en el asiento de un autocar de viajeros, suponemos que el propietario lo ha leído y lo ha dejado abandonado; si por el contrario encontramos un pañuelo de seda, presumimos que la dueña lo ha extraviado).

Régimen jurídico

Ante la presunción de haber encontrado una cosa presumiblemente extraviada, la ley establece unas reglas que ha de seguir el hallador:

• Restituir la cosa al anterior poseedor, en el caso de que sea conocido, o haya indicios en la cosa del titular de la misma. Por ejemplo, cuando se encuentra una cartera en la que dentro hay algún documento identificativo.
• Si no se conoce al antiguo poseedor, deberá consignarse en poder del alcalde del pueblo o ciudad dónde se ha hallado, quien tendrá la obligación de publicar el hallazgo dos domingos consecutivos y, si la cosa no puede conservarse sin que se deteriore, tiene que venderla en pública subasta.

En cuanto al hallador, que tiene el deber de restituir o consignar el objeto encontrado, se le reconocen una serie de derechos:

1. Si aparece el propietario, la ley establece que estará obligado a abonar, en concepto de premio al hallador, la décima parte del precio de la cosa encontrada, aunque ésta cantidad se reduce a la vigésima parte si el valor de la cosa excede de cierta cantidad (2.000 pts., 12.02 €, establece el Código Civil en el art. 616).
2. Si transcurren dos años desde la última publicación sin que aparezca el dueño, el hallador tiene derecho a convertirse en propietario de la cosa, o a que se le entregue lo obtenido por su venta en pública subasta.

En cualquiera de los dos casos, bien el propietario de la cosa si apareciese, o el hallador por haberse quedado con ella, están obligados a abonar los gastos que la cosa hubiese ocasionado.

Temas relacionados

Consignación.
Ocupación.
Posesión.
Tesoro.

Bibliografía

ALBADALEJO GARCÍA, M. Derecho Civil,Tomo III Derecho de Bienes Volumen I, Parte General y Derecho de Propiedad. Bosch, Barcelona (última edición).
CASTÁN TOBEÑAS, J. Derecho Civil Español, Común y Foral, Tomo II, Derecho de Cosas, Volumen I, Los Derechos Reales en General. Reus, Madrid 1978.
DÍEZ PICAZO, L. Gullón Ballesteros, A, Sistema de Derecho Civil, Volumen III, Derecho de Cosas y Derecho Inmobiliario Registral, Tecnos, Madrid (última edición). Instituciones de Derecho Civil, Volumen II, Derecho de Cosas. Derecho de Familia. Derecho de Sucesiones. Tecnos, Madrid.
LACRUZ BERDEJO, J.L. Elementos de Derecho Civil. Tomo III, Posesión y Propiedad Volumen III. Dykinson, Madrid (última edición).
LASARTE ÁLVAREZ, C. Principios de Derecho Civil, Tomo IV, Propiedad y Derechos Reales, 3ª ed. Trivium, Madrid, 2000.
PUIG BRUTAU, J, Compendio de Derecho Civil, Volumen III, Derechos Reales. Derecho Hipotecario. Bosch, Barcelona.

Juana Ruiz Jiménez

HALLAZGO

Fuente: Britannica

So, what do you think ?