Atlas & Maps

Definición de Iglesia de la Unificación o Moonismo

0

 Movimiento religioso fundado por el ingeniero norcoreano Sun Myung Moon, el 1 de mayo de 1954, que tiene como objetivo reunificar todas las religiones de la tierra bajo la dirección del Señor y la Señora del Segundo Advenimiento, que no son otros que el propio Moon y su cuarta esposa. Es conocido también como Asociación para la Unificación del Cristianismo Mundial o Secta Moon, etc. En cada país se inscribe con variedad de nombres para facilitar su actividad y el reclutamiento de adeptos. En España logró inscribirse en 1985, no como iglesia, sino como Confederación de Asociaciones para la unificación de Sociedades de América (CAUSA).

Datos históricos.

Después de pertenecer a diversos grupos religiosos, Moon habría tenido en Pascua de 1936 una visión en la que Cristo le encomendó la continuación de su obra, interrumpida por su muerte prematura. Moon elaboró una doctrina basada en la Biblia interpretada a su modo, y mezclada con elementos de las religiones orientales, que recogió en el libro El Principio divino, que es para sus seguidores el libro sagrado de la revelación. Enseguida comenzó su predicación con un marcado matiz político de ultraderecha y anticomunista. Supo rodearse de significativos intereses económicos, que atrajeron a miles de seguidores no sólo en Corea del Sur, sino también en Estados Unidos, Japón, Francia, Alemania, etc. En 1970 la organización trasladó su sede a los Estados Unidos, desde donde extiende sus tentáculos a más de cien países, a pesar de la controversia que despiertan sus técnicas de adoctrinamiento: suele reclutar sus adeptos entre los jóvenes (a menudo católicos), a los que se les incita a abandonar sus estudios, su empleo y su familia, para prepararlos a una misión de líderes del mundo nuevo; luego son sometidos a un régimen ascético muy severo, y confiados a la guía de un maestro que durante un largo período los sigue muy de cerca. En la década de 1980 la secta centró sus esfuerzos en América Latina, colaborando con la CIA, apoyando dictaduras, siempre escudándose tras el anuncio del peligro del comunismo. Desde fines de 1980, operan en China, y en 1990, a raíz de una entrevista entre Moon y Gorbachov, las puertas de Rusia se abrieron para los misioneros de Moon. Hoy se calcula que tiene dos millones de adeptos: unos 500.000 en Corea, 50.000 en Japón, 50.000 en Estados Unidos, etc.

Su fuerte influjo político se hizo sentir en Francia apoyando al ultraderechista Le Pen, y probablemente también en España apoyando el movimiento de Blas Piñar. Al contrario de otras sectas acusadas de enriquecerse a través del trabajo gratuito de sus seguidores, los moonies no disimulan su afán por recaudar dinero. Su objetivo es el poner el control del mundo en manos de Moon (anunciado como la segunda venida de Jesucristo); ellos saben que sólo con dinero podrán conseguirlo. Entre 1975 y 1985, los seguidores japoneses aportaron 746 millones de dólares a las arcas de Moon. Tienen todo un Departamento de Economía y Finanzas del que dependen más de 160 empresas, algunas de las cuales son auténticas transnacionales, como la Tong II Industries, de herramientas y armamentos; la Kankook Titanium Industrial, la II Hwa Pharmaceutical (que controla el 80% del ginseng coreano), etc. En Estados Unidos poseen hoteles, periódicos (Washington Times), academias de baile y artes marciales, emisoras de TV y fábricas de armas.

El predicador norcoreano Moon ha sido centro de polémica en América del Norte. En 1984, una corte de Nueva York lo sentenció a 18 meses de cárcel por fraude tributario. El proceso convirtió a Moon en un mártir de la persecución religiosa, gracias a la campaña de imagen organizada por los moonies, en la que se gastaron 5 millones de dólares. Considerado como de principios ultraderechistas, Moon también fue cuestionado por utilizar a jóvenes para pedir en las calles con el fin de financiar su movimiento.

Creencias y doctrina.

Moon parte del principio de que Dios está detrás de todas las religiones. Todas han de ser unificadas, y esa tarea le ha sido encomendada al propio Moon. Según él, el único libro que expresa la verdad en su forma auténtica para los hombres de hoy día es El Principio divino, que todos los hombres han de aceptar, incluso los cristianos. El libro, supuestamente revelado por Dios a Moon, fue publicado en 1960. Otros libros de autoridad especial son El pensamiento de la Unificación, del mooní Sang Hung Lee, y Teología de la Unificación o Los principios divinos y su aplicación (1972), de Young Oon Kim (profesora convertida al moonismo e introductora del mismo en Estados Unidos).

El moonismo cree en la Trinidad, pero de un modo peculiar: una persona divina y dos humanas. Dios creó a todos los seres inmaduros, destinados a conseguir la perfección. Así creó también a Adán y Eva, los cuales se dejaron engañar por Satanás, con lo cual se introdujo en el mundo el pecado original. A fin de remediar la situación y volver al estado anterior al pecado, Dios envió muchos profetas, pero todos fracasaron, incluso Jesús, quien “no es Dios”, sino solamente un hombre excelente y sin pecado: “su cruz no es causa de salvación sino de vergüenza, y símbolo del fracaso del cristianismo”.

Según el moonismo, la historia se divide en cuatro fases: desde Adán hasta Abraham; desde éste hasta Jesucristo; desde Jesucristo hasta Moon, y con Moon, exactamente en el año 1981, comienza una Nueva Era, la definitiva. En este año ha comenzado la “unificación” de todas las religiones y en Moon ha comenzado a centralizarse todo el poder y el control del mundo, en todos sus aspectos: religioso, político, científico, económico, etc. El gran ejército formado por sus adeptos vencerá el reino de Satán, el comunismo; devolverá la unidad a Corea y hará triunfar las fuerzas del bien. En su libro El Maestro habla, Moon dice que el objetivo es constituir una teocracia gobernando el mundo entero: “Mi sueño es organizar un partido cristiano-político en el que se incluyan las corrientes protestantes, las católicas y todas las demás sectas religiosas. Podemos abrazar el mundo religioso con un brazo y el mundo político con el otro”.

Normas de vida.

Los moonies llevan una vida normal; se abstienen de bebidas alcohólicas, del tabaco y de mantener relaciones prematrimoniales. Todo discípulo de Moon debe comprometerse, como su maestro, en la lucha contra Satanás (a quien a veces identifica con el comunismo). Para ello debe cumplir determinados compromisos:

-Oración: un tiempo que el adepto dedica a meditar sobre la doctrina de Moon y a renovar su compromiso de fidelidad al mismo.
-Compromiso de dar testimonio, difundir sus libros y doctrina, pedir limosna, etc.
-Matrimonio: Moon da especial realce al matrimonio. Su discípulo debe casarse con la persona señalada por Moon, aunque no la conozca. El matrimonio es bendecido por Moon y su esposa, y generalmente en espectaculares ceremonias colectivas, en las que pueden llegar a reunirse miles de parejas. (Moon consiguió el récord Guinness en 1992, por casar a 3.000 parejas en el estadio olímpico de Seúl). El rito del matrimonio va precedido y seguido de rigurosas exigencias, siempre en orden a construir el Reino de Dios en la tierra. Entre esas exigencias destaca la participación habitual en el rito más solemne después de la bendición matrimonial, que es el llamado Pledge: especie de consagración colectiva celebrada a las cinco de la mañana los domingos y algunos otros días especialmente santos.
-Para los moonies, el fin justifica los medios, por eso está permitido mentir en público, en favor del bien de la obra, o por conseguir más cantidad de dinero.

Organización.

Todo el poder y autoridad se centran en Moon y en sus delegados personales para distintas regiones o países. Bajo el control directo de Moon funcionan las siguientes organizaciones:

1) Iglesia de la Unificación, ramificada en las Iglesias de la Unificación de de cada país, así como el Seminario Teológico de la Unificación (Barrytown).
2) Fundación Religiosa Internacional, establecida en 1983, encargada de promover la paz mundial por medio del diálogo interreligioso; con varias ramificaciones, como el Consejo de Religiones del Mundo, el New Ecumenical Research Association, la Asamblea de las Religiones del Mundo (especie de congreso de unas 500 ó 600 personalidades, que se reúnen cada tres años), el Voluntariado de la Juventud Religiosa (1985) o la Conferencia Internacional para Clérigos.
3) Fundación Cultural Internacional, en la que se integran la Conferencia internacional para la unidad de las ciencias, la Academia de profesores para la paz y la Asociación Internacional de Artistas.
4) Confederación de Asociaciones para la unidad de sociedades americanas (CAUSA), fundada en España en 1980; nació para promover la cooperación de Estados Unidos con América del Sur, pero luego ha extendido su campo de acción al sentido Norte-Sur; Se integran en ella las CAUSA nacionales, así como la organización AULA: Asociación para la Unidad Latinoamericana y el Consejo de Seguridad Internacional.
5) Fundación Internacional de ayuda y amistad, para promover proyectos de ayuda al desarrollo;
6) New World Communications (NWC), que se ocupa de los medios de comunicación, entre los que se cuentan: Washington Times, Noticias del Mundo (Nueva York), New York City Tribune, Últimas Noticias (Uruguay), La Nuova Era (Italia), Middle East Times (Oriente Medio), Un mundo unido (España), Nouvel espoir (Francia) y Sekkai Nipo (Japón), entre otros medios escritos. De la NWC depende la Asociación mundial de los medios de comunicación social, con encuentros anuales de periodistas de varios países.
7) Fundación Internacional para la Paz, con el Consejo cumbre para la paz mundial.
8) Federación de Familias por la Paz Mundial, fundada en 1996, con el objetivo de transmitir valores y enseñar a superar prejuicios raciales religiosos o sociales en la familia.

La Iglesia de la Unificación ha sido objeto de varias intervenciones tanto por parte del Vaticano como de algunas Conferencias Episcopales de distintos países. La Conferencia Episcopal Española, en una nota publicada en 1985, declaraba que la Secta Moon no es cristiana y que está fuera del ámbito ecuménico.

Bibliografía.

SECRETARIADO ROMANO PARA LA UNIÓN DE LOS CRISTIANOS: La Asociación del Espíritu Santo para la Unificación del Cristianismo Universal, Roma, 1985.
CONFERENCIA EPISCOPAL DE PANAMÁ: Declaración sobre la secta Moon y el Movimiento de la Unificación, Panamá, 1987.
RODRÍGUEZ, J.: La conspiración Moon, Barcelona, 1987.

CCG.

IGLESIA DE LA UNIFICACIÓN O MOONISMO

Fuente: Britannica

So, what do you think ?