Atlas & Maps

Definición de Macarao, Parque nacional

0

 Espacio natural protegido de Venezuela, ubicado en la región centro-norte costera de Venezuela, entre los 10º 20’ 15” y 10º 28’ 06” de latitud N, y los 67º 02’ 07” y 67º 13’ 06 de longitud O. Administrativamente, su territorio está en la jurisdicción del Departamento Libertador del Distrito Federal y del Municipio San Pedro, Distrito Guainacaipuro del Estado Miranda. El Parque fue creado en el año 1973, mediante el Decreto nº 1529 de fecha 5 de diciembre, con una superficie de 15.000 ha.

Su existencia se justifica esencialmente por su condición de zona de recursos hidraúlicos, cuyo aprovechamiento contribuye a favorecer las necesidades de Caracas. El río Macarao es un componente secundario del sistema hidrográfico que abastece a la capital venezolana. La importancia de este río fue reconocida ya en 1926 cuando el Gobierno del General Juan Vicente Gómez, mediante decreto, declaró Bosque Nacional a su cuenca. Diez años después, el gobierno del Presidente General Eleazar López Contreras, decretó formalmente la protección y reforestación de la zona. A pesar de esta situación favorable, la zona de Macarao, a comienzos de los años setenta, estuvo sometida a una fortísima presión provocada por la expansión del área urbanizada de Caracas. Sin embargo, sus antecedentes de zona protegida, la revalorización de sus recursos hidrológicos y la presencia de ruinas históricas, fundamentaron la solicitud de convertir a la zona en reserva biológica o Parque Natural, para asegurar así su protección de manera permanente. El decreto Ejecutivo nº 1.046, que creó el llamado «Cinturón Verde» de Caracas, contribuyó mucho a la decisión de crear el Parque Nacional.

El Parque abarca toda la cuenca del Macarao y de los ríos San Pedro y Jarillo o Las Lagunetas. Ocupa terrenos montañosos y lomas ondulantes que forman parte de la Cordillera de la Costa. Dichas elevaciones van desde los 1.000 m en la población de Macarao, hasta los 2.098 m en el alto de Ño León, el punto más elevado de la cuenca. El paisaje se caracteriza por un relieve montañoso, cuyas pendientes no son muy pronunciadas y en el que los rasgos físicos dominantes son las formaciones vegetales medianas y bajas y la hondonada por donde discurre el río. El clima cálido del área que rodea a Caracas se torna fresco a medida que se penetra en el Parque y se hace más templado en las zonas de la alta montaña.

Las formaciones vegetales presentes están constituidas por bosques de los tipos húmedo y húmedo montano bajo, por vegetación secundaria y por áreas de sabana. Estas últimas constituyen sucesiones vegetales que colonizaron el terreno cuando el bosque primario original fue destruido por talas y quemas que tuvieron lugar en épocas anteriores a la declaración de Bosque Nacional, primero, y de Parque Nacional, después. Hay que destacar que hasta el año 1935 las intervenciones humanas con fines agrícolas provocaron el desmonte de áreas boscosas, con el consiguiente daño del suelo y perjuicio para las aguas, y fue esta situación la que despertó la preocupación de las autoridades.

En 1936, el gobierno tomó medidas para sanear y proteger el bosque de Macarao y se ordenó por decreto el inicio de un ambicioso plan de reforestación de toda la cuenca del río, el cual se interrumpió en el año 1955. Posteriormente, en una segunda etapa se continuó la repoblación hasta 1968, llegándose a plantar un total de cerca de tres millones de árboles de especies autóctonas y exóticas.

La flora del Parque es muy variada y en algunos sectores el epifitismo está muy acentuado, con una notoria presencia de árboles cubiertos de musgo, Bromelíaceas, Orquídeas y Aráceas. Las especies arbóreas consideradas autóctonas, incluyen el cedro (Cedrela mexicana), el samán (Pithecolobium saman), el maría (Triplaris sp.), el bucare (Erythrina sp.), el araguaney (Tabebuia chrysantha) (ver el género Tabebuia), el pardillo (Cordia alliodora) (ver Cordia) y el quiripití (Clusia minor). Otras especies arbóreas y arbustivas que se encuentran en Macarao son Clusia rosea y Clusia sesillis (ver Clusia). La protección dada al área del Parque durante varias décadas ha permitido la supervivenvia de especies animales y vegetales que ya no existen en otras zonas vecinas, por estar ocupadas y urbanizadas.

La fauna del Parque está constituida por mamíferos como el venado matacán rojizo (Mazama americana), el báquiro cinchado (Dicotyles tajacu), el conejo de monte (Sylbilagus brasiliensis), el zorro guache (Eira barbara), el cunaguaro (Felis wiedii), el araguato (Alouatta seniculus), la pereza de tres dedos o perezoso (Bradypus variegatus), el rabipelado (Didelphis marsupialis). Numerosas aves viven en los bosques de este Parque, entre ellas cabe citar a la ponchita (Crypturellus obsoletus), el paují copete de piedra (Pauxi pauxi), la paloma gargantilla (Columba fasciata), etc.

En el interior del Parque se dispone de caminos que permiten recorrer a pie o en bestia una parte considerable del mismo y observar los rasgos naturales más atractivos de Macarao, contando además con carreteras de montañas para vehículos de doble tracción. El acceso al Parque se puede realizar por el suroeste de Caracas, utilizando la vieja carretera de los Teques. También, por la carretera Panamericana, se coge la vía de San Pedro de los Altos, y por la carretera de El Junquito se toma la vía de El Jarillo.

Mercedes del Cura

MACARAO, PARQUE NACIONAL

Fuente: Britannica

So, what do you think ?