Atlas & Maps

Geografía e Historia de Carolina del Norte [Estados Unidos]

0

 Estado de los Estados Unidos de América, situado en la costa E, con capital en la ciudad de Raleigh. Limita con el océano Atlántico, y los estados de Virginia, Carolina del Sur, Georgia y Tennessee. Recibió su nombre en honor de Carlos IX Rey de Francia. Fue una de las Trece Colonias que firmaron la declaración de independencia de Inglaterra en 1776.

Nombre original: North Carolina.
Abreviatura: NC.
Superficie: 136.197 Km² (28° de los Estados Unidos).
Población: 7.777.000 h (10º de los Estados Unidos).
Densidad: 57,1 h/Km².
Capital: Raleigh.
Ciudades principales: Charlotte, Greensboro, Winston-Salem y Durban.
División administrativa: 100 condados.
Hora oficial: Zona Este; GMT -5.
Admisión en los Estados Unidos: 21 de noviembre de 1789.
Sobrenombres: Tar Heel State (‘Estado del tacón de brea’); Old North State (‘Estado del viejo norte’)

Medio físico

El territorio de Carolina del Norte puede dividirse en tres grandes regiones fisiográficas: la Llanura Costera, Piedmont y la Montaña. Con una altitud media de 241 m, el punto más elevado se sitúa en la cima del monte Mitchell, a 2.039 m sobre el nivel del mar. La Llanura Costera, que se extiende desde el Atlántico hasta los ríos orientales, ocupa la mayor parte del estado. La costa está protegida prácticamente en su totalidad por una línea de islas denomina los ‘Outer Banks’. Los cabos Hatteras, Lookout, y Fear, y las rías de Currituk, Albermale, Pamlico, Core y Bigue son los accidentes más destacados de la costa. Las características de su línea costera hacen muy difícil la navegación y explican la proliferación de refugios de piratas durante los siglos XVII y XVIII. El efecto de la marea sobre zonas de interior ha provocado que algunas zonas estén frecuentemente anegadas, un paisaje que se extiende por la región sur de Virginia. La zona interior de esta Llanura costera contiene las tierras más fértiles de Carolina del Norte. En su extremo sureste se localiza la región de Sandhill, una región de dunas cubierta por bosque de conífera. La región de Piedmont, el preámbulo de la zona montañosa, es una franja de terreno arcilloso con recursos forestales surcado por corrientes fluviales. Dadas las características y recursos de esta región, en el Piedmont se localizan las principales poblaciones de Carolina del Norte. La región de la Montaña es una sección de los montes Apalaches. Contiene dos cordilleras: Blue y Great Smoky. Entre dichas cordilleras, que flanquean la región por el oeste y este, se levanta una meseta recorrida, a su vez, por otras sierras donde destaca el monte Mitchell.

La Llanura Costera está drenada por los ríos Chowan, Roanoke, Tar-Pamlico, Neuse-Trent y Cape Fear, entre otros. La mayor parte de ellos nacen en la región de Piedmont y desembocan en el Atlántico. Los ríos que nacen en los Apalaches drenan el sur del estado y los estados de Georgia y Carolina del Sur, para desembocar en el océano Atlántico. Entre ellos destacan el Yadkin-Pee Dee, el Catawba y el Broad. Un tercer grupo de corrientes fluviales nace en la vertiente occidental de los Apalaches y desemboca en los ríos Tennessee y Ohio; entre ellos, los más importantes son el French Broad, el Little Tennessee, el Hiwassee, el Pigeon, el New Elk y el Watauga. Los lagos más extensos de Carolina del Norte se localizan en la Llanura Costera: Mattamuskeet, Waccamaw, Phelps, Pungo y Alligator. Asimismo se han construido gran cantidad de embalses, entre ellos el Norman y el Catawba.

Las características de su clima se deben a la corriente del Golfo que afecta a la Llanura Costera y a las montañas del oeste, que protegen de los vientos del continente. A grandes rasgos, el clima se puede definir como suave de tipo continental en la región de la montaña, y subtropical en la región del sureste. En Carolina del Norte se registran temperaturas de entre -2 °C y 11 °C en enero, y de 31 °C y 19 °C en julio, si bien las diferencias son acusadas según la altitud y la cercanía del mar, con temperaturas apreciablemente más bajas en las regiones del oeste. Las lluvias son abundantes todo el año, sobre todo en la costa y durante los meses de julio y agosto. La precipitación media anual varía entre 1.100 y 1.370 mm según las zonas. Las nevadas son sólo habituales, pero poco abundantes, en las montañas. La costa se ve en ocasiones azotada por huracanes, mientras en el interior no son raros los tornados.

En Carolina del Norte existe una gran variedad en especies de flora y fauna dada la diversidad de sus espacios naturales y el 60% de la superficie que está cubierta por el bosque. Abunda el abeto, el pino, el pinabete, el abedul, el haya, el arce, el cerezo, el palmito y una gran cantidad de plantas ornamentales como la camelia, la orquídea y la azalea.

Entre las especies animales se pueden observar el ciervo de cola blanca, el oso y el lince, así como pequeños mamíferos como el conejo, la ardilla, el mapache y la zarigüeya. El ruiseñor, el cardenal, el abadejo y el paro carbonero son aves que anidan habitualmente en Carolina del Norte. Sus ríos y lagos son de enorme riqueza desde el punto de vista ictiológico: puede pescarse el róbalo, el barbo, la perca y la trucha-arcoíris, entre otras muchas especies.

Economía y población

La actividad económica más destacada de Carolina del Norte es la industria, concretamente las actividades agropecuarias. La industria y la construcción han experimentado durante 1999 un descenso como demandante de mano de obra. En términos de Producto Interior Bruto (PIB), este estado experimenta un crecimiento del 4,8% anual (1995-96). El mayor incremento en el PIB se ha producido en el sector financiero (10,8%), mientras el sector menos dinámico ha sido el de la industria de bienes no duraderos (4%). Desde el punto de vista de la actividad laboral, los sectores no agrarios que emplean a más personas son, por este orden, los servicios, el comercio, la industria y las administraciones públicas.

Una tercera parte del territorio de Carolina del Norte está dedicado a las actividades agropecuarias, con una extensión media por explotación de 57 ha, una cifra muy reducida a nivel nacional. Los productos más importantes de este sector son el tabaco, cacahuete y la crianza de pollos, cerdos y pavos. Otros productos destacados son los huevos, la batata, la soja, las uvas y el maíz.

Carolina del Norte cuenta con importantes recursos forestales (el 60% de su superficie está cubierto por bosques, concentrados sobre todo en la zona costera y en el Blue Ridge), lo que ha permitido el desarrollo de una próspera industria maderera. Por otra parte también existe una consolidada industria piscícola. En cuanto a la actividad minera, Carolina del Norte dispone de yacimientos de fosfatos y litio.

La industria de este estado ha gozado de un gran desarrollo durante siglos, como uno de los centros industriales del Sur, sólo superado en valor de su producción por Texas: es el mayor productor de textiles, el líder en la producción de tabaco y un importante productor de equipamiento eléctrico y electrónico.

De acuerdo con los datos de la Oficina del Censo de los Estados Unidos, la población total del estado es de 7,7 millones de habitantes, con una tasa de crecimiento anual de 0,6%. La población urbana de este estado se cifra en el 66,8% (1996), bastante lejos de la media nacional (79,9%). El 25,4% de los residentes de Carolina del Norte son menores de 18 años, y el 12,5% han cumplido los 65 años. El índice de mortalidad infantil es de 0,92%, una cifra superior a la media de los Estados Unidos (0,73%).

La población de Carolina del Norte se compone de 75,3% de blancos; 22,1% de negros; 1,3% de indios americanos y 1,3% de origen asiático o del Pacífico. La población clasificada como hispana es de 161.220 personas, esto es, el 2,1% de la población total.

Con una fuerza laboral de 3,87 millones de personas, su nivel de paro es bajo ya que Carolina del Norte tiene una tasa de desempleo de un 3,2% (1999). Los ingresos medios anuales per cápita son de 21.327 dólares (1998), y por unidad familiar de 35.838 dólares (3.000 dólares por debajo de la media nacional). El índice de población que vive por debajo del índice de pobreza es de un 14%, lo que supone que existe un 1,3% más de personas clasificadas como oficialmente pobres que el resto del país.

Historia

Según los restos arqueológicos, el territorio que ocupa el estado de Carolina del Norte ha estado habitado desde hace 10.000 años. Los primeros europeos que visitaron esta región entraron en contacto con más de treinta tribus, entre ellas los cherokee, hatteras, catawba, chowanoc y tuscarora.

Francisco Gordillo y Pedro de Quexós navegaron por la costa de Carolina del Norte en 1521 y desembarcaron cerca del río Cape Fear, al que bautizaron como Jordán. Giovanni da Verrazano, italiano al servicio de Francia, navegó por la costa de Carolina del Norte en 1524. Años más tarde, en 1526, Lucas Vázquez de Ayllón organizó una nueva expedición a esta costa en la que viajó Quexós y otros 500 hombres. El punto elegido en un principio, cerca del mencionado río Cape Fear, fue abandonado y la expedición intentó el asentamiento más al sur, dentro de los límites del actual estado de Carolina del Sur. En 1540, Hernando de Soto exploró el territorio, y en 1562 lo hizo el francés Jean Ribault quien dio nombre a esta región en honor del rey de Francia Carlos IX. En la expedición de Juan Pardo y Hernando Boyano, en 1566-1967, se construyó el fuerte en San Juan Xualla, cerca del río Wateree. Una segunda expedición de Pardo alcanzó la región cercana a Charlotte. No fue, sin embargo, hasta 1585 cuando los ingleses conducidos por Walter Raleigh lograron establecerse en esta región. Así, el asentamiento de la isla Roanoke se convirtió en la primera colonia inglesa en América. Dicha colonia fracasó en un primer momento, pero Raleigh perseveró en la idea de establecer una colonia permanente en la costa de Carolina y así, en 1587, envió a John White al frente de un nuevo grupo de colonos. La colonia finalmente prosperó pero en 1590, cuando White regresó de un viaje a Inglaterra en busca de suministros, se encontró con que los colonos habían desaparecido sin dejar rastro y sin que se conocieran los motivos.

En 1629 Carlos I, rey de Inglaterra, determinó los límites de la colonia de Carolina, a la que denominó oficialmente “Carolana”, y se concedió su explotación a Sir Robert Heath. Los primeros colonos llegaron desde la vecina colonia de Virginia a mediados del siglo XVII. Los límites septentrionales y meridionales de la colonia, que teóricamente llegaba hasta la costa del Pacífico, estaban marcados por Virginia y las posesiones españolas de Florida, respectivamente. La colonia se dividió en tres condados: Albemarle, Clarendo y Craven. Esta división implicaba derechos de recolección de impuestos por parte de los nobles a los que el rey había concedido su administración y explotación, lo que provocó una airada revuelta de los colonos en 1677, conocida como la Rebelión de Culpepper.

Carolina del Norte adquirió el estatus de Colonia en 1712, lo que a la vez vino a ratificar el fin de la gran inestabilidad que caracterizó la vida del territorio durante el siglo XVII, provocada por la corrupción de los propietarios, por las campañas de los tuscarora y por las actividades de los piratas en la costa. Hacia 1731, el control de la Corona sobre la colonia de Carolina del Norte se afianzó cuando el rey recuperó las potestades que había cedido desde el siglo anterior a los propietarios para la explotación y administración de la región. A partir de entonces, la Corona potenció la emigración de nuevos colonos, quienes fueron ocupando el interior de Carolina Norte. Aunque las relaciones entre los colonos de la costa y del interior fueron frecuentemente conflictivas (ya que los del interior no se sentían representados por la asamblea controlada por los colonos del este), cuando se produjo el movimiento de emancipación, la mayoría de los colonos de Carolina del Norte hicieron frente común contra los abusos británicos.

Durante la Guerra de Independencia se produjeron varias batallas decisivas en territorio de Carolina del Norte. La Batalla de Moore’s Creek Bridge evitó la penetración de las tropas británicas hacia el sur, en 1776. Pocos meses después, en Halifax, representantes de toda la colonia declararon su independencia de Gran Bretaña. La otra gran batalla (de Guilford Courthouse) se produjo en 1781, cuando las tropas al mando del general Charles Cornwallis derrotaron a los independentistas liderados por el general Nathanael Greene. Una vez finalizada la guerra, Carolina del Norte aprobó la Constitución de los Estados Unidos en 1789 (no sin obligar al Congreso a revisar algunos de sus artículos) con lo que se convertía en estado de la Unión.

La economía de este estado se basó en la producción de arroz, tabaco y algodón, en la explotación de sus recursos forestales y en las actividades comerciales. Asimismo, hasta mediados del siglo XIX fue uno de los mayores productores de oro de los Estados Unidos.

Carolina del Norte no fue una de las repúblicas que inicialmente declararon su segregación de los Estados Unidos en 1861, pero una vez que comenzó la contienda se unió al proyecto de la Confederación. Durante la Guerra Civil (1861-1865) fue el estado que más tropas aportó al ejército confederado. El ejército de la Unión logró hacerse con el control de la mayor parte de los puertos de la costa de Carolina del Norte, con excepción del de Wilmington. La Batalla de Bentonville (1865), que terminó con la derrota de las tropas del general Johnston por el ejército federal al mando del general Sherman, fue la más destacada de las que se libraron en suelo de Carolina del Norte. En 1868 Carolina del Norte fue readmitida en los Estados Unidos tras abolir en su Constitución la esclavitud. El fin de la guerra obligó a reconvertir la economía estatal, ya que el fin de la esclavitud exigió cambiar no sólo el sistema de producción sino el tamaño de las propiedades. Hacia 1880, los niveles de producción de tabaco y algodón recuperaron las cifras de las décadas anteriores. Asimismo, prosperaron industrias dedicadas a la fabricación de muebles y productos textiles donde fueron empleados muchos de los agricultores que abandonaron sus explotaciones.

La depresión económica que comenzó en 1929 (véase Crisis de 1929) golpeó duramente a este estado, por lo que el gobierno federal tuvo que financiar proyectos públicos para paliar sus efectos; fue la Segunda Guerra Mundial el acontecimiento que logró revitalizar definitivamente la economía estatal, dado que la poderosa industria textil se aprovechó de la enorme demanda provocada por las necesidades del ejército. Más recientemente, las autoridades se ven forzadas a facilitar una nueva reconversión económica, debido al peso en la economía de Carolina del Norte de dos sectores en declive: el textil y la industria del tabaco.
Arte y cultura

El estado de Carolina del Norte cuenta con 126 instituciones de educación superior, 74 de las cuales están financiadas, en parte, con dinero público. Entre ellas, las más importantes son la Universidad Carolina del Norte (la primera universidad estatal creada en los Estados Unidos), fundada en 1795 en Chappel Hill; la Universidad Duke, en Durham; la Universidad Shaw, en Raleigh y la Universidad Wake Forest, en Winston-Salem. Asimismo, este estado cuenta con una extensa red de Community College, ‘centros públicos’, donde pueden cursarse dos años de educación superior con una amplia oferta de programas profesionales y vocacionales. En cuanto a la educación elemental, el sistema público de escuelas se creó en 1835. La escolarización en este estado es obligatoria hasta los 16 años.

Entre las instituciones culturales de Carolina del Norte sobresale el Museo de Arte de Carolina del Norte, en la ciudad de Raleigh. Otras dignas de mención son el Museo de Arte Ackland, la Galería de Arte Weatherspoon, el Museo Histórico de Greensboro, el Museo de Historia de Carolina del Norte, el Museo de la Naturaleza de Charlotte, el Museo Catawba de Antropología y el Museo de la Ciencia de Charlotte. Otros lugares de interés histórico y cultural son la isla Roanoke, donde se encuentran los restos del primer asentamiento inglés en América, y los parques donde se conmemoran las batallas de Moores Creek (1776) y Bentonville (1865).

Las organizaciones y asociaciones artísticas más destacadas de este estado son las Orquestas Sinfónicas de Carolina del Norte y de Charlotte, la Compañía de Ópera Nacional, la Asociación de Ópera de Charlotte, el Festival Americano de Danza y la Compañía de Actores de Repertorio.

Carolina del Norte mantiene equipos en dos de las ligas profesionales más populares de los Estados Unidos: los Charlotte Hornets, en la de baloncesto; Carolina Panthers, en la de fútbol americano.

Algunos de los escritores que han ambientado sus obras en Carolina del Norte son: Paul Green (The Lost Colony), Thomas Wolfe (Look homeward angel; The Web and the Rock), Don Tracy (Carolina Corsair), Albion W. Tourgée (A Fool’s Errand), Ernest Seeman (American Gold), James Boyd (Drams; Marching On), Charles W. Chestnutt (The Conjure Woman), Burke Davis (Yorktown) y Anderson Ferrell (Where She Was).

Enlaces en Internet

http://www.census.gov/statab/www/states/nc.txt / Indicadores sociodemográficos (US Bureau of Census).
http://www.bls.gov/eag/eag.nc.htm ; Indicadores económicos (Bureau of Labor Statistics).
http://www.stateline.org/stateindex.cfm ; Información y noticias sobre Estados (Stateline).
http://www.state.nc.us/ ; Página oficial del Estado de Carolina del Norte.

ABR

Carolina del Norte [Estados Unidos]

Fuente: Britannica

So, what do you think ?