Atlas & Maps

Geografía e Historia de Minas Gerais [estado - Brasil]

0

 Estado de Brasil, el más extenso de la región Sudeste, con 588.383,6 km², equivalente al 6,90% del territorio nacional. Cuenta con una población de 17.835.488 habitantes, que reciben el gentilicio de mineiros. Ocupa el quinto lugar en extensión entre los estados brasileños, y el segundo en población, después de São Paulo. Su capital es Belo Horizonte (2.229.697 hab).

Medio Físico

Situado al noroeste de la región Sudeste del país, limita al N y NE con el estado de Bahía, al S con los estados de Río de Janeiro y São Paulo, al E con el estado de Espírito Santo, y al O con los estados de Goiás y Mato Grosso do Sul.

Su relieve está constituido por una vasta altiplanicie, con accidentes orográficos de una media de 800 m de altura, lo que hace que el relieve sea uno de los más accidentados del territorio brasileño. Al S, SE y E se extiende la sierra de Mantiqueira, de la que forma parte la Serra do Chaparão. La zona central se encuentra dominada por las chapadas (mesetas), entre las cuales la principal es la Sierra del Espinhaço, con los macizos de Ouro Preto y de Diamantina. Entre las numerosas elevaciones presentes en el estado, destacan: el pico da Bandeira (2.890 m), el más alto del estado, localizado en la sierra de Mantiqueira); los picos de Cruzeiro (2.861 m) y de Cristal (2.798 m), en la sierra do Chaparão, límite con Espírito Santo; el de Pedra Furada (2.323 m), en la sierra de Mantiqueira, frontera con el estado de Río de Janeiro; el Carapuça (1.955 m), en la sierra del Caraça; el pico de Itacolomi (1.797 m), en las cercanías de Ouro Preto, y el pico de Belo Horizonte (1.390 m), en la sierra del Curral del Rei.

La hidrografía mineira está integrada por tres cuencas principales. La cuenca del Sâo Francisco: principal río del estado, el cual recibe en su curso alto las aguas de los ríos Paraopeba, Abaeté y Velhas; mientras que en su curso medio sus afluentes son el Paracatu, el Urucuiá, el Carinhana y el Verde. Hacia el oeste y suroeste se encuentra la cuenca del Paraná, que se forma de la confluencia de los ríos Grande (frontera con São Paulo) y Parnaíba (frontera con Mato Grosso do Sul y Goiás). El río más importante de esta cuenca, dentro del estado de Minas Gerais, es el São Marco, que señala el límite con Goiás, y hacia el que corren el Parnaíba, el Araguari y Tijuco. A la cuenca Oriental pertenecen los ríos Jequitinhonha, Mucuri, Doce y Pardo. El estado es también rico en fuentes de aguas minerales, tales como: Cazambu, Lambari, São Lourenço, Cambuquira, Poços de Caldas, Araxá, etc.

De acuerdo con su relieve y vegetación, existen en Minas Gerais tres tipos de clima: caliente y húmedo, en las regiones central y nordeste, con una estación seca y otra de lluvias; semi-árido cálido, en las tierras limítrofes con Bahía; y tropical de altura -con veranos calientes y lluviosos, e inviernos frescos- en el valle del Parnaíba y las zonas altas de la Mata. Las temperaturas medias anuales son inferiores a 20 ºC, con precipitaciones que oscilan entre los 1.000 y 2.000 mm.

Población

El censo del año 2000 contabilizó en el estado de Minas Gerais 17.835.488 habitantes, distribuidos en 853 municipios, con una densidad demográfica de 30,31 hab/km2. La población urbana estaba conformada por 14.623.990 habitantes, mientras que la rural se limitaba a 3.211.498 individuos. Las concentraciones urbanas más importantes son: Belo Horizonte, la capital, con 2.229.697 habitantes; Contagem (531.715 hab), Juiz de Fora (443.359 hab), Uberlândia (487.887 hab), Barbacena (103.522 hab), Betim (295.480 hab), Montes Claros (288.534 hab), Ribeirão das Neves (245.143 hab), Governador Valadares (235.881 hab), Uberaba (243.406 hab), Ipatinga (210.777 hab), Santa Luzia (184.026 hab), Sete Lagoas (180.211 hab), Divinópolis (177.729 hab), Ibirité (132.131 hab), Patos de Minas (111.159 hab), Poços de Caldas (130.594 hab), Sabará (111.897 hab), Varginha (103.499 hab). El índice de analfabetismo en el estado es de 18,2% (1991).

Historia

Las excavaciones realizadas en Lagoa Santa (sitio arqueológico situado al norte de la capital estatal), sacaron a la luz los restos más antiguos del hombre americano, el “hombre de Lagoa Santa”, y junto a él, restos de animales prehistóricos ya desaparecidos, que vivieron en la región 25.000 años atrás.

La ocupación del territorio del actual estado de Minas Gerais fue obra de grupos de bandeirantes paulistas que, a partir del siglo XVI, se introdujeron en el interior de las tierras brasileñas en busca de minerales y piedras preciosas. Las primeras poblaciones comenzaron a aparecer a finales del siglo XVII y principios del XVIII. En 1693 se descubrieron las minas de oro en la zona donde hoy se levanta Belo Horizonte, lo cual fue motivo de no pocas disputas y enfrentamientos, el principal de los cuales fue el conocido como Guerra dos Emboabas, que duró dos años (1708-1709); los paulistas se sentían perjudicados por la llegada de nuevos mineros portugueses (a los que llamaban “emboabas”) y otros “forasteros”; tras duros enfrentamientos, los paulistas fueron vencidos, y en 1709 las minas pasaron a manos de los “emboabas”. Este mismo año quedó establecida la capitanía de São Paulo e Minas de Ouro. En 1720, Minas se separó de São Paulo, para convertirse en Capitanía independiente, con capital en Vila Rica (actual Ouro Preto). Era tanta la cantidad de oro encontrada en la zona, que pasó a llamarse Minas Generais. Minas continuó siendo una Capitanía hasta 1808, fecha en que pasó a denominarse Provincia de Minas Gerais. Finalmente, con el establecimiento de la República el 15 de noviembre de 1889, todas las provincias pasaron a llamarse estados, con lo que se conformó el estado de Minas Gerais.

Entre tanto, en las primeras décadas del siglo XVIII, muchos comerciantes recorrían el curso alto del río Doce en busca de palo-brasil, al mismo tiempo que se iba desarrollando la ganadería en los valles de los ríos São Francisco, Paracatu y Parnaíba. En 1729, se encontraron diamantes en Serro Frío, lo cual atrajo otra avalancha de pobladores, que dio origen al nacimiento de poblaciones como Tijuco (hoy Diamantina). También en tierras de Minas Gerais tuvo lugar, en 1789, la primera gran manifestación del ansia del Brasil colonial por independizarse de la corona Portuguesa. El motivo era la continua opresión a la que eran sometidos los mineros y terratenientes por parte de la metrópoli con sus fuertes impuestos. Ello, unido a los aires libertarios traídos de Europa por muchos hijos de ricos propietarios, que iban a estudiar al Viejo Continente, hizo fraguar la idea de la independencia. Fue así como un grupo de intelectuales, mineros, clérigos y militares se unieron bajo el liderazgo de Tiradentes, y provocaron lo que se conoce como la “Inconfidencia Mineira”, o la “Conjuração Mineira”. Delatados por el coronel Silverio dos Reis, los conspiradores fueron tomados presos; ante el peligro de que todos fueran ajusticiados, Tiradentes asumió toda la responsabilidad y salvó a sus compañeros, aunque él acabó por ser ahorcado y descuartizado en público. El poblamiento de las regiones de la Mata y del sur del estado se llevó a cabo con la implantación de extensos cafetales a partir de la segunda mitad del siglo XIX, mientras que en el extremo nordeste (como en el Valle del río Pardo), se llevó a cabo por medio de la expansión de la ganadería.

Minas Gerais es una región profundamente católica, a pesar de que en su primera evangelización no intervinieron las órdenes religiosas, sino solamente el clero secular. En el siglo XVII fue creada la diócesis de Mariana, que se constituyó en arquidiócesis en el siglo XX; su primer arzobispo fue monseñor Silverio Pimenta, primer obispo de raza negra de los tiempos modernos.

Patrimonio artístico

Centros e instituciones culturales

Minas Gerais cuenta con siete universidades federales y una estatal, con diversas sedes en todo el estado. Además existen varias facultades independientes y centros particulares en diversas áreas.

Algunos de sus museos más interesantes son: Museo de Mineralogía, Museo Histórico Abílio Barreto, Museo de Arte, en Belo Horizonte; Museo de Ouro, en Sabará; Museo de Mineralogía, Museo da Inconfidência, Museo de arte religioso y Museu de Aleijadinho, en Ouro Preto; Museo Arquidiocesano, en Mariana; Museo de Arte Sacra y Museo Regional, en São João Del Rey; Museo Padre Toledo, en Tiradentes; Museo del Diamante, en Diamantina.

Monumentos históricos

El estado de Minas Gerais cuenta con una serie de poblaciones que se conocen como las Ciudades Históricas -sin bien algunas son más pueblo que ciudad-. Fueron fundadas a principios del siglo XVIII, en el auge de la explotación minera, por lo cual son también testigos de la riqueza de la época, en su arquitectura y en el arte que guardan sus estancias y museos. Juntas, constituyen uno de los conjuntos más impresionantes de la colonia en América, sólo comparable con las poblaciones que florecieron por la misma época en México. Todas ellas conservan íntegro su casco antiguo, verdaderos monumentos históricos, apenas modificados por las urbanizaciones modernas. Las más significativas son:

-Sabará (17 km al este de Belo Horizonte): entre sus principales monumentos están la iglesia de Nossa Senhora de Ó, la de Nossa Senhora do Rosário dos Pretos (Rosario de los Negros) (o Iglesia Inacabada), la iglesia Matriz de Nossa Senhora da Conceição, la de Nossa Senhora do Carmo, el edificio de la Prefeitura (construcción de 1773) y el teatro (concebido como palacio de la ópera).
-Caeté (cercana a Sabará): conserva bellas iglesias coloniales, con importantes obras de Aleijadinho.
-Ouro Preto (96 km al sureste de la capital): la más importante ciudad histórica de Brasil. Por su inmenso tesoro de arte barroco colonial fue declarada por la UNESCO Patrimonio Cultural de la Humanidad. Algunos de sus monumentos históricos son: el Palacio Municipal, la Casa dos Contos y la Praça Tiradentes. Entre sus trece iglesias coloniales destacan la iglesia de Nossa Senhora do Carmo, la iglesia de São Francisco de Assis y la iglesia Matriz de Nossa Senhora da Conceição.

-Mariana (a 12 km de Ouro Preto): centro colonial perfectamente conservado. Destacan entre sus edificios religiosos la catedral y la basílica da Sé, de São Francisco de Assis y la iglesia do Carmo; entre los edificios civiles, la Prefeitura.

-Congonhas (83 km al sur de Belo Horizonte): contiene un excepcional acervo de escultura barroca, del genial artista Aleijadinho: doce estatuas de profetas en tamaño natural, de piedra, y sesenta y seis figuras de la Pasión talladas en madera; todas ellas dentro del gran complejo Santuario del Bom Jesus do Matozinhos.

-São João Del Rey (187 km al sur de Belo Horizonte): se caracteriza por la riqueza y esplendor de los altares de sus templos -la catedral de Nossa Senhora do Pilar, la iglesia de S. Francisco de Assis, la iglesia do Carmo, la iglesia de Nossa Senhora das Merçês-, el Palacio Municipal, la Casa da Fundição y el Teatro Municipal.

-Tiradentes (a 15 km de São João Del Rey): conserva intactas sus casas, calles e iglesias barrocas: la iglesia Matriz de Santo Antônio, la iglesia da Nossa Senhora do Rosario dos Pretos (de los Negros).

-Diamantina: entre las ciudades históricas, es la más alejada de Belo Horizonte (280 km al norte). Cuenta con ocho iglesias coloniales de estilo barroco, entre las que sobresalen la catedral de Santo Antônio, la iglesia do Carmo y la iglesia do Rosário. Conserva también las típicas calles coloniales, como la Rua Bugalhau, y otros edificios civiles, como la Prefeitura, la Casa de Muxarabié y la Casa da Glória.

-Serro (a 210 km al noreste de Belo Horizonte y a unos 80 km al sur de Diamantina): curioso pueblo (11.784 hab) que guarda todo el sabor de la colonia (seis iglesias coloniales), los edo los edificios más llamativos son la casa del Barão de Diamantina y la iglesia Matriz.

Atractivos turísticos

Además de las ciudades históricas ya reseñadas, otro gran atractivo turístico de Minas Gerais es el Circuito de las Aguas, así conocido el conjunto de ciudades-balnerio, localizadas al suroeste de Belo Horizonte: Cambuquira, São Lourenço (con espectaculares paisajes a su alrededor), Caxambú (11 fuentes de aguas alcalinas, gaseosas y sulfurosas), Lambarí y Poços de Caldas (siete fuentes que hacen de la estancia una de las más atractivas de Brasil). Todas ellas son famosas por las propiedades terapéuticas de sus aguas.
-Araxá: estancia hidromineral localizada a 367 km al oeste de Belo Horizonte. Está considerada como una de las mejor dotadas de América Latina.

Otros puntos de interés turístico son las grutas y cuevas, y las represas. Entre las primeras merece la pena mencionar algunas como:

-Gruta de Maquiné: situada en el municipio de Cordisburgo (a 6 km de la ciudad), a 130 km de Belo Horizonte. Descubierta en 1830 por el naturalista Peter Wilhelm Lund, tiene 650 m de extensión, de los cuales 440 pueden ser visitados por el público. Posee seis grandes salas con bellísimas formaciones de estalactitas y estalagmitas. Es la cuve más grande de Minas y en su interior también se encontraron restos humanos y de animales prehistóricos.
-Gruta da Lapinha: fenómeno de admirable belleza, en el municipio de Lagoa Santa. Formada según se cree hace unos 900 millones de años, tiene 511 m de extensión y 40 m de profundidad, y alberga en su interior dieciséis fantásticos salones. En ella se encontró el cráneo del “Hombre de Lagoa Santa”, que se supone habitó la región hace 10.000 años. También se encontraron fósiles de animales prehist´rocios, como el tigre dente de sabre, y el tatu gigante.
-Gruta Rei do Mato: se encuentra en la ciudad de Sete Lagoas, a 62 kilómetros de Belo Horizonte. De sus 998 m de extensión, sólo se visitan unos 220 m. En el Salão das Raridades se encuentra una serie de columnas idénticas, paralelas, formadas por cristales de calcita, con un diámetro de 30 cm y más de 20 m de altura, que recuerdan formaciones parecidas en las Cuevas de Altamira en España.

En lo que respecta a las represas (barragem), son de destacar las de Barragem de Furnas, en el río Grande, y Barragem de Três Marias, en el municipio de Barreiro Grande. Ambas disponen de infraestructura hotelera y de facilidades para la pesca deportiva.

Entorno natural

Minas Gerais cuenta con las siguientes Áreas de Protección Natural:
-Parque Nacional de Caparaó: 25.000 hectáreas, situado al oeste del estado, en el límite con Espírito Santo. En él se encuentran algunos de los parajes más llamativos de Brasil. También forma parte de su relieve el Pico da Bandeira (2.890 m).
-Parque Nacional do Itatiaia: localizado al sur este del estado, muy cerca del punto limítrofe con los estados de São Paulo y Río de Janeiro. Creado en 1982, cuenta con un área aproximada de 30.000 ha, y afecta a los municipios de Itatiaia, Resende, Itamonte, Alagoa y Bociana de Minas. Su relieve es bastante accidentado, pues abarca desde los 700 m hasta los 2.787 m (su máxima altura es el Pico de Itatiaiaçu).
-Parque Nacional Grande Sertão Veredas: abarca un área de 84.000 ha, con un perímetro de 150 km. Fundado el 12 de abril de 1989, está localizado al norte del estado, en los municipios de Formoso, Arinos, Januária y São Francisco, además del municipio de Cocos (sur de Bahía), en las coordenadas geográficas de 15º 06′-15º 25′ de latitud S y 45º 37′-46º 03′ de longitud O. Se halla ubicado en el Chapadão Central, que divide las vertientes de los ríos São Francisco e Tocantins.
-Parque Nacional da Serra da Canastra: creado en 1972, recibe su nombre de la forma de canasta, o baúl, que la sierra presenta al ser vista de lejos. Está situado al suroeste del estado, en la divisoria de aguas de los ríos Paraná y São Francisco. Cubre una superficie de 71.525 ha, y afectan a terrenos de los municipios de São Roque de Minas, Sacramento y Delfinópolis.

Personajes célebres

Algunos de los personajes ilustres que el estado de Minas Gerais ha dado al país son:
Antonio Francisco Lisboa, (1738-1814), escultor, arquitecto y decorador; José Joaquim Emérico Lobo de Mesquita, músico, organista y compositor; Tiradentes (Joaquim José da Silva Xavier) (1748-1792), héroe nacional y patriota, precursor del movimiento insurgente contra Portugal; Afonso Augusto Moreira Pena (1847-1909), presidente de la República de 1906 a 1909; Wenceslau Braz Pereira Gomes (1868-1966), presidente de la República de 1914 a 1918; Alberto Santos Dumont (1873-1932), aeronauta y constructor de dirigibles; Artur da Silva Bernardes (1875-1955), presidente de la República de 1922 a 1926); Carlos Justiniano Riveiro Chagas (1879-1934), científico, descubridor de la enfermedad de “Chagas”; Carlos Drumond de Andrade (1902-1987), poeta, cuentista y cronista; Juscelino Kubitschek (1902-1976), presidente de la República en el período 1956-1962, época de la construcción de Brasilia; Tancredo Neves (1910-1985), presidente electo de la República (1985; no llegó a desempeñar el cargo); Lygia Clark (1920-1988), escultora y pintora, integrante del grupo de renovación artística de 1940; Darcy Ribeiro (1922-1997), antropólogo, educador y político; Rubem Fonseca (1925- ), cronista y novelista; Autran Dourado (1926- ), escritor; Pelé (1940- ), futbolista, conocido como “O Rei” del fútbol.

Economía

El estado de Minas Gerais se disputa con el de Río de Janeiro el segundo puesto en la economía de Brasil, después de São Paulo. Sobresale, en primer lugar, por su industria, la cual equivale al 10% del Producto Interno Bruto de Brasil. En este campo destaca la producción de automóviles (30% nacional), acero (38%), hierro (53%), cemento (25%). En cuanto a la producción ganadera, posee la mayor cabaña bovina del país, con el 13% del total nacional, siendo el mayor productor de leche (32% nacional), y el abastecedor de carne, leche y productos lácteos a los grandes centros de consumo de São Paulo y Río de Janeiro. Se han adaptado y cruzado razas de otros lugares, con especial éxito en la raza hindo-brasileña. Su producción agraria representa casi la mitad de la producción nacional de café, destacando, además, en la producción de abacaxí (34%), batatas (27%), ajo (21%), cereales (maíz (10%), trigo, arroz), leguminosas (fréjol 12%, soya), algodón, tabaco, eucalipto, pino, caña de azúcar, cacao, frutas, legumbres y verduras. Mención aparte merece la mandioca, que se cultiva a gran escala en el estado. Otro de los aspectos básicos de la economía de Minas Gerais es la explotación minera, tanto que el 80% de los minerales que exporta Brasil, proceden de este estado. Esto ha posibilitado la aparición del gran parque siderúrgico integrado por las empresas Belgo-Mineira, la Mannesmann, la Acesita (Aceros Itabira) y la Usiminas (Usinas Siderúrgicas de Minas Gerais), a lo largo del río Doce. Posee, además, explotación de minerales preciosos, como el oro y la plata, y minerales no metálicos, como los diamantes, la agrila, la gipsita, el cuarzo y el rubí.

Desde el punto de vista geográfico y productivo, se distinguen las siguientes regiones: la zona de la Mata (Bosque) donde se encuentran las ciudades de Juiz de Fora, Barbacena y Leopoldina; el Triángulo Minero, con las ciudades de Uberaba, Uberlãndia y Araxá; la región aurífera, con Ouro Preto, São João del Rey, Sabará y Matriana; la planicie del Alto Río Grande, con las estancias mineras de Poços de Caldas, Caxambu y São Lourenço; el valle del Río Doce, con la ciudad de Governador Valadares, y el valle del Jequitinhonha, donde se asienta la ciudad de Montes Claros.

En el área de Itajubá (unos 410 km al suroeste de Belo Horizonte), se encuentran algunas empresas de importancia nacional, como la fábrica de helicópteros Helibras, y la fábrica de armas Taurus Eletrônica. La industria electrónica, por su parte, se concentra en Santa Rita do Sapucaí, a pocos km de Itajubá.

Las exportaciones de Minas Gerais representan el 13% de las exportaciones nacionales, y se centran en productos como automóviles, repuestos para vehículos, hierro, acero y café. Para sus exportaciones se sirve principalmente del puerto de Vitória. Para sus transportes, MInas Gerais cuenta con 6.136 km de vía férrea, y más de 220.000 km de carreteras.

Fiestas y folclore

Algunas de las fiestas más significativas del estado son:
-Folia de Reis: los reyes magos recorren el pueblo, festejando con danzas y músicas con los dueños de las casas (Sabará, Uberaba y Patos de Minas).
-Festa do Divino: se celebra en julio, y tiene como centro la tradición de las procesiones (Diamantina, Serroy Minas Novas).
-Festa do Rosário: en honor de la patrona de los esclavos negros (Diamantina y Araçuaí).
-Semana Santa: escenificaciones bíblicas y la “quemada del Judas” (Ouro Preto, Diamantina, Congonhas, São João Del Rei y Tiradentes).
-Cavalhadas: representación de luchas entre moros y cristianos (Amarantina, Morro Vermelho, Mateus Leme, Januária y Passos).
-São Gonçalo: fiestas en honor del santo a lo largo de todo el año.
-Congadas (danza popular de los negros): conocidas también como “Reinado” o “Reisado do Rosário”, tuvieron su origen en la antigua capital de Minas Gerais, Ouro Preto. Hoy son características de Belo Horizonte, Sete Lagoas, Montes Claros, Raposos y Oliveira.

La leyenda del Congado cuenta que un esclavo traído de África, de nombre Francisco, perdió en el viaje a su esposa y a todos sus hijos menos uno. Francisco comenzó a trabajar en la antigua Vila Rica (hoy Ouro Preto), y con los ahorros de su trabajo logró la manumisión, primero de su hijo, y luego la propia y la de todos sus compañeros, quienes le empezaron a llamar con el apodo de “Chico-Rei”. Unidos a él, adquirieron la mina de Escandideira, con lo cual fue en aumento el prestigio de Chico-Rei sobre la gente de su raza. Organizaron la Hermandad del Rosario de Santa Efigenia y, con sus propios recursos, levantaron la Iglesia del Alto de la Cruz. Dos veces al año, en la fiesta de los Reyes Magos (enero), y en la fiesta del Rosario (octubre), se celebraban grandes solemnidades, en las que el Chico-Rei era el centro de la fiesta, ataviado de su cetro y corona, acompañado de su esposa-reina, de los príncipes y dignatarios de su realeza, que lucían ricos y esplendorosos mantos. Todo el cortejo iba rodeado de músicos y danzantes, que batían tambores, caxambus y marimbas, al tiempo que entonaban letanías. Las fiestas fueron generalizándose con el nombre de “Reisadas”. Así es como tuvieron origen las celebraciones de las congadas.

Gastronomía

Entre los platos típicos de Minas Gerais se encuentran: el tatú a mineira, el más típico de todos; está confeccionado a base de cerdo asado, acompañado de tutú (salsa preparada con judías machacadas con harina de mandioca) y couve (salsa hecha a base de verduras parecidas a las espinacas); feijão tropeiro (“judías de mulero”), originario del siglo XVIII; frango (pollo) con quiabo, pollo asado con quingombó (una planta típica de América); carne picadinha , sencillo guiso de carne de vaca o cerdo. Son especiales también sus dulces y postres, como el doce de leite, o el brigadeiro, extraordinario postre de chocolate. Como sobremesa es típico el queijo de Minas com doce de leite (“queso de Minas con dulce de leche”). Y como bebida, la famosísima cachaça mineira (aguardiente de melaza); inventada en los primeros años de la colonización, es también utilizada como remedio popular, y forma parte esencial del tradicional cóctel brasileño: la caipirinha.

CCG.

MINAS GERAIS [ESTADO - BRASIL]

Fuente: Britannica

So, what do you think ?