Atlas & Maps

Geografía e Historia de Mucugê [Brasil]

0

 Municipio histórico del Nordeste de Brasil, perteneciente al estado de Bahia, con un área total de 2.455 km2, y una población de 13.675 habitantes (censo 2000), de los cuales 10.362 son moradores del área rural.

La sede del municipio, la ciudad de Mucugê, se sitúa en medio de altas sierras, a 984 m de altitud, y a 448 km al oeste de Salvador, capital del estado. El pequeño núcleo urbano se encuentra en medio de una región predominantemente agrícola, muy cerca del límite del Parque Nacional de la Chapada Diamantina. Se cree que fue en Mucugê donde aparecieron las primeras piedras que dieron origen al ciclo del diamante en la región. Testimonio de la época de su prosperidad es su conjunto arquitectónico colonial, que forma parte del Patrimônio Histórico Nacional. Su nombre se debe a la abundancia en la región de una fruta de nombre mucugê.

Medio físico

Localizado al este de la Chapada Diamantina, en pleno “Polígono das Secas”, el municipio de Mucugê cuenta con un relieve bastante accidentado, teniendo como punto culminante la Serra Ventania, con 1.400 m de altura.

Está regado por los ríos Mucugê (afluente del Combucas-Paraguaçu) y Paraguaçu, antes de su unión con el río Preto.

Tiene clima tropical semi-húmedo, con temperatura media de 19,5 ºC, y un período lluvioso que va de noviembre a enero, siendo su pluviosidad de 1.139 mm de promedio anual.

Historia

La ciudad de Mucugê debe su origen a la extracción de diamantes, cuyas minas fueron descubiertas en el río Mucugê en 1822, y comenzadas a explotar en 1844. Garimpeiros procedentes de Rio de Contas (región aurífera), de Macaúbas y, en general, de Minas Gerais, plantaron sus campamentos en la margen izquierda del río Mucugê, dando así inicio al asentamiento humano del que se derivó la actual ciudad, conocida en un principio como Mucugê de Paraguaçú. Fundada oficialmente en 1844, poco tiempo después contaba con una población de unos 12.000 habitantes. En 1947, se creó la freguesia de São João de Mucugê, al mismo tiempo que era constituida la Villa y municipio de Santa Isabel do Paraguaçú, desmembrándose del municipio de Minas do Rio de Contas. (La localidad recuperó el nombre de Mucugê en 1917). Más adelante, Mucugê originó los municipios de Lençóis (1856) y Andaraí (1878).

El crecimiento desordenado del núcleo poblacional de Mucugê, hizo que el flujo de aventureros desviara su atención hacia los otros puntos mineros del entorno, como Campos de São João, Lençóis, Arraial das Palmeiras, Andaraí y Xique Xique de Igatú.

A finales del siglo XIX, con el descubrimiento de las minas de diamantes de Sudáfrica, cayó el precio de los mismos, con lo que toda la zona diamantina sufrió una fuerte regresión, que se prolongó durante las primeras décadas del siglo XX. Mucugê se dedicó entonces a las actividades agrícolas, destacando la explotación de Sempre-viva (‘siempreviva’), planta que se exportaba en grandes cantidades a Europa como artículo decorativo.

Patrimonio artístico

Mucugê posee un patrimonio histórico-arquitectónico importante, que data de la época de la consolidación urbanística, es decir, de mediados del siglo XIX. Básicamente, la ciudad conserva el eje urbanístico original, consistente en un trazado en forma de “L”, con sendas plazas en sus extremos. A lo largo de este eje se concentra el 90% de las construcciones históricas, todas ellas con la característica de su simplicidad, en la que se refleja la posición social y profesional de sus propietarios. Suelen tener dos niveles: abajo funcionaba un establecimiento comercial, y la parte superior era destinada a residencia.

A las afueras de la población, en las faldas del cerro do Cruzeirão, se encuentra el Cementerio Santa Isabel (Bizantino), quizás el más valioso y pintoresco testimonio histórico, arquitectónico y paisajístico de la Chapada Diamantina. Fue creado en 1855, a raíz de una peste de cólera que azotó a la región. Destaca por la variada y llamativa decoración de los mausoleos, con decoraciones que imitan las formas de las iglesias de diversos estilos (gótico, románico, bizantino, etc.). Se aprecia la pompa de las tumbas de las familias más ricas allí enterradas.

Otros de sus emblemáticos monumentos son: la Iglesia de Santa Isabel, construida por esclavos durante la época dorada de los diamantes, y el Edificio del Archivo Público, en el que también funciona un auditorio.

Flora y fauna

El municipio de Mucugê constituye una microrregión húmeda dentro de la Chapada diamantina, por lo cual posee un clima y una geografía que le proporcionan una vegetación rica en especies endémicas. En sus recónditas sierras se refugian algunas especies de animales en peligro de extinción. De sus valles y laderas nace el 50% de las corrientes de agua del estado de Bahia, como los ríos Paraguaçú, Capivari, Jaquípe, de Contas, etc. Su potencial ecológico atrae estudiosos de varios campos de la ciencia y de diversas partes del mundo. Dentro de la jurisdicción del municipio se encuentra el 52% de la superficie del Parque Nacional de la Chapada Diamantina, de hecho, pertenecen al municipio varios de los lugares más atractivos del mismo, tales como:

Cachoeira das Andorinhas (‘Cascada de las Golondrinas’): considerada uno de los puntos de mayor belleza del Parque Nacional. Nace entre dos montañas, y sus aguas se deslizan sobre las rocas en forma de escalera, formando a su caída una hermosa piscina natural.

Sibéria: lugar ubicado en la zona de los Caldeirãos Diamantinos, entre los que destacan Caldeirão de Deli, Caldeirão de Militão, Caldeirão de Zé Marques y otros, de los que se extraían grandes cantidades de diamantes. En el lugar se encuentra también la Cachoeira da Sibéria.

El municipio de Mucugê posee igualmente las reservas naturales Sempre-Viva y Piabinha. La primera está localizada en el curso del río Combucas, a 5 km de la sede municipal; sus hermosos paisajes refrescados por numerosas cascadas y riachuelos, la convierten en un rincón paradisíaco. La Reserva Piabinha se encuentra en el curso del río homónimo, en torno a la Cachoeira Piabinha, que corre sólo en las épocas de lluvia. En sus aguas se encuentra una pez de tamaño minúsculo, del cual se deriva el nombre del lugar.

En el relieve de Mucugê destaca también la Serra Sandália Bordada: de hermosa topografía, destacando el encauzamiento del río Mucugê entre paredones de 20 m de altura, al pie de los cuales se forman raudales y cascadas.

El punto conocido como Mar de Espanha, allí donde el río Combucas desagua en el Paraguaçú, famoso por la gran cantidad de diamantes que proporcionó en su época.

Economía

Se basa fundamentalmente en la agricultura, la ganadería y el turismo. Actualmente el municipio es una importante zona de horticultores, destacando entre sus productos agrícolas el café y la batata de excelente calidad.

El turismo ofrece un gran potencial de ingresos, que cuenta entre sus principales atractivos con buenas muestras de arquitectura colonial, y las rutas ecológicas hacia el Parque Sempre-Viva, al Mirador del Cementerio, a Mar de Espagha, a Siberia y a la Cachoeira das Andorinhas.

El Proyecto Sempre-viva, está pensado para regular la explotación de la flora, especialmente la siempreviva, de forma que se garantice la salvaguarda del ecoturismo y el desarrollo sostenido.

Fiestas y folclore

Mucugê celebra las fiestas de San Antonio (13 de junio) y de San Juan Bautista (24 de junio); el Carnaval Anticipado (una semana antes de la fiesta); el Aniversario de la Ciudad (17 de mayo), con desfile y bailes folclóricos; y la Fiesta de Reis de Bois: danzas y cantos por las calles de la ciudad, con personas disfrazadas de animales, guiadas por el boi (‘el buey’). En septiembre se celebra el Día de la Primavera, y en noviembre, el Día de Difuntos, con especial realce para la visita al cementerio de Santa Isabel.

Curiosidades

Cuenta la tradición que el primer diamante de la región fue encontrado accidentalmente el día 25 de junio de 1844 por Cristiano Pereira do Nascimento, mientras se lavaba las manos en el riachuelo de las Combucas. Cristiano era ahijado de José Pereira do Prado, el “Cazuza do Prado”, un coronel con gran poder en la región. En vistas del hallazgo, un grupo organizado por Cazuza do Prado exploró la región recogiendo muchos diamantes. El secreto, celosamente guardado por los participantes de la expedición, sólo fue revelado cuando uno de los trabajadores que trataba de vender un diamante, fue acusado de haber asesinado a un minero, viéndose obligado, para salvar su vida, a revelar el lugar donde había encontrado la piedra preciosa.

CCG.

MUCUGÊ [BRASIL]

Fuente: Britannica

So, what do you think ?